02 de agosto de 2020
02.08.2020
Crisis del coronavirus

Australia impone el toque de queda nocturno en Melbourne

El país se blinda ante los rebrotes de coronavirus y también declara el estado de desastre en Victoria

02.08.2020 | 08:43
Sanitarios trasladan a un paciente en Melbourne.

Las autoridades de Australia han anunciado este domingo un toque de queda nocturno en la ciudad de Melbourne y han declarado el estado de desastre en el estado de Victoria (sureste) a causa del "inaceptablemente alto" número de casos de coronavirus durante las últimas semanas.

El primer ministro del estado, Daniel Andrews, ha detallado que durante las últimas 24 horas se han detectado 671 casos y siete fallecidos a causa de la COVID-19, la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus, antes de agregar que hay muchos casos en los que la fuente de contagio es desconocida.

"Estos misterios, esta transmisión comunitaria, es en muchos casos nuestro mayor desafío y la razón por la que debemos avanzar hacia un nuevo paquete de medidas", ha explicado, según ha informado la cadena de televisión australiana ABC.

Así, ha resaltado que a partir de las 18.00 horas (hora local) se impondrá el estado de desastre en el estado, mientras que Melbourne quedará bajo un toque de queda en vigor entre las 20.00 y las 5.00 horas, periodo en el que la población sólo podrá salir de casa para trabajar, hacer la compra, hacer ejercicio en un radio de cinco kilómetros y acudir al médico.

Andrews ha destacado además que sólo una persona en cada vivienda podrá acudir al supermercado y únicamente una vez al día con el objetivo de reducir los movimientos de la población, mientras que restaurantes y cafeterías podrán seguir abiertos sólo para el envío de comida y bebida a domicilio.

Sin embargo, ha subrayado que Victoria avanzará a fase tres a partir del jueves, lo que implicará que restaurantes, cafeterías, bares y gimnasios tendrán que cerrar sus puertas. Las nuevas restricciones estarán en pie hasta al menos el 13 de septiembre.

"No es la postura que queríamos, pero no podemos estar en una posición en la que esto sigue creciendo en Victoria", ha sostenido, al tiempo que ha lamentado que la estrategia aplicada hasta la fecha "no está funcionando suficientemente rápido". "Tenemos que hacer más, y tenemos que hacerlo ahora", ha remachado.

El estado de Victoria se ha visto afectado por un repunte de casos desde junio y ha registrado hasta la fecha 123 de los 208 fallecidos a nivel nacional. Australia ha confirmado por ahora 17.895 casos, 11.557 de ellos en el estado de Victoria, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook