Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Waterpolo

El CN Echeyde ata a la boya internacional neozelandesa Emily Nicholson

La jugadora, de 23 años, viene a reforzar el ataque de las ‘Guayotas’, presentando una carta de eficiencia de 40 goles en 69 tiros intentados en la última temporada

Emily lleva desde 2018 en la selección absoluta neozelandesa. CNE

La neozelandesa Emily Nicholson se convirtió ayer en el nuevo refuerzo del CN Echeyde en su debut en la División de Honor del waterpolo español después de llegar a un acuerdo con el club santacrucero. La jugadora, internacional por Nueva Zelanda, viene a jugar en la posición de boya, una de las más complicadas en este deporte. En este caso hará pareja en el puesto con Alba Sánchez, que el miércoles confirmó su renovación por las tinerfeñas.

Emily es una deportista de 23 años y 1,75 de altura que juega de boya. A pesar de su juventud tiene experiencia internacional, con lo que llega a Tenerife curtida en mil batallas con su selección en la que está desde el 2018. Precisamente, la juventud es una de las características que han marcado los nuevos refuerzos para la próxima temporada, tanto en el Echeyde masculino como en el femenino.

Además, es un auténtico peligro y presenta unos números más que interesantes en la competición norteamericana defendiendo las filas del Fresno State, en Florida (Conferencia Costa Dorada). Durante el última temporada tuvo una eficacia en el tiro del 58% en los 27 encuentros que disputó, en los que metió 40 goles en los 69 tiros que intentó.

Con su selección ha participado en el Mundial de Hungría 2022; la Liga Mundial 2018, que disputó en Rusia; y tres mundiales júnior, los de 2015 y 2017 (Grecia) y 2016 (Nueva Zelanda).

Potencia en el ataque. La entrenadora de las Guayotas, Itziar Pavón, explicó que Emily «es una jugadora joven, con bastante proyección. Nos dará mucha seguridad en el juego de boya, ya que es bastante fuerte, lo que se traducirá en que nos dará gran potencia en el ataque»

La waterpolista kiwi se convierte, entonces, en el tercer fichaje de la era Itziar Pavón que debutará en la máxima categoría como entrenadora del primer equipo. El primero de los refuerzos fue el de María Ramos tras un periodo en el que parecía que no se movía nada, pero ya la semana pasada se han sumado noticias en torno al equipo femenino con el fichaje de la canadiense Jessica Gaudreault, que será la jefa de la portería tinerfeña tras la baja de la húngara Flora Bolonyai.

Poco a poco se está creando el grupo tras las renovaciones de dos jugadoras muy importantes en los sistemas del equipo, como son la francesa Gege Pirat y la catalana Alba Sánchez, ambas un constante peligro ante la portería contraria. A ellas se les unirán poco a poco otras compañeras y el club no descarta nuevos fichajes para apuntalar el primer año de las Guayotas en la categoría más exigente.

Oportunidad para crecer. La neozelandesa se mostró su satisfacción por poder integrarse en la disciplina del Echeyde, destacando que «es una gran oportunidad para mi crecimiento como jugadora competir en Europa, además la de poder aprender un nuevo idioma, que es algo que siempre había soñado con hacer».

Puso en valor lo que ha conseguido su nuevo club en tan poco tiempo (dos ascenso seguidos), «que es increíble y tiene mucho mérito. Creo que es el comienzo de lo que este equipo puede conseguir». «Soy una luchadora nata en el agua, nunca me rindo y siempre intento ayudar al equipo en lo máximo», dijo. Como jugadora, «mantengo muy bien la posición en el centro, forzando expulsiones. También en transiciones-contratataques me considero potente y puedo ser muy útil para el equipo».

Compartir el artículo

stats