27 de septiembre de 2019
27.09.2019

El BBVA negocia ceder la 'operación Chamartín' a Merlin Properties

La inmobiliaria, una de las principales del sector, se compromete a desarrollar el proyecto siguendo los planes de Madrid Es una de las mayores operaciones urbanísticas de Europa

27.09.2019 | 00:21
Gráfico del proyecto Madrid Nuevo Norte, en los alrededores de la estación de Chamartín.

BBVA negocia traspasar a Merlin Properties la participación del 75% que tiene en la sociedad promotora de Madrid Nuevo Norte, la conocida como operación Chamartín, uno de los mayores proyectos urbanísticos de Europa, según confirmaron a Europa Press fuentes próximas a la operación. La transacción se realizaría mediante un canje de acciones: el banco cedería su porcentaje en el proyecto a la mayor socimi del país a cambio de volver a tomar una participación en el capital de esta empresa, tal como informa el diario Cinco Días, que adelantó la operación. De hecho, BBVA podría convertirse en un "importante socio de referencia" de Merlin, de la que actualmente Santander es primer accionista con un 22% de su capital.

Según las negociaciones mantenidas hasta ahora, la entidad que preside Carlos Torres iría aumentando paulatinamente el porcentaje inicial que tomara en la socimi en función del desarrollo y consiguiente aumento de valor del proyecto, según detallaron a Europa Press dichas fuentes. Para BBVA, la operación supondrá así desligarse directamente del proyecto y seguir recortando su exposición al sector inmobiliario, si bien al tiempo mantendría una participación, aunque indirecta, en el mismo.

Asimismo, la entidad volvería a convertirse en socio de Merlin. El banco ya entró en el capital de esta socimi fruto de la fusión en 2016 de esta firma con Metrovacesa también mediante un canje de acciones, si bien BBVA, al contrario que Santander, vendió posteriormente la participación que le correspondió en la socimi. Además, reforzará las relaciones que el banco y la socimi que dirige Ismael Clemente mantienen desde la constitución de esta firma, cuando en 2014 compró un lote de 880 sucursales de BBVA para ocuparlas en alquiler.

De su lado, Merlin, en virtud de la eventual transacción, se reforzará como mayor socimi cotizada del país, potenciando su rama de oficinas, toda vez que ya cuenta con edificios de este tipo, además de centros comerciales y centros logísticos valorados en 12.375 millones. BBVA negocia traspasar la operación Chamartín justo cuando acaba de lograr el acuerdo de todas las partes implicadas tras más de veinte años de desarrollo y negociación entre los promotores y las tres administraciones que participan en el proyecto, fundamentalmente poniendo los suelos, el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Fomento a través de Renfe y Adif.

Un gran cambio para Madrid

El proyecto está previsto que reciba luz verde definitiva antes de que concluya el año con la ratificación por el Gobierno de la Comunidad de Madrid de la aprobación unánime del pleno del Ayuntamiento el pasado julio. La operación está promovida por Distrito Castellana Norte, sociedad de la que BBVA tiene el 75% que negocia vender y el grupo constructor San José, el 25% restante. La redenominada Madrid Nuevo Norte lleva asociada una inversión de unos 6.000 millones de euros y supondrá actuar sobre tres millones de metros cuadrados de terreno, a lo largo de una franja alargada de 5,6 kilómetros de longitud que atraviesa el Norte de Madrid, desde las proximidades de Plaza de Castilla hasta la M-40. Se rata una distancia similar a la que se extiende desde la plaza de Neptuno, en el centro de la capital, hasta Plaza de Castilla, según los promotores.

El eje del proyecto es la remodelación de la estación de Chamartín y la cobertura de su haz de vías, sobre las que se construirá el denominado Parque Central, un espacio verde de trece hectáreas. Este parque será centro del desarrollo, que se completa con un nuevo centro de negocios que, junto a las ya cinco torres, convertirá a la zona en la nueva city de Madrid, además de la edificación de 10.500 viviendas, que en su mayoría se cederían a las administraciones. La previsión es que las obras de urbanización arranquen a finales de 2020. La primera fase del complejo se prevé para 2028, si bien todo el desarrollo contempla un calendario de ejecución a 24 años.

El grupo constructor San José, el socio de BBVA en la denominada operación Chamartín con una participación del 25%, salió ganando en Bolsa ante la eventual venta del banco de su actual porcentaje del 75% en el mayor proyecto urbanístico del país a la socimi Merlin. La constructora que controla y preside Jacinto Rey subió un 2,3% en la sesión bursátil de este jueves, con lo que volvió a recuperar la cota de los siete euros al cerrar en 7,05 euros por acción. Los títulos de San José llegaron, no obstante, a subir más de un 7% en la jornada, dado que llegaron a marcar un precio máximo de 7,39 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook