Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amós García pide obrar como en el concierto de Navidad o la llegada de los Reyes Magos

El vacunólogo considera que jugar el partido con público «tendría un impacto tremendo»

Panorámica de la grada Popular del Heliodoro Rodríguez López. E. D.

Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología, reclamó ayer que se obre «con coherencia» y que el mensaje que se traslade a la ciudadanía no incurra en incongruencias.

«No se puede decir que los niños no reciban a los Reyes Magos en el Heliodoro o que el concierto de Navidad se haya celebrado a puerta cerrada, y que luego pueda disputarse un partido de fútbol con gran aforo», apuntó en una entrevista en Radio Club Tenerife. «Detrás de cada número hay unos ojos, un nombre y unos apellidos; y eso es lo que tiene que hacer pivotar todas las decisiones», adujo ante la definitiva reunión que hoy mantendrá el Gobierno de Canarias.

Fuentes del Ejecutivo confirmaron durante la jornada de ayer la existencia de un informe que aconseja jugar el clásico a puerta cerrada, si bien Amós García prefirió no profundizar en el contenido de tal documento. «Eso forma parte de la dinámica profesional de los compañeros que trabajamos en Salud Pública y que conviene llevar con prudencia», enfatizó.

«En estos momentos debemos tener en la cabeza el impacto tremendo que está teniendo la pandemia; no somos conscientes de la dinámica perversa que está teniendo el aumento de los casos», adujo. A renglón seguido, explicitó que la repercusión de jugar el domingo con gran aforo sería «tremenda y terrible».

«A mí me parte el alma que muchas personas puedan quedarse sin desarrollar actividades que desean, pero que pueden producir complicaciones en un momento dramático como el que estamos viviendo», añadió. «En lo que tenemos que pensar es en las personas que están enfermando o pueden enfermar», cerró.

Antes, el prestigioso epidemiólogo significó que no es lo mismo abrir los centros comerciales, donde los contactos «son meramente accidentales»; que permitir la entrada de miles de espectadores a un partido de máxima intensidad «donde se ha visto que muchos acuden sin mascarilla, hay abrazos, gritos y cánticos». Por este motivo, se mostró a favor de restricciones severas.

Compartir el artículo

stats