Los presidentes de las federaciones territoriales tienen la pelota en su tejado y deben tomar decisiones en la reunión de esta tarde. Entre ellas sobre el futuro de los dos seleccionadores, Luis De la Fuente y Jorge Vilda, cuyo relevo ha pedido la ministra de Igualdad en funciones, Irene Monteroquien afirmaba que "toda la sociedad está pidiendo una respuesta ejemplar, cambios profundos y respaldo a las jugadoras". 

Las situaciones de Jorge Vilda y Luis De la Fuente son completamente diferentes. O al menos así lo perciben los presidentes de la territoriales que han sido convocados para una reunión de urgencia esta tarde en la Ciudad de El Fútbol de Las Rozas a partir de las 16:00 horas. Vilda está "prácticamente sentenciado" y alguno de los presidentes considera su destitución "un sacrificio necesario visto su estrecho vínculo con Rubiales". 

Sonia Bermúdez, en primera fila junto a la izquierda, junto a Tomé y el resto del staff de Vilda. RFEF

Sonia Bermúdez, "la mejor alternativa a Vilda"

El seleccionador femenino, al que las jugadoras han vuelto a señalar en un comunicado en el que advierten que no acudirán mientras esté él en el banquillo, está en un callejón sin salida. Hay presidentes que sugieren "una dimisión decorosa" del propio Vilda para allanar el camino y elegir así un sustituto, en este caso sustituta, que podría ser la seleccionadora Sub-20 y Sub-19, Sonia Bermúdez. "Es la mejor alternativa", sugieren desde las territoriales. Una entrenadora que cuenta con el visto bueno de las jugadoras y que además se vería desde fuera como un movimiento coherente con el sentir general de políticos y de la sociedad en este asunto. 

Bermúdez ha sido compañera de selección y vestuario de algunas de las internacionales del actual equipo y está bien vista en el vestuario de las campeonas del mundo. Internacional en el Mundial de 2015, sufrió la etapa del exseleecionador Quereda, cuyos comportamientos intolerables denunció junto a otras jugadoras. El pasado viernes estaba en la asamblea, pero lejos de jalear a Rubiales, fue junto a Montse Tomé una de las primerasen salir, visiblemente enfadada por lo ocurrido, además de ser una de las instigadoras de la renuncia del staff, movimiento que además retrató al actual seleccionador. Sonia tiene buena relación con las futbolistas y viene de ganar el Europeo Sub-19 con la selección femenina este verano, confirmando que se trata de una entrenadora sobradamente capaz para liderar al grupo y devolver la normalidad al entorno de la absoluta. 

Vilda tiene contrato hasta junio de 2024, pero su situación es insostenible tras el comunicado que lanzaron la jugadoras que ganaron el Mundial de Australia y Nueva Zelanda después del anuncio de Rubiales de seguir en la Federación: "Después de todo lo sucedido durante la entrega de medallas del Mundial femenino, queremos manifestar que todas las jugadoras que firman el presente escrito no volverán a una convocatoria de la Selección si continúan los actuales dirigentes". 

Luis Rubiales, en la pasada Asamblea extraordinaria de la RFEF. RFEF

El actual seleccionador femenino tendría que confeccionar una nueva lista dentro de un par de semanas en la que no estarían ni las 23 campeonas del mundo ni las 12 amotinadas que no fueron al Mundial. Una situación complicadísima que ha heredado el presidente de la gestora, el extremeño Pedro Rocha, y que entre los presidentes de las territoriales se da por hecho que terminará con "la destitución fulminante de Vilda, porque aliviará notablemente el ambiente y dará cierto margen de maniobra a la gestora", según advertía a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA el presidente de una de las territoriales. 

De la Fuente se postula para seguir 

Mientras tanto, Luis De la Fuente se ha puesto en conctacto con varios presidentes territoriales para advertir que "fue engañado" por Luis Rubiales para acudir a la asamblea en la que el presidente confirmó que no dimitía en contra de lo que había advertido a muchos de los asambleístas. De hecho, ese fue el motivo que ofreció el dirigente a sus miembros para que acudiesen a la asamblea, el de su marcha, y con ello cubrir el cupo necesario de 70 votos para sacar adelante esa sesión extraordinaria. 

Luis De la Fuente y Jorge Vilda, de pie, aplauden el discurso de Rubiales. RFEF

De la Fuente fue uno de los protagonistas de la asamblea al sentarse en primera fila junto a Jorge Vilda y aplaudir repetidamente las intervenciones de Rubiales, llegando a levantarse en un momento dado para ovacionarlo junto al resto de los presentes. Imagen que ha prendido entre la sociedad y los políticos que ahora exigen su despido. El seleccionador ha informado a los presidentes con los que se ha puesto en contacto que fue "objeto de un engaño premeditado, de una encerrona por parte de Rubiales" y que está "muy contrariado por esa traición", con lo que se desliga del de Motril. 

El sentir de los dirigentes de las federaciones es que De la Fuente, después de lanzar su comunicado condenando a Rubiales, dejaba claro su independencia y que debería seguir en el cargo. Especialmente a escasos días de tener que dar la lista de internacinoales de los partidos ante Georgia y Chipre, convocatoria que se producirá el próximo viernes.