08 de enero de 2020
08.01.2020
Choque diplomático

Bolivia pide a España un informe sobre los agentes envueltos en el incidente diplomático

La Fiscalía del país inicia los trámites para solicitar que Iglesias y Zapatero comparezcan como testigos

08.01.2020 | 23:07

La Fiscalía General del Estado de Bolivia envió una nota a la Cancillería del país para solicitar un informe a las autoridades de España sobre la presencia de los agentes que estuvieron implicados en el incidente que derivó en la expulsión de dos diplomáticos españoles y la embajadora de México.

"La Fiscalía General ha enviado una nota a la Cancillería para que, por vía diplomática, comunique a las autoridades españolas la remisión de un informe oficial señalando las identidades de estas personas, con qué pasaporte ingresaron a territorio boliviano", señaló este miércoles el fiscal general boliviano, Juan Lanchipa.

También se busca conocer "qué autoridad solicitó la presencia de este grupo especializado y sobre todo el motivo por el cual se hizo presente este grupo del GEO (Grupo Especial de Operaciones) en nuestro país", dijo Lanchipa, citado en un comunicado de su oficina.

La Fiscalía boliviana anunció el pasado viernes el inicio de una investigación para verificar si estos funcionarios españoles entraron y permanecieron en Bolivia con pasaportes falsos, lo que supondría una vulneración a la soberanía del país, según el Ministerio Público.

El Gobierno interino de Bolivia decidió el pasado 30 de diciembre declarar personas no gratas a los diplomáticos españoles Cristina Borreguero y Álvaro Fernández, junto a otros funcionarios y la embajadora de México, María Teresa Mercado.

El motivo fue la visita el pasado 27 de diciembre de los diplomáticos españoles acompañados, según el Gobierno boliviano, de individuos "encapuchados" y "presumiblemente armados" a la residencia de la embajada de México en La Paz donde están asiladas exautoridades del Ejecutivo de Evo Morales.

El suceso fue interpretado por el Gobierno interino boliviano como un intento de evacuar a esos exfuncionarios, algo que el Ejecutivo español ha negado en todo momento, al asegurar que se trató de una visita de "cortesía" y que los diplomáticos iban acompañados de "personal de seguridad" para su propia protección.

El Gobierno español expulsó el mismo 30 a tres diplomáticos bolivianos acreditados en España "en reciprocidad al gesto hostil" del Ejecutivo interino boliviano de expulsar a la delegación española implicada en el incidente.

Tras las tensiones, el Gobierno interino boliviano decidió designar a su vicecanciller, Gualberto Rodríguez, nuevo encargado de Negocios en España con el fin de superar los roces.

De la misma forma, la presidenta Áñez felicitó al jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, después de su elección en el Congreso de los Diputados y le manifestó su "disposición" a fortalecer las relaciones entre ambos países. 

Petición sobre Iglesias, Zapatero, Errejón y Monedero


Además, la Fiscalía ha iniciado los trámites para pedir la comparecencia como testigos, entre otros, del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

El Ministerio de Gobierno a cargo de Arturo Murillo presentó hace unos días un memorial ante la Fiscalía General del Estado solicitando que se cite para tomar declaración informativa en relación a estos hechos a personalidades españolas como Iglesias, el cofundador de la formación Juan Carlos Monedero, el líder de Más País, Iñigo Errejón, o Zapatero, entre otros.

"Al respecto de este memorial, hemos derivado a la Fiscalía Departamental de La Paz para que, mediante cooperación internacional, tome las acciones necesarias y cite en calidad de testigos a estas personas que se menciona en el memorial para que brinden la información requerida", ha explicado el fiscal general bolivariano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook