Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vivienda | Compraventa y precios del mes de julio

El temor a una crisis termina con el dinamismo del mercado inmobiliario

La compraventa de viviendas cierra junio en negativo tras nueve meses de alzas intensas | Los precios también frenan y crecieron solo una décima el mes pasado

Potenciales clientes frente al escaparate de una inmobiliaria en el Archipiélago. Carsten W. Lauritsen

Los inversores van acomodándose en sus respectivos refugios a la espera de comprobar si la anunciada recesión es tal, qué intensidad tiene y cuánto dura. A ello no es ajeno el mercado inmobiliario, que mostró una sólida recuperación en Canarias desde la zozobra que trajo el primer capítulo de la pandemia. Según los datos del Consejo General del Notariado, la compraventa de vivienda cerró junio con un retroceso del 1,8% en las Islas en comparación con el mismo mes del año pasado. Es la primera caída tras los fuertes incrementos registrados en los tres trimestres anteriores.

Los despidos en el sector inmobiliario de EEUU son «masivos», según detalló ayer el director de la inmobiliaria Ziegel, Aythami Rivero. En Canadá, aumentaron las renuncias a las arras cuando estalló la crisis sanitaria en 2020. Después se corrigió esta pérdida voluntaria del dinero adelantado en concepto de señal, «pero ahora ha vuelto a dispararse», expuso el también secretario general de la Asociación Canaria de Empresas de Gestión Inmobiliaria (Acegi).

«Las estadísticas en esos países van prácticamente al día y nos anuncian lo que está por venir en la mayoría de las ocasiones», explicó Rivero. Los números dados a conocer ayer por el Consejo General del Notariado abundan en la tesis de que el mercado «se va a corregir bastante».

En el conjunto del Estado la evolución aún se mantiene en positivo (3,5%), aunque la tasa ha encogido hasta tener un tamaño de tan solo la quinta parte de la existente en abril. Al igual que en el Archipiélago, el producto que más sufre es el de las viviendas unifamiliares –cae el 12,5% en Canarias y el 2,2% en todo el país– mientras que el cambio de manos de los pisos aún se mantiene en positivo; 1,1% en las Islas y 5,4% en España.

Más allá de los muros

Tras el confinamiento, se produjo un boom en la compra precisamente de casas con parcela. El encierro forzoso mostró la bondad de contar con unos metros cuadrados que, por pocos que fueran, permitieran un mínimo contacto con el mundo más allá de los muros de la casa. Quienes pudieron abordaron esa inversión que ahora viene a descontarse.

La corrección llegará también a los precios durante los próximos meses. El metro cuadrado en el Archipiélago –1.328 euros– aún era en junio un 10,8% más alto que doce meses antes; 1.597 euros y 4,1% en la media nacional. Más de seis puntos de diferencia. ¿Por qué? El portal inmobiliario Idealista destacó al final del pasada semana una fuerte reducción (20%) del stock de vivienda existente en las Islas. En todo el país, esa contracción fue del 8%.

A esa circunstancia se suman las especiales características del mercado canario, que le permitieron iniciar la recuperación postpandemia antes. Una de las principales es la fuerte incidencia de la demanda extranjera, con una gran cantidad de europeos ansiando una casa en las Islas para disfrutar su etapa de retiro. Protagonizan alrededor de tres de cada diez compraventas. Además, en las Islas «la oferta tiene menor posibilidad de crecer, por la escasez de suelo», añadió el director de la inmobiliaria Ziegel.

Sin embargo, esta circunstancia también tiene un límite, que es el mismo que opera para todo el sector. Cuando las amenazas se ciernen sobre la economía en forma de nubarrones, son esos inversores –británicos y, sobre todo, alemanes– los primeros en decantarse por esperar tiempos más seguros para la inversión. Por eso, Aythami Rivero señaló que lo que ocurre en la comunidad autónoma es en muchas ocasiones un anticipo de lo que está por venir en el resto de España.

Lo que tiene muy claro el secretario general de Acegi es que la caída de los precios «en un año» va a resultar «considerable». Al paso por julio, el incremento es ya de solo el 4% interanual (0,1% en el mes), según la estadística publicada ayer por la empresa Tinsa, dedicada a la tasación de inmuebles.

Todos estos factores enviarán al baúl de los recuerdos máximas de quienes quieren vender tales como «no tengo prisa». Rivero señaló que cada vez la hay más, porque la ausencia de demanda conduce el valor de los bienes inmuebles por una cuesta abajo. «Ahora cuanto antes, mejor», sentenció.

Compartir el artículo

stats