Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias despide octubre con menos de 190.000 parados por primera vez en 15 años

El mercado laboral del Archipiélago crece a un ritmo sin precedentes y establece un nuevo máximo histórico con más de 860.000 trabajadores en activo

Dos hombres pasan frente a una oficina pública de empleo. Andrés Gutiérrez

Canarias se despide de octubre con 187.904 desempleados. Hacía 15 años que el Archipiélago no cerraba el décimo mes del año con menos de 190.000 parados. Hay que remontarse a 2007 para encontrar en la estadística oficial menos desempleados a estas alturas de año. Entonces eran unos 137.000. Resulta llamativo que sea precisamente octubre de 2007 el último con menos parados que este de 2022. No en vano fue justo ese mes, el fatídico octubre de 2007, cuando estalló la crisis financiera con aquel primer capítulo de las hipotecas subprime o basura en los Estados Unidos. Desde entonces nunca se había estado tan cerca como ahora de reducir el desempleo a las cifras anteriores al crac. Han transcurrido siete años de estrecheces, de 2008 a 2014; un lustro de relativa recuperación, entre 2015 y 2019; y tres años más –de momento– de pandemia y carestía. Y aun así todavía hay 51.000 parados más que en aquel mes, hace ya un quindenio, en el que la economía occidental dejó atrás una prosperidad que nunca se ha recuperado del todo, no al menos a juicio de muchos expertos y economistas. No obstante, la población activa de aquella Canarias de hace 15 años aún no llegaba al millón de personas, y hoy ya son más de 1,15 millones quienes trabajan o buscan trabajo en las Islas. Si se tiene en cuenta este factor, lo cierto es que el mercado laboral de la región vive una coyuntura sin precedentes. No solo el paro está en mínimos de 15 años, sino que, además, el empleo está en máximos históricos.

En los últimos meses, y aunque pueda resultar paradójico a tenor de la crisis que azota la economía europea, cada actualización de las estadísticas de los Ministerios de Trabajo o de la Seguridad Social deja un nuevo récord en el mercado laboral de la Comunidad Autónoma. En septiembre se superaron por primera vez en la historia los 850.000 trabajadores en activo, es decir, asalariados y autónomos afiliados a la Seguridad Social. Una plusmarca que solo ha durado un mes. Porque en solo un mes –de septiembre a octubre– el número de empleados en alta laboral se incrementó en 11.410 personas, hasta un total de 864.212 afiliados a la Seguridad Social. Un aumento de un 1,34% que casi triplica la media nacional –0,5%–. Y un aumento, en definitiva, que establece un nuevo récord al rebasarse por vez primera en el Archipiélago los 860.000 trabajadores en activo. Así que la tendencia del último año no solo se mantiene, sino que incluso se refuerza. Hoy hay en las Islas 49.848 trabajadores que cotizan cada mes a la Seguridad Social. Son un 6,1% más, el doble de lo que se ha incrementado la población empleada en el conjunto de España –3%– en el mismo período.

De modo que el mercado de trabajo nunca había dado cobijo a tantas personas en Canarias. Es un hecho, por tanto, que nunca se había vivido una coyuntura tan favorable. Cuando menos en términos estrictamente cuantitativos, ya que una cosa es el empleo y otra distinta es la calidad del empleo, y es verdad que en esto último la región sigue a la cola del país –bajos salarios, alta temporalidad...–. En cualquier caso, esos cerca de 865.000 afiliados a la Seguridad Social ponen de manifiesto hasta qué punto el sector servicios, y más en concreto el turismo, es intensivo en mano de obra; en otras palabras: hasta qué punto es capaz de ocupar a muchas más personas, en proporción, que otras actividades.

Además, y aunque no siempre van de la mano, el incremento del empleo –extraordinario en este caso– está acompañado de una reducción del paro. Es verdad que solamente disminuyó el mes pasado en 757 personas, un 0,4%, pero no es menos cierto que octubre no suele ser el mejor momento del año en la lucha contra el desempleo. El número de parados bajó en el décimo mes tanto en 2021 como en 2020, pero creció, en cambio, en los cinco años inmediatamente anteriores, de 2015 a 2019. Y también hay una posible doble lectura en la comparación con el resto de España. Por un lado, la cifra de desempleados se aminoró el mes pasado en el país un 0,9%, más que ese 0,4% de Canarias, pero, por otro, el Archipiélago es una de las diez Comunidades Autónomas en que al menos bajó, ya que hay otras siete en las que octubre se despidió con más parados que en septiembre. En cifras interanuales, los 187.904 desempleados inscritos en las listas del antiguo Inem son 20.412 menos de los que había a 31 de octubre de 2021. El paro se ha reducido así en los últimos doce meses un 9,8%.

Esta vez, eso sí, el desempleo no ha disminuido en las dos provincias de la región. Lo hizo un 0,88% en la demarcación de Las Palmas, donde hay 868 parados menos que en septiembre, pero, por el contrario, se incrementó un 0,12% en las islas occidentales, que hoy tienen 111 desempleados más que hace un mes.

El análisis por sectores de actividad muestra, además, que el número de parados disminuye en la agricultura y ganadería, en la construcción y en los servicios, el motor de la economía regional. En la industria se mantiene estable, si bien la incorporación de 824 personas a las listas de quienes buscan su primer puesto de trabajo impidió que la bajada del desempleo fuera aún mayor, y de hecho es lo que explica ese leve aumento en la provincia tinerfeña.

De los 67.090 contratos suscritos en octubre, 31.155 son indefinidos, casi la mitad, un alto porcentaje que obedece a la reforma laboral aprobada en febrero y su nueva terminología contractual.

Compartir el artículo

stats