25 de junio de 2020
25.06.2020
Cataluña

Los políticos presos proponen al PDECat crear un solo partido bajo la marca JxCat

Rull, Turull y Forn, con el apoyo del 'exconseller' Lluís Puig, trasladarán la oferta a la dirección

26.06.2020 | 07:53
Rull, Sànchez y Turull participan desde la cárcel en el acto final de campaña de Junts per Catalunya de las elecciones del 2019.

La dirección del PDECat tendrá este viernes sobre la mesa una propuesta política de los 'exconsellers' presos Josep Rull, Jordi Turull y Joaquim Forn, con el apoyo del también 'exconseller' Lluís Puig, para resolver el encaje de espacios en la posconvergencia. La oferta, según fuentes consultadas, se basa en la creacion de una nueva formación política entorno a Junts per Catalunya, sin cuotas y partiendo de cero, por parte de todos los actores implicados.

Esta oferta se someterá a debate de la dirección del PDECat que se reune este viernes para debatir de forma preferente la difícil situación actual entre los actores de este espacio (el mismo PDEcat, la Crida Nacional per la República que impulsa el 'expresident' Carles Puigdemont y el propio Sànchez) dada la cercanía de las elecciones catalanas y la falta de acuerdo entre la dos grandes sensibilidades: la que defiende la pervivencia del PDECat en cualquier operación electoral y los que apuestan por una disolución de este partido en el marco de la marca Junts per Catalunya bajo el liderazgo indiscutible de Carles Puigdemont.

Fuentes de la dirección del PDECat consultadas sobre esta oferta de los presos han reaccionado con frialdad, recordando que en su día Puigdemont ya pidió sin éxito al conjunto del independentismo disolverse en el seno de la Crida.

Reunión intensa

La iniciativa de los líderes independentistas presos es un gesto más en el conjunto de movimientos internos entre familias y sectores, dado que en el seno del PDECat existe una parte de los cuadros descontentos con su dirección y partidarios de poner al partido al servicio de Puigdemont. Enfrente, una gran parte de la dirección que reivindica mantener el partido vivo aunque se use la marca de Junts per Catalunya (que es una marca registrada por el propio PDECat), y que ofrece a Puigdemont y la Crida una posible coalición electoral. Esta dirección reivindica mantener el espacio ideológico centrista y no transformar este espacio en una candidatura transversal ideológicamente y sin el peso específico de la antigua Convergència.

En cambio, Puigdemont y Jordi Sànchez son partidarios de una integración en un único espacio sin cuotas, que sea ideológicamente diverso. Esta propuesta nace en buena medida por la discrepancia de los independientes de la Crida y de JxCat respecto a todo lo que esté relacionado con la antigua Convergència, en un momento en el que siguen aflorando las consecuencias de la corrupción del Palau de la Música y de CDC, con la entrada esta misma semana en la cárcel del extesorero convergente Daniel Osácar.

La reunión de la dirección del PDECat se prevé intensa dado que el calendario electoral sigue corriendo, a la vista de que el Tribunal Supremo se reunirá el 17 de septiembre para evaluar la sentencia del TSJC contra el 'president', Quim Torra, de 18 meses de inhabilitación por desobediencia tras colgar una pancarta en apoyo de los presos independentistas en etapa electoral. Si el Supremo avala la sentencia inicial, Torra debería abandonar la presidencia y la legislatura acabaría salvo que se lograra investir a otro candidato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook