02 de abril de 2020
02.04.2020
Crisis del coronavirus

El respirador andaluz pasa también con éxito su segundo ensayo con un paciente

El proyecto debe superar dos últimos pasos antes de lograr el aval de la Agencia del Medicamento

02.04.2020 | 22:41
Un modelo del respirador diseñado en Málaga.

El respirador artificial para pacientes con coronavirus diseñado en Andalucía se ha sometido este jueves a su segundo ensayo con un paciente real con resultado exitoso, uno de los pasos antes de empezar a fabricarlo con una previsión de 50 unidades semanales.

Fuentes sanitarias han informado a EFE de que el enfermo ha mejorado tras usar el aparato, un resultado satisfactorio que se ha recibido con euforia entre los profesionales malagueños que trabajan contrarreloj en el nuevo equipo durante esta crisis sanitaria.

Eran precisos dos ensayos clínicos y este se suma al practicado a una paciente el pasado lunes en el Hospital de Antequera (Málaga), que se prolongó durante cuatro horas y diez minutos y permitió comprobar el correcto funcionamiento del respirador en ventilación y oxigenación de la enferma.

Tras los ensayos, quedan pendientes unas validaciones técnicas y la realización de un cuarto prototipo para su aprobación definitiva por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.

Con ese visto bueno, se procedería a su fabricación en serie e inmediatamente se suministraría a los hospitales para atender necesidades ante el pico de casos que se prevé para los próximos días, según anunció la Junta de Andalucía este miércoles

El nuevo dispositivo de este proyecto, denominado 'Andalucía Respira', usa piezas estándar de las que no hay carencia y para las que se está en proceso de acopio.

Se trata de un "dispositivo de guerra" para una situación de escasez de recursos como la actual; que no tiene tantos sensores ni capacidad como las de los respiradores comerciales, ni debe ser la primera elección en caso de que haya de los convencionales.

El plan de industrialización prevé fabricar al menos 300 unidades y Jaén, Sevilla, Málaga y Cádiz son las cuatro provincias andaluzas donde está previsto producirlos.

Desde el Gobierno central y otros países se han interesado por este prototipo surgido de la colaboración entre grupos de investigación, el sistema andaluz de salud y la universidad, todo ello pivotado sobre el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA).

Fuentes del proyecto aseguraron días atrás que todo estaba dispuesto para empezar a fabricar de inmediato unos 80 primeros respiradores en la fábrica de Fujitsu en Málaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook