04 de septiembre de 2019
04.09.2019

La crisis de las 'low cost' resta casi 300.000 plazas aéreas a las Islas

Alemania, Finlandia y Noruega anotan fuertes caídas en las conexiones frente a la subida de países como Bélgica y Francia

04.09.2019 | 01:32

El reajuste operativo que acometen numerosas compañías aéreas, en especial las de bajo coste, para hallar el equilibrio exacto con el que rentabilizar su actividad ha mermado la conectividad del Archipiélago. La crisis de las aerolíneas low cost, que ha dejado varias víctimas por el camino, ha recortado la capacidad aérea de Canarias, que ve cómo para la temporada de invierno perderá cerca de 300.000 plazas. Ni tan siquiera el crecimiento de los asientos con la Península -las Islas ganan 76.236, un 3,9% más- compensa la caída del 4,7% con el extranjero.

La reorganización que llevan a cabo las operadoras, como Ryanair, que tiene previsto el cierre de sus bases en Gran Canaria,?Tenerife Sur,?Lanzarote y Gerona el 8 enero, se explica, en parte, por los últimos movimientos en el tablero turístico. La creciente demanda que despierta la recuperación de destinos competidores como Egipto o Turquía les conduce a desviar la atención hacia mercados que hasta no hace mucho estaban fuera de juego. La pérdida de conectividad va de la mano, por tanto, del retroceso en la llegada de turistas extranjeros.?Durante los siete primeros meses del año, Canarias recibió un 3,9% menos de visitantes.?Es decir, dejaron de venir al Archipiélago 309.479 turistas, un 65,78% de ellos alemanes. No en vano, las conexiones con Alemania, el segundo mercado emisor más importante de turistas para Canarias tras Reino Unido, son las que más han notado el cierre de empresas como Germania, Air Berlin, Niki o?Small Planet. Las plazas aéreas con este país acaparan, de hecho, casi todo el recorte en conectividad para la próxima temporada, según los datos que maneja Promotur. De los 294.097 asientos que pierden las Islas al pasar de 6,21 a 5,92 millones, un 95,11% son con Alemania.

La conectividad con Reino Unido, en cambio, resiste pese a la incertidumbre que siembra el brexit y a que no se ha llegado a recuperar los niveles previos a la quiebra de Monarch. El número de plazas aéreas permanece prácticamente invariable, pues solo crece un 1,4% hasta alcanzar los 2,37 millones. Entre los mercados extranjeros, los asientos suben de forma significativa con Portugal, que registran una subida del 76,3%; Bélgica, con un alza del 34%, y Francia, con un 22,4%.

La capacidad aérea regular hacia Canarias desde la Península también refleja la recuperación del turismo nacional, que creció un 16,6% entre enero y julio. El volumen de plazas previsto para el invierno da cuenta de ello. Los asientos programados supera los dos millones tras aumentar en un 3,9%. Desde Promotur entienden que este repunte también se debe al impacto que ha generado la bonificación del 75% para residentes canarios en los trayectos con la Península.

En el lado opuesto, además de Alemania, se encuentran Rusia y Polonia; Finlandia y Noruega o Austria y?Suiza, que anotan notables caídas por encima del 30%, 20% y 10%, respectivamente. República Checa, Irlanda, Italia y Luxemburgo tampoco se salvan de los números negativos.

En el punto de mira se encuentra ahora la afectación que puede ocasionar el cierre de las bases de Ryanair. Rafael Gallego, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (Ceav),señala que en caso de que su marcha supusiera una pérdida de plazas, éstas serían ocupadas de inmediato por otras compañías si éstas son rentables. Es más, Gallego descarta incluso que se produjese una subida de precios en los billetes porque, de ser así, esas rutas perderían interés.

El Gobierno de Canarias ya ha apuntado a que peleará para evitar la pérdida de conectividad. El Ejecutivo regional no tiene fecha a corto plazo para la celebración de una cita. Mientras, el conflicto laboral que vive la empresa con la huelga de los tripulantes de cabina de pasajeros durante este mes se agudiza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook