02 de noviembre de 2019
02.11.2019

PP, CC, Cs y Podemos se disputan un escaño clave en la provincia tinerfeña

Aunque el PSOE confía en subir a tres, los partidos dan por hecho que retendrán sus dos diputados y la duda radica en si el PP arrebatará uno a CC y si Podemos y Cs salvarán el suyo

02.11.2019 | 01:53
PP, CC, Cs y Podemos se disputan un escaño clave en la provincia tinerfeña

Menos dudas respecto a los senadores, salvo en Fuerteventura

Aunque diversas encuestas apuntan a una bajada del PSOE en general en votos y porcentaje, por la repetición electoral y porque le perjudicará una mayor abstención, y pese a que públicamente no lo reconocen, el resto de partidos ven muy difícil arrebatarle la gran representación al Senado que obtuvo en las Islas el 28A. Con la excepción de ASG en La Gomera (ahora más vinculada al PSOE), en CC-PNC-NC se confía en recuperar el acta por Fuerteventura, pero las fuentes admiten que resultará muy difícil en otras islas, y tampoco el PP lo tiene claro. Una de las situaciones que más duele a CC es El Hierro, donde AHI perdió un senador, que tuvo desde 1989.

Un diputado de Podemos en Las Palmas, el más endeble

En la provincia de Las Palmas, el escaño más en el aire según la mayoría de grupos es el segundo de Podemos, al que aspira, entre otros, CC-NC.

Los partidos con representación en el Congreso por la provincia de Santa Cruz de Tenerife afrontan esta semana de campaña con la sensación bastante compartida de que uno de los escaños baila y, como en el resto del país, puede ser clave para las sumas finales. Por las encuestas internas, sensaciones o barruntos sondeados por EL DÍA ante distintos candidatos y miembros de las formaciones, ese representante se lo están disputando el PP, CC-PNC-NC, Unidas Podemos y Cs, sin que se descarte del todo que, por cómo queden los restos, pueda irse al PSOE (que pasaría de 2 a 3, aunque tenga menos votos y porcentaje que el 28 de abril, logro al que apunta la última encuesta del CIS).

En esa ocasión, los socialistas recuperaron el liderazgo en la provincia, pasando del único escaño de junio de 2016 (junto a NC, con 101.120 votos y un 21,21%) al 27,33%, dos representantes y 141.132 sufragios. Se quedaron cerca del tercer escaño y, ahora, puede darse la paradoja de que sí lo logren pese a bajar en votos o porcentaje porque el resto de fuerzas (salvo el PP) también caen y el corte para el último diputado les beneficie.

Hace unos meses, CC-PNC también se vio muy beneficiada por la gran bajada del PP. Los nacionalistas pasaron del 12,64 y 60.271 apoyos (cuarta fuerza) al segundo lugar, con 102.811 y un 19,91, lo que les hizo duplicar representantes (2). Sin embargo, y aunque su gran empeño pasa no solo por mantener estas dos actas, sino por obtener una en Las Palmas al recuperar la coalición con NC, no se descarta que la recuperación del PP a la que apuntan todas las encuestas les convierta en tercera fuerza y puedan perder uno en favor de los populares. En el PP ese es el gran objetivo, aunque también se es prudente, porque el CIS ya acertó con ellos el 28A y su último sondeo les deja, de nuevo, con la única acta de Ana Zurita. Sin embargo, confían en ser, al menos, segunda fuerza, y es entonces cuando ese escaño que baila dependerá del resultado de los partidos que superen o bajen del 10%. El 28A, los conservadores perdieron nada menos que 20 puntos en esta provincia, pasando de un 34,22%, 163.129 papeletas y 3 escaños a solo 76.491, un 14,81% y un representante.

Para que el PSOE pique 3, el PP les empate a 2 o CC-PNC (NC) mantengan también sus actuales dos escaños resultará clave si Unidas Podemos o Ciudadanos bajan del 10%. Desde diciembre de 2015, cuando la pluralidad irrumpe con fuerza en el panorama electoral español, ese porcentaje sirve de tope para lograr diputado por la provincia tinerfeña. Claro que todo depende de cómo se distribuyen los votos el resto de fuerzas, pero, si Unidas Podemos o Cs (o incluso ambos) bajan de ese porcentaje, puede confirmarse el tercer escaño para el PSOE, el PP lograr 2 y CC mantener los suyos.

El pasado 28A, Alberto Rodríguez (Unidas Podemos) bajó casi 4 puntos y pasó del 17,87 de junio de 2016 (llegó al 19,86 en 2015) al 14,66, casi empatando con el PP. Todos los sondeos le dan su escaño como asentado y el resto de partidos subrayan que su figura está muy arraigada ya en la provincia, pero una bajada de 3 o 4 puntos (siguiendo la tendencia) podría dejarlo fuera. Podemos no teme el surgimiento de Más País-Equo, pero esta formación sí alberga esperanzas de sorprender.

Cs logró un 13,88% en abril y el CIS le confirma su mantenimiento, pero, de darse el declive previsto a escala estatal, peligra el escaño para Melisa Rodríguez. Por su parte, Vox (6,08%) espera subir, aunque ve más opciones de estrenarse en Las Palmas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019

,

España

Congreso de los Diputados