12 de abril de 2020
12.04.2020

Cristóbal Tabares: "Nunca me ha acomplejado pertenecer al bando 'freak"

"Formo parte de la generación que, a base de 'likes', ha convertido en héroes o antihéroes a personajes anónimos, y que ha cambiado el refranero popular", afirma el artista plástico y director de arte

12.04.2020 | 14:25
El artista tinerfeño Cristóbal Tabares.(

Aunque el municipio tinerfeño de Arafo es conocido por su cultura musical, el pequeño Cristóbal Tabares (Arafo, Tenerife, 20 de julio de 1984) decidió dar la nota pintando. De las ceras a los pinceles, de Youtube al lienzo, de la Botella a la Obregón. Para Tabares, los personajes son personas y el ridículo escribe la Historia.

RuPaul, Tita Cervera, Putin, ¿qué comparten para que hayan sido protagonistas de su obra?

Ninguno me deja indiferente y cada uno por motivos distintos. RuPaul ha conseguido sacar el mundo drag de los antros para convertirlo en un fenómeno televisivo en prime time. Tita se encadenó a unos árboles para defenderlos. La política de Putin va en contra de los Derechos Humanos.

La Real Academia recoge el término friqui para referirse a lo extravagante, raro o excéntrico. ¿Se siente identificado?

La palabra friqui carga con un estigma injusto. Muchas veces se usa en tono despectivo. Creo que poco a poco, la sociedad va abrazando lo raro y poniéndolo en valor. En el mundo del arte aún queda mucho por hacer. Nunca me ha acomplejado pertenecer al bando freak. La sensación de poder pintar lo que me da la gana, sin complejos y divirtiéndome, es una sensación muy poderosa.

Ha pintado a La Pantoja descendiendo en un obra sacra de Rubens y ha sentado a La Veneno en una pintura de Manet. ¿Cuánto de 'todo vale' hay en su producción?

Todos los artistas tenemos éxitos y fracasos. En el proceso creativo buscas que todo tenga algo de coherencia, seguir cierto discurso. También hay ideas que en tu cabeza funcionan y luego la realidad te las baja a tierra de un plomazo. También están las serendipias. Yo soy bastante solitario a la hora de crear. No soy muy de pedir opiniones o buscar consenso, así que en esta empresa que se llama Cristóbal Tabares, vale lo que decido yo que soy el dueño, el inversor y el que trae los cafés.

Se habla de que en el arte millennial el mensaje, el contenido ha desbancado a la técnica.

El mensaje importa. Desde los inicios de la Historia del Arte ha importado y siempre importará. Me gusta que las nuevas generaciones vean en el arte un instrumento para actuar y comunicarse. Hay que democratizar el arte y para ello es fundamental que sea una asignatura obligatoria en los colegios.

Muchos de sus cuadros congelan frases y momentos que forman parte del lenguaje y la memoria colectiva y que son como un pause en un vídeo de YouTube.

Formo parte de la generación que, a base de likes, ha convertido en héroes o antihéroes a personajes anónimos y hemos cambiado el refranero popular por expresiones de los vídeos de YouTube. Me interesa ese catálogo de momentos que forman parte del imaginario millennial, y en la era de lo digital, analogizar con la idea romántica de que un cuadro es para siempre y un meme muere en 24 horas. El proceso es algo así como pasar un DVD a VHS.

Si pudiera conseguir que posase para usted, ¿a qué miembro de la Casa Real elegiría?

Lo tengo claro: A la infanta Elena. Se me da muy bien pintar trenzas.

Platos plásticos pintados como porcelana china y Ana Obregón como la Venus de Boticelli, ¿plagio, copias, sucedáneos?

Asumo que somos copias de copias y que todo está inventado. Me interesa mucho la reconversión y la mezcla. Los referentes están ahí para usarlos y renovarlos. Papas, atún y mayonesa son ingredientes que por sí solos pueden estar bien, pero es que si los mezclas: ¡tienes una ensaladilla!

Descontextualiza, baja a lo terrenal a los intocables, humaniza a las diosas. ¿El arte es arte porque impacta, porque molesta?

Creo en el arte que te remueve las tripas, el que te toca la fibra, el que te enfada, el que hace reír, en el arte por el arte. No todo tiene que ser polémica y afán de hacerse viral.

Cantantes, artistas, famosas, personajes, amplio el universo de seres que le inspiran y protagonizan su obra, pero poca presencia de la política en ella.

No me interesa usar la política en mi obra. No intento convencer a nadie de nada. Yo el activismo lo ejerzo como ciudadano, con mi voto y mis acciones, la pintura es mi recreo. Sólo he pintado a Ana Botella, pero es que su 'relaxing cup of café con leche' traspasó la política para convertirse en Historia de España.

¿Qué tiene quién tiene un Tabares en su pared?

¡Buen gusto! y una obra hecha por un artista libre que nunca hizo nada pensando en vender más, ni en agradar a nadie.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook