06 de septiembre de 2020
06.09.2020
Apertura del año judicial

Delgado propone cambiar el control judicial del internamiento de ancianos

Anuncia que dictará unas instrucción a los fiscales sobre la ocupación y usurpación de viviendas

07.09.2020 | 11:45
Dolores Delgado durante su discurso.

La fiscala general del Estado, Dolores Delgado, ha propuesto en su discurso ante el rey Felipe VI una reforma de los "mecanismos de control judicial de los internamientos de personas mayores o con discapacidad ingresadas en centros residenciales o sociosanitarios cuando no puedan decidirlo por sí mismas". Delgado añadió que "los acontecimientos últimos", en referencia al covid-19, "han convertido en asuntos de enorme actualidad y cuya solución deviene inaplazable".

De esta forma, la fiscala general anunciaba la principal propuesta de cambio que, como todos los años, incluye la memoria anual del ministerio público, que por primera vez en décadas no se facilitó a la prensa hasta que dio comienzo el acto con el que el año judicial queda abierto. La explicación ofrecida ha sido la pandemia que marcó todo el acto en el que todas las personalidades asistentes llevaron la correspondiente mascarilla y guardaron la distancia de seguridad.

Tras recordar a las víctimas del covid, Delgado mencionó las investigaciones penales y tutitivas (las que ejercen por lo Civil para proteger a los más vulnerables) se habían abierto en residencias de ancianos y de personas con discapacidad, cuyo internamiento a través de control judicial debe modificarse.

Ocupación de viviendas

La fiscala general del Estado recordó que la memoria de la fiscalía debe acercarse también al sentir de la ciudadanía, porque la Fiscalía "trabajo por y para la ciudadanía", así que consciente de la preocupación que suscita en la ciudadanía la ocupación y usurpación de viviendas, hará que en los próximos días dicte una instrucción para coordinar la actuación de los fiscales de toda España.

La fiscala general también se refirió a la sentencia de la Manada, en la que destacó que el criterio impuesto por el Tribunal Supremo en casación era el que defendía el ministerio público, consistente en condenar por un delito de agresión o abuso por cada uno de los condenados. Como no podía hacer lo mismo en el juicio del 'procés', en el que los fiscales defendieron la rebelión y el tribunal condenó por sedición, se limitó a destacar la "doble publicidad" con la que se había realizado el procedimiento al retransmitirse por televisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook