01 de septiembre de 2019
01.09.2019

La depuradora de la Punta mejora la eficiencia en la gestión de aguas residuales

Las instalaciones fueron visitadas esta semana por el concejal de Servicios Municipales del Ayuntamiento de La Laguna, Josimar Hernández

01.09.2019 | 01:26
Dos instantes de la visita realizada a la depuradora de Punta del Hidalgo.

La estación depuradora de Punta del Hidalgo, que se encarga del tratamiento de aguas residuales de los pueblos de Bajamar y Punta del Hidalgo, viene realizando una serie mejoras en sus infraestructuras que suponen una mejora tanto en el funcionamiento de la planta como en la gestión del tratamiento de aguas residuales. Las instalaciones, en las que se trata una media de 750.000 litros de agua al día, fueron visitadas esta semana por el concejal de Servicios Municipales del Ayuntamiento de La Laguna, Josimar Hernández, quien destacó "el nivel de las mejoras llevadas a cabo por Teidagua en la estación depuradora, tanto en lo relacionado con la tecnología de control como en la instalación de placas fotovoltaicas o las medidas para la reducción de emisión de malos olores, en un claro compromiso con la eficiencia y el cuidado medioambiental".

La depuradora situada en Punta del Hidalgo se caracteriza por su alto nivel de automatización y monitorización a través de sensores, gracias a una importante inversión llevada a cabo en los últimos años. Esta automatización ha permitido, de este modo, mejorar la eficiencia en el consumo eléctrico del proceso, lo que ha permitido el ahorro de alrededor del 15% en los últimos años.

Además, en los últimos tiempos se ha apostado por las energías renovables con la instalación de 60 placas fotovoltaicas, que a modo de autoconsumo producen entre el 10 y el 15% de la energía que consume la planta, reduciendo la emisión de CO2 a la atmósfera. Esta depuración se realiza mediante fangos activos, un proceso biológico que se produce al inyectar oxígeno al agua residual y favorecer el afloramiento de bacterias que reducen los índices de contaminación del agua residual, antes de proceder a devolverla al medio o de regenerarla para un nuevo uso.

En el proceso de depuración, junto a la aplicación de oxígeno, es fundamental la purga de fangos, que se envían al vertedero insular. La empresa mixta Teidagua invertirá este año unos 70.000 euros en un nuevo sistema de deshidratación que permitirá aumentar la sequedad de este fango y por tanto mejorar la eficacia en su gestión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook