15 de enero de 2020
15.01.2020

El gasto por contenedores quemados en 2019 desciende por segundo año seguido

Los actos vandálicos de este tipo han supuesto un revés de 346.419 euros a las arcas municipales durante los últimos cinco años, según los datos facilitados por Urbaser

14.01.2020 | 19:57

El área de Servicios Municipales del Ayuntamiento de La Laguna ha cuantificado en 49.892,72 euros los daños causados por el fuego a los 45 contenedores en actos vandálicos registrados en el municipio durante el pasado ejercicio 2019. Se trata del coste más bajo de los registrados durante los últimos cinco ejercicios, datos que contrastan enormemente con los sumados en 2017, año en el que la valoración de los daños ascendió a la mareante cifra de 108.218 euros de coste para las arcas municipales.

Así lo adelantó ayer el concejal de Servicios Municipales, Josimar Hernández, quien desgranó los datos registrados por la empresa Urbaser, adjudicataria del servicio de limpieza en Aguere. Sobre ello destacó el esfuerzo de la corporación en reducir los actos vandálicos derivados de la quema de contenedores, haciendo hincapié en la responsabilidad ciudadana para minimizar los problemas.

En cualquier caso, el gasto por la quema de contenedores ha sido históricamente un problema para la hacienda de la corporación local, aunque bien es cierto que durante los dos últimos años se ha registrado un descenso importante en la valoración de daños.

Teniendo en cuenta que cada uno de los contenedores de carga lateral 3.200 litros para la recogida selectiva de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) y de Papel-Cartón y de Envases tienen un coste de 1.233,68 euros por unidad; y el de carga trasera de 800 litros para la recogida RSU, 296,20 euros; durante el pasado ejercicio se registró la menor valoración de daños de contenedores afectados por el fuego en los últimos 5 ejercicios con un coste de 49.890,72 euros, desgraciado resultado de la quema de un total de 45 depósitos.

Entre los ejercicios 2015 y 2017 se produjo un incremento preocupante de los actos incívicos con el fuego. De esta manera, en 2015 se quemaron un total de 56 unidades de los cuatro tipos de contenedores desplegados que costaron 66.273,64 euros; en 2016, la unidades quemadas sumaron 61 y la suma en euros del problema se elevó a 71.504,56 euros; siendo mucho más dramático el registro del 2017, en donde las unidades quemadas se elevaron a 90, resultando un preocupante desembolso de 108.218,76 euros. En cualquiera de estos ejercicios los contenedores más afectados fueron los de RSU.

Eso sí. Los datos del Servicio de Limpieza Viaria y Recogida de Residuos de Urbaser en La Laguna desvelados por Hernández apuntan que ya en el ejercicio 2018 la situación mejoró de manera importante gracias, sobre todo, a la colaboración y coordinación existente entre las áreas de Servicios Municipales y de Seguridad Ciudadana y a la labor realizada en materia de prevención y vigilancia realizada en todo el municipio.

De esta forma, en el año 2018, la valoración de los daños registrados por la quema de los contenedores de residuos, de envases o de papel-cartón disminuyeron a 50.532 euros (un 53,31% menos), afectando a 44 depósitos de residuos; mientras, el pasado ejercicio el número de contenedores quemados se elevó a 45 (uno más que el anterior), pero su coste fue de 49.890,72 euros. La tendencia positiva es leve, pero es significativa si se tienen en cuenta los desastrosos datos registrados por Urbaser en 2017.

En total, durante los últimos cinco años el coste de los daños por la incidencia del fuego en los distintos barrios del municipio se elevó a 346.419,68 euros, dinero comprometido resultado de la quema de 296 contenedores de los tipos desplegados en las aceras de La Laguna.

El concejal de Servicios Públicos, Josimar Hernández apuntó que "desde el área trabajamos coordinadamente con Seguridad Ciudadana para reducir el número de contenedores quemados que tanto daño hacen a las arcas municipales".

"El objetivo primordial es seguir trabajando y hacer un llamamiento a la concienciación de la ciudadanía para que entienda que estos actos vandálicos suponen un coste para el Ayuntamiento que al final gestiona el dinero público, que es común", recordó.

Sobre esta idea reincidió en la necesidad de ser sensibles con este problema "que tanto daño hace al servicio y al municipio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook