28 de mayo de 2019
28.05.2019

Triple empate entre lo mejor de cada casa en el Cabildo palmero

Barreto, Pestana y Hernández Zapata fueron protagonistas de una jornada histórica en la Isla Bonita

28.05.2019 | 06:16
Dos de las nuevas consejeras del PP, expectantes antes de asegurar el 7. Era el momento para rezar todo lo que se supiera.

En La Gomera manda Curbelo y Allende se hunde en El Hierro

El Cabildo de La Palma vivió la jornada electoral más equilibrada de su historia. No, ni los más viejos del lugar ni las generaciones pasadas, pudieron vivir algo ni tan siquiera similar. Los tres partidos 'de toda la vida', Coalición Canaria, el Partido Socialista y el Partido Popular, se repartieron a partes iguales los consejeros en disputa, logrando siete cada uno de ellos, sin dar margen a los grupos que forman eso que se viene a denominar la nueva política.

La presidenta será Nieves Lady Barreto. No hay que olvidar que a la persona que lidere la institución insular es elegida directamente por los ciudadanos, y fue la número 1 de CC la que contó con más papeletas. Luego, incluso antes, llegarán los pactos. Y, para qué engañarse, decir lo que ocurrirá en cuestión de semanas es más de pitonisa que de informador. Y no es plan.

El derrotado fue Anselmo Pestana. Desde el PSOE se dejó incluso caer semanas antes de las elecciones que rondaría los 10 ediles. Dicho de otra manera, tocaría a las puertas de la mayoría absoluta. CC apuntaló a su candidata con el 'fichaje' de un médico popular (de popularidad), Fran Ferraz, mientras que el PP hizo lo propio con su líder, pero siguiendo otro criterio. Buscó tres mujeres alejadas de la política, pero con tablas. Y salió bien. Mejor incluso que el retorno de Nieves Rosa Arroyo. Las segundas partes ya se sabe. La ex-Partido Popular se unió al Partido Socialista y todo sugiere, por los datos, que no tuvo tirón. En Los Llanos de Aridane, seguro.

Un dato: el PSOE pierde votos de la unión con CC. Le ocurrió en varios ayuntamientos y también en el Cabildo. Tal vez sea casualidad o, mejor, demasiadas casualidades juntas.

Al cerrar La Palma y abrir La Gomera te encuentras en otra política. Casimiro Curbelo es una especie de Ramsés II moderno. Hace cuatro años había logrado la mayoría absoluta al Cabildo con 10 consejeros. Le sobraba uno. Desde ayer, le sobran dos. Sí, llegó hasta los once, con más de 6.000 papeletas con su nombre, el 57,82%. "Existe un proyecto sólido para la Isla que parte de un partido político con vigor en la militancia y en el trabajo y la respuesta a los ciudadanos", subrayó tras conocer lo que escondían las urnas.

Curbelo sabe además que el Cabildo no es solo su objetivo. Todo sugiere que será decisivo para formar el gobierno regional, donde estará acompañado por Jesús Ramos y Melodie Mendoza. y no lo esconde: "Queremos ser útiles a los gomeros y gomeras y al resto de los canarios".

El Partido Socialista no acaba de recuperarse después de que su líder decidió crear ASG. Y no es para menos. Pierdes la brújula y te quedas bastante tiempo desorientado. ¿Ángel Fariña es mal candidato? Pues seguramente, no. Pero no es Curbelo. Contó con el apoyo de 1.652 votantes, lo que le permitió mantener la misma representación que hace cuatro años, con tres consejeros. Sí se Puede subió de uno a dos y Coalición Canaria mantuvo su representante. Lo dura que es la política gomera que CC se conforma con un consejero.

En El Hierro hay 'movida'... y aire fresco. Incluso dentro del Cabildo. La Agrupación Electoral por El Hierro dio la campanada. No ganó, pero logró tantos consejeros como el que más. David Cabrera tuvo más tirón del que seguramente ellos mismos creían. O tal vez lo pensaban, dentro de sus cálculos optimistas. Sumaron 990 votos, rompiendo los pronósticos de aquellos que decían que la batalla era solo entre dos 'tiburones' de la política local.

Vamos con ellos. Alpidio Armas, del Partido Socialista, será presidente. Ganó las elecciones y, por ende, será el primero en agarrar el bastón de mando. Sigue teniendo pegada entre su gente, a pesar de estar cuatro años en la bancada más fría. La presidenta, ahora accidental, Belén Allende sufre un descalabro en toda regla. AHI se había quedado en 2015 a las puertas de la mayoría absoluta, con seis consejeros, y el pasado se quedó en la mitad, tres. La tercera fuerza y, lo peor, con marejada interior que obliga a rearmarse para sobrevivir. No lo tiene sencillo para seguir gobernando.

Partido Popular, con un representante, e Izquierda Unida, con otro, entran en el hemiciclo.

¿Qué ocurrirá? complejo. Allende podría verse obligada a tirar la toalla o ser sacrificada por un pacto insular, con David Cabrera como gran beneficiado. Lo que, por otra parte, ha sido capaz de ganárselo en las urnas. Que regalar aquí, lo justo. En caso de que AHI se enroque, un pacto entre socialistas y la Agrupación de Electores tomaría fuerza, incluso con la opción de un reparto en años de la Presidencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook