15 de octubre de 2019
15.10.2019
Memoria histórica

Llevarán la exhumación de Franco a la Junta Electoral por "electoralista"

La Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos pedirá retrasar el traslado de los restos por su impacto en la campaña del 10-N

15.10.2019 | 20:10
Cuenta atrás en el Valle de los Caídos para exhumar a Franco

La Junta Electoral Central se convertirá en la última instancia ante la que recurrir para las asociaciones y particulares que se oponen a la salida de los restos de Franco de su actual emplazamiento, en un intento de retrasar la exhumación.

La base argumental de su recurso será el impacto que tiene sobre una campaña electoral que consideran ya en marcha. La Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos -parte de la red de oposición a la exhumación que lidera la Fundación Francisco Franco- ultima un escrito que presentará estos días ante el órgano arbitral que vigila la pureza de la campaña

La Junta Electoral ya se pronunció contra un recurso de Vox el pasado viernes 11 con parecida argumentación, que pedía la suspensión del acuerdo del Consejo de Ministros, y la formación de extrema derecha prepara un recurso contencioso administrativo contra esa decisión

Pablo Linares, presidente de la asociación y nieto de Antonio Clemente, republicano socialista que trabajó en la construcción del monumento, explica: "Pedimos que se aplace la ejecución de la exhumación hasta que haya un gobierno que no esté en funciones, porque mucho nos tememos que hacerlo con la celeridad con que lo está haciendo el Gobierno de Pedro Sánchez obedece solo a una cuestión puramente electoralista".

Según Linares, motiva su petición también el impacto de la sentencia del 'procés', "pues el país no está estos días en las condiciones de estabilidad que se necesitan para ejecutar esta otra sentencia del Supremo, la de la exhumación, que parece hecha a medida, pues no se han tenido en cuenta ninguno de los argumentos que ha presentado la defensa".

Indignados

Esta iniciativa sucede en el tiempo a otra puesta en marcha por la familia Franco y su abogado, Luis Felipe Utrera-Molina. Este lunes presentaron ante el Ejecutivo una petición para que, cuando sean trasladados, a los restos de Franco se le rindan honores militares.

La iniciativa tiene respuesta frontal de los familiares de republicanos enterrados en el Valle. La presidenta de la asociación que reúne a ese colectivo, Silvia Navarro, denuncia que la sola formulación de esa petición "hiere a quienes descendemos de personas que fueron enterradas allí sin ninguna posibilidad de honor".

Para Navarro la petición no tiene fundamento, pues obvia "el origen, lo que llevó a Franco a la jefatura del Estado, que no es más que un acto ilegítimo, un golpe militar".

Navarro es sobrina nieta de José Antonio Marco Viedma, secuestrado y fusilado el 2 de septiembre de 1936. Para esta activista de la Memoria Histórica, el intento de la familia Franco de conseguir honores para su abuelo "es una provocación y una ocurrencia más, otra, que pretende retrasar lo inevitable, recogido en una sentencia del tribunal Supremo".

Queja de los funcionarios

Entre tanto, el Valle de los Caídos permanece cerrado a las visitas, salvo las de personal externo asociado a los trabajos de exhumación. Ayer estuvieron en la zona técnicos de Patrimonio Nacional, según fuentes de la entidad, que no precisan su cualificación, pero no los trabajadores habituales del complejo, que están "francos de servicio".

La rama del sindicato CSIF con representación en Patrimonio Nacional emitió este lunes una nota interna en la que se pregunta si el cierre del recinto ordenador por el Gobierno es un "cierre patronal".

Este martes, según las previsiones del lunes en el colectivo de trabajadores del Valle, los empleados públicos deben acudir allí a fichar. La nota de la CSIF protesta por que el Gobierno no informara al Comité de Empresa el viernes pasado de la decisión "de este cierre del centro de trabajo", lo cual causa "indefensión a los empleados públicos".

Según el sindicato, "el día 11 de Octubre este centro de trabajo cerró sus puertas a los visitantes y turistas. No se preavisó su cierre a los establecimientos hosteleros que allí se radican y se causaron graves perjuicios a la hostelería de San Lorenzo de El Escorial, donde se anularon reservas por este motivo".

El Comité de Empresa recuerda en su comunicado que "en estos momentos el Valle de los Caídos, con 32 trabajadores laborales del mismo, es uno de los centros de trabajo (de Patrimonio Nacional) que más recursos recaba, por el aumento de visitantes y la cada vez menor aportación del Organismo a su mantenimiento y restauración".

La orden gubernamental de cierre se mantiene a rajatabla. El domingo los frailes no oficiaron su misa diaria en la basílica, con guardias civiles en las puertas, pero sí han podido hacerlo este lunes por la mañana.

La misa se ofició a la hora acostumbrada, pero los guardias que vigilan el templo solo permitieron el acceso de los frailes, vetando el acceso a los seglares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook