14 de agosto de 2019
14.08.2019

Gobierno y cabildos avisan a Ryanair que la conectividad es posible sin ella

La consejera Yaiza Castilla propone más promoción para atajar los efectos de una potencial pérdida de plazas aéreas

14.08.2019 | 01:25
Ángel Víctor Torres, al fondo, junto a los presidentes y otros representantes de los cabildos, y la consejera Yaiza Castilla.

Casimiro Curbelo critica la ausencia de La Gomera en la reunión

El Gobierno canario optó ayer por tomar la iniciativa en la crisis que se ha abierto por el previsible cierre de las bases que Ryanair tiene en el Archipiélago. Llamó a los cabildos de las islas en las que opera la compañía irlandesa de bajo coste -a Casimiro Curbelo no le sentó bien la ausencia del resto- y todos convinieron en la pertinencia de incrementar el trabajo puerta por puerta, aerolínea por aerolínea, para el caso de que la low cost de Michael O'Leary deshaga posiciones más allá del umbral del dolor que podrían soportar el turismo y la actual oferta que tienen a su disposición los residentes en las Islas.

El presidente Ángel Víctor Torres explicitó el objetivo al término del encuentro. "Defender que no se pierda una sola plaza que pueda traer turistas". El problema al que se enfrenta Ejecutivo es que Ryanair, que desembarcó en las Islas en la parte final de 2010, es hoy la compañía aérea número uno en el Archipiélago en volumen de pasajeros. La aerolínea ha sido parca en palabras desde que el sindicato USO diera la voz de alarma sobre el posible cierre de las bases que tiene en los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife Sur. El lunes, un portavoz autorizado aseguró que "ninguna ruta" de las que actualmente mantienen con Canarias "se verá afectada". A partir de noviembre, con el inicio de la temporada invernal, atenderán esos servicios con "aviones procedentes de otras bases".

Un gran problema

La aerolínea irlandesa está ante un problema objetivo. Tiene encargados alrededor de una treintena de aparatos Boeing MAX y esperaba volar con ellos a partir de este verano. La entrega se ha retrasado y tiene que cumplir con los compradores que han adquirido parte de su actual flota. Es decir, se ha encontrado con un recorte de activos con el que no contaba.

Esa circunstancia y la ausencia de respuesta al requerimiento de una comunicación oficial han bastado para que el Gobierno regional y los cabildos hayan vendado una herida que amenaza con abrirse de par en par. Cierto también, como apuntó Torres, que no es la primera vez que corre el runrún de una espantada y que en esta ocasión "se produce en medio de una negociación colectiva".

La consultora de Inteligencia Turística Mabrian Technologies, en colaboración con Interface Tourism Spain, en un informe recogido ayer por Europa Press, cuantifica en 949.000 plazas el recorte de la oferta en Tenerife Sur y Gran Canaria, y solo en el primer semestre del próximo año. A la consultora no le pasa desapercibido que esta circunstancia "podría tener un grave efecto en el sector turístico".

Por su parte, el secretario de Organización del sindicato USO en Ryanair, Jairo Gonzalo, señaló que son 5.200 las plazas que se perderán cada día. En el plano laboral, 300 empleos están en el aire con el cierre de las bases. "Lo que queremos hacer es mantener o mejorar la conectividad sí o sí, con las compañías que sean", expuso la consejera de Turismo del Gobierno del Archipiélago, Yaiza Castilla. ¿Cómo lograrlo? "Con la apertura de nuevos mercados internacionales", destacó en una afirmación que va más allá y con la que respondió a la caída de un 27% de pasajeros alemanes que registraron los aeródromos isleños en julio.

No lo tiene sencillo la consejera. Buena parte del batacazo que el mercado germano se ha anotado en lo que va de año está provocado por la quiebra de Germania el pasado invierno. El incremento de la competitividad en el transporte aéreo de pasajeros, en buena parte propiciado por Ryanair, ha desembocado en una crisis en el conjunto del sector, que busca el modo de mantener la rentabilidad del servicio. Jairo Gonzalo afirmó poco después a Efe que la conectividad no está garantizada si ninguna compañía opera con base en las islas, como actualmente hace Ryanair.

Declaración de intenciones

La comparecencia conjunta del Gobierno canario y los cabildos se quedó en una declaración de intenciones, la de aumentar la promoción del destino para atraer a cuantas más aerolíneas mejor. La competencia va a abundar en todos los rincones del mundo y de conseguirlo no solo va a depender la salud del turismo, sino también la salud de los bolsillos de los canarios.

Cuando una compañía abandona un destino -Ryanair asegura que no lo hará- otras ocupan su lugar. Difícil pensar que la presencia de las que lleguen alcance la intensidad de la compañía de bajo coste irlandesa. Si la oferta de plazas cae, los precios suben.

En medio de esta refriega, Casimiro Curbelo, presidente del Cabildo de La Gomera y de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) -partido al que también pertenece Yaiza Castilla-, criticó que no se le convocara a la reunión, como también ocurrió con La Palma y El Hierro. "¿Cuando se produce una reunión para hablar de la conectividad no nos llaman? Me niego", advirtió. En septiembre se retomarán los contactos entre Gobierno y, esta vez sí, el órgano que representa a todos los cabildos, la Fecai.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook