21 de febrero de 2020
21.02.2020
Alemania

Los partidos de Turingia pactan un "cordón sanitario" contra la ultraderecha

El objetivo es silenciar al ultra AfD tras el escándalo que provocó su apoyo a un dirigente liberal

21.02.2020 | 17:04
Bodo Ramelow y Wolfgang Tiefensee, del SPD.

Los partidos políticos del estado alemán de Turingia han acordado la creación de un "cordón sanitario" para arrebatar voz y voto al ultraderechista Alternativa para Alemania tras el escándalo de los últimos comicios en la región, cuando la formación otorgó su apoyo para la elección de un dirigente para indignación de la canciller alemana, Angela Merkel.

Este llamado "pacto para la estabilidad" ha sido firmado, según fuentes próximas a las negociaciones, por representantes de La Izquierda, los Socialdemócratas, los Verdes y la Unión Demócrata Cristiana de la propia Merkel.

El objetivo es el de silenciar a AfD, que el pasado mes de octubre ejerció un papel instrumental para que el candidato liberaldemócrata Thomas Kemmerich, se convirtiera en primer ministro del estado el pasado 5 de febrero.

Era la primera vez que un primer ministro resultaba elegido con votos de la AfD, liderada en la región por Björn Höcke, fundador del ala más radical del partido cuya existencia está clasificada por la Oficina de Protección de la Constitución como un caso sospechoso de extremismo de derecha.

La respuesta de Berlín fue tan contundente que Kemmerich dimitió del cargo días después. 

Ahora, los firmantes también están negociando por separado la formación de una mayoría para que el candidato de La Izquierda y ex primer ministro de Turingia, Bodo Ramelow, resulte elegido en sustitución de Kemmerich, cuyo partido resultó el más votado en los comicios parlamentarios del año pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook