Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volver a Canarias por Navidad, cinco veces más caro que una semana antes

A falta de un mes para que lleguen las fechas de mayor demanda para volar, los billetes para una familia de cuatro no residentes se sitúan cerca de los mil euros

Despegue de un avión de la compañía Vueling E. D.

El árbol, el turrón, las reuniones familiares, las comilonas, los regalos y el encarecimiento de los billetes de avión; el pack navideño completo. Las aerolíneas aseguran que es la tiranía de la oferta y la demanda el único factor que multiplica por más de cinco los precios con respecto a una semana antes de las fechas más señaladas, mientras que los canarios, sobre todo los que viven en la Península y han perdido la condición de residentes, ven una mano extendida con olor a queroseno y ávida de recoger billetes.

Viaje Madrid-Gran Canaria de ida y vuelta. Salida el 23 de diciembre desde la capital de España y retorno el lunes 26, declarado festivo en ambas comunidades autónomas. Sin residencia, 230 euros; si la familia es de cuatro miembros, 920 euros. El mismo ejemplo con llegada a las Islas el 16 y regreso el 19 diciembre: 81 euros por persona. Bastan siete días para que el coste del viaje se multiplique por 5,7.

Y esto a un mes vista. A medida que se acerque la llegada de Papá Noel habrá menos asientos disponibles, por lo que serán más caros. «Es imposible, me tengo que quedar», lamenta Miguel Díaz, presidente –pendiente de formalizar– de la Asociación Canarios sin Alas, colectivo que desde hace seis años expone la misma queja sin que nada haya cambiado.

De tal manera que de la enumeración inicial se caen las reuniones familiares, empujadas por la dificultad para hacerse con una plaza. Más aún en el actual contexto de inflación que reduce la capacidad de compra de los ciudadanos. Además, teniendo en cuenta que el ejemplo escogido no es de los más dramáticos. Las conexiones de una isla capitalina con Madrid son abundantes, por lo que la presión de la demanda se deja notar más tarde que en rutas en las que se programa un número de frecuencias menor.

Barcelona-Tenerife, peor

Tampoco hay que rebuscar mucho. El desplazamiento en esas mismas fechas –ida el 16 de diciembre y regreso el 23– entre Barcelona y Tenerife le supone a un no residente el desembolso de 431 euros. Esa suma es la misma que resulta de multiplicar por 8,8 los 49 euros por los que podría realizar ese mismo viaje en la semana inmediatamente anterior.

Ante este incremento exponencial del precio de los billetes, Miguel Díaz se pregunta «en qué mundo viven» quienes le aseguran que los precios «están contenidos» y que existe un observatorio desde donde se vigilan. Como posibilidad apunta que quizá esos interlocutores habiten un universo «en el que solo la elite, unos pocos, pueden viajar cuando quieren» mientras los demás se tienen que quedar lejos de los suyos.

Los precios se disparan de manera automática en estas y otras fechas señaladas cada año

decoration

Nada ha cambiado en los últimos seis años. Los precios se disparan de manera automática en estas y otras fechas señaladas cada año y Canarios sin Alas reclama que todos los trayectos entre la Península se declaren OSP (obligación de servicio público) y se fijen unos precios máximos.

La corriente liberal sostiene que la solución estriba en más mercado o, lo que es lo mismo, el fomento de la llegada de más aerolíneas a esos trayectos para que los precios adelgacen en proporción directa al engorde de la oferta. Díaz no se fía del efecto de esa receta.

Franquis, a Madrid

El consejero de Transportes del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, se reúne esta semana en Madrid con el equipo de la ministra del ramo Raquel Sánchez. Hace solo unos días anunció en el Parlamento regional que en la agenda del encuentro está la necesidad de aplicar un mecanismo de control de precios en los billetes para volar entre el Archipiélago y la Península. Durante su intervención en la Cámara, aseguró estar muy preocupado por el encarecimiento de los pasajes, sobre todo en las fechas próximas a las fiestas navideñas y en los momentos clave del verano. Advirtió de que los encarecimientos abruptos no solo afectan a los isleños que no pueden venir a visitar a sus familiares, sino también al mercado turístico nacional, uno de los más importantes para las Islas. Al respecto del anuncio, Miguel Díaz (Canarios sin Alas) se mostró sorprendido por «el cambio de postura. Lo llevamos diciendo mucho tiempo y nos decían que no se podía hacer nada. Será que el año que viene hay elecciones», ironizó.| J. G. H.

Compartir el artículo

stats