02 de enero de 2020
02.01.2020

El euro cumple la mayoría de edad con el reto de comer terreno al dólar

Los precios han subido en el Archipiélago un 26% desde la entrada en circulación de la moneda única el 1 de enero de 2002

02.01.2020 | 00:59

Aunque ya han pasado 18 años desde su entrada en los bolsillos de los españoles, muchos nostálgicos aún hacen sus cálculos en pesetas. El 1 de enero de 1999, once estados de la Unión Europea, entre los que se encontraba España, decidieron zambullirse en el proyecto del euro para ganar estabilidad monetaria, garantizar tipos de interés bajos y estables y reducir el coste de las empresas. Y pese a que esa fecha es la oficial, no fue hasta tres años después que comenzó a estar presente en la calle. Con la mayoría edad cumplida en lo que a su circulación se refiere, el euro, que resistió a la crisis económica y se sitúa ahora en un entorno de desaceleración, aún lucha por comer terreno al dólar.

1 ¿Cuándo se introdujo el euro en los mercados financieros?

En 1999, cuando el euro se convirtió ya en un realidad, las Bolsas mostraron su entusiasmo. Once países renunciaron a mantener sus sistemas independientes de moneda para embarcarse en un proyecto monetario común. España, Alemania, Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal -además de Ciudad del Vaticano, Mónaco y San Marino, estados fuera de la Unión Europea (UE) que mantenían acuerdos con países del bloque comunitario- adoptaron la moneda común. Fue el 1 de enero de ese año cuando el euro -nombre que se acuñó en diciembre de 1995 en Madrid- se introdujo en los mercados financieros.

2 ¿Qué países forman parte de la Eurozona?

El euro está presente en la actualidad en 19 de los 28 estados que aún conforman el grupo comunitario, a falta de que se consume la salida de Reino Unido. España, Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Portugal comparten la moneda común. De este modo, más de 343 millones de ciudadanos conviven con el euro, la segunda moneda más importante del mundo tras el dólar. La Comisión Europea (CE) sostiene que el apoyo público al euro se mantiene muy alto desde 2002 y que en otoño de 2018 el porcentaje de ciudadanos que consideran positivo el euro para la UE alcanzó valores récord: el 74% de los encuestados de la Eurozona valoraron al euro como bueno para la Unión?Europea.

3 ¿Hasta cuándo sobrevivió la peseta?

Aunque las generaciones más jóvenes de españoles no tienen la referencia de la peseta, hay otras, sobre todo las más mayores, que aún piensan y sacan cuentas en la antigua moneda. Las calculadoras para convertir las pesetas en euros y viceversa coparon un lugar importante en los hogares de los españoles con el cambio de divisa. La Nochevieja del 98 fue un momento crucial, pero no tanto como la del 2001. Tras las doce campanadas comenzó un nuevo estilo de vida. "Un euro equivale a 166,386 pesetas", se escuchaba en cada esquina, en cada tienda y en cada banco. Durante dos meses ambas monedas convivieron, justo hasta el 28 de febrero de 2002. La peseta, que comenzó su periplo en 1868, llegaba a su fin. El cambio ya había llegado.

4 ¿Ha encarecido el euro la vida de los canarios?

"Cuando se impuso el euro fue positivo para España, sobre todo para la confianza inversora de extranjeros, porque el país entraba en el club de los grandes", apunta Lourdes Trujillo, catedrática de Economía Aplicada de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). Trujillo indica también que el cambio al euro encareció la vida. "Mientras que los salarios no cambiaban, los productos se encarecían", remarca. Un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) concluye que con la llegada del euro los precios comenzaron a subir. La dictadura del redondeo hizo que las tiendas de todo a 100 (pesetas) tornaran en todo a 1 euro y no a 0,60 céntimos, que hubiese sido su equivalencia. Y la inflación alcanzó a prácticamente todos los segmentos, como el transporte público, las peluquerías, la distribución y hasta el cine. No en vano, la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC) refleja una significativa subida. En los últimos 18 años -si se toma como referencia el periodo comprendido entre noviembre de 2002 y 2019- se tiene que el IPC ha registrado un ascenso en Canarias del 26,44%. Un aumento considerable y, sin embargo, menor que el anotado en el conjunto del país, donde la vida se ha encarecido hasta en un 36,02%, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

5 ¿Qué ventajas tiene el refuerzo del euro?

Desde que nació, el euro compite con el dólar para derrocarlo. La moneda única, con luces y sombras, vio frenado su desarrollo durante la recesión económica y perdió fortaleza frente al dólar. Trujillo recalca la necesidad de contar con una unión monetaria "desde todos los puntos de vista" para apuntalar la arquitectura del euro. Y se refiere, por ejemplo, a la conveniencia de contar con políticas fiscales comunes. Numerosos analistas económicos coinciden en que son necesarias para que acompañen los incentivos lanzados por el Banco Central Europeo (BCE), que ha retrasado de nuevo una subida de tipos de interés -congelados en cero desde marzo de 2016- ante el enfriamiento de la economía. Para la Comisión Europea, son varias las ventajas del reforzamiento del papel internacional del euro. Entre ellas destaca los menores costes y riesgos en el comercio internacional para las empresas europeas, una mayor autonomía para los consumidores y las compañías de Europa y una mayor capacidad de resistencia del sistema financiero y la economía internacionales. La Comisión considera que esta circunstancia los hace menos vulnerables a perturbaciones de los tipos de cambio.

6 ¿Cuál es el papel internacional del euro?

Hasta junio de 2019, el euro permanecía como la segunda moneda más importante en el sistema monetario internacional, según los últimos datos publicados por el Banco Central Europeo. El euro acapara en torno al 35% de pagos internacionales frente al 45% que abarca el dólar. Asimismo, la moneda de la Eurozona representa el 20% de las reservas mundiales frente al más del 60% de la divisa estadounidense. En la fotografía de la deuda internacional también se encuentra en segunda posición. Mientras que el euro acuña cerca de un 25%, el billete verde casi alcanza el 65%. En el mercado de préstamos la diferencia es similar. Si bien la moneda europea representa el 20% del total, el dólar se encuentra a una escasa distancia de alcanzar el 60%. Otro de los parámetros analizados por el BCE en su último informe es el cambio de divisas.?En este caso el dólar no llega a protagonizar el 50%, pero el euro tampoco alcanza el 20%.

7 ¿Cómo será la lucha contra el dólar en 2020?

La batalla no se presenta fácil en un escenario económico marcado por la ralentización, el impacto del brexit y las tensiones comerciales entre EEUU y?China.?El Banco Central Europeo ha tenido que recular en sus previsiones de normalización de los tipos de interés, pero la Reserva Federal también. La catedrática de Economía Aplicada de la ULPGC, Lourdes Trujillo, esgrime que el transcurso de la batalla dependerá de cómo se comporte la economía estadounidense. "Con Donald Trump no parece muy halagüeña y la sensación es que puede competir perfectamente", señala. Las perspectivas para 2020, en base a diferentes informes de bancos de inversión, apuntan en esta dirección y vaticinan una ligera devaluación del dólar durante este año. La evolución del billete verde depende principalmente de dos factores: de la guerra comercial de EEUU con China y del crecimiento global. Aunque haya síntomas de ralentización, las economías siguen creciendo. En climas de expansión, la inversión prefiere arriesgarse y apostar por otras monedas -incluso de mercados emergentes- y refugiarse en las fortaleza del dólar en épocas en las que el viento no sople a favor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook