Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La segunda edición de In&Out acerca la música de Lajalada a los conservatorios

La Fundación SGAE promueve esta acción que acerca el proceso creativo de los músicos al público general y que se desarrollará entre los días 6 y 9 de febrero

Lajalada

El Consejo Territorial de la SGAE en Canarias pone en marcha la segunda edición del proyecto In&Out, que en esta nueva entrega tendrá como artista invitada a Lajalada. El trabajo que realizará en esta ocasión la joven grancanaria cuenta además con la participación activa de profesorado y alumnado de Conservatorio Superior de Canarias y el Conservatorio Profesional de Música de Santa Cruz, lo que lleva a enmarcar esta acción dentro de la iniciativa In&In series. In&Out trata de servir de punto de encuentro entre los autores y el público a través de la puesta en común del proceso de creación artística, fomentando el uso de diferentes disciplinas artísticas para llevar a cabo la difusión libre de todos los momentos de creación cultural.

El proceso creativo se llevará a cabo del 6 al 9 de febrero en el auditorio compartido por los conservatorios ubicados en Santa Cruz de Tenerife. Tras una primera edición protagonizada por el músico y productor de origen gaditano Suso Saiz, quien trabajó en el Espacio La Granja de la capital chicharrera el pasado mes de marzo, Lajalada protagoniza esta nueva entrega y afirma estar nerviosa y expectante puesto que la base de esta iniciativa es la improvisación, una práctica a la que ella no está acostumbrada.

‘Taro’ es el proyecto de la cantante y convierte a las Islas en un único territorio que sirve de refugio

decoration

«Para mí, improvisar es algo muy complicado porque siempre me he considerado un músico de madriguera, me gusta crear despacio y repasar mucho lo que hago», comenta la artista, quien no se había planteado improvisar hasta su participación en In&Out. «Precisamente lo interesante de esta propuesta es salir de nuestra zona de confort y lo que yo busco es crear un ambiente seguro para iniciar el proceso de creación estando receptiva», relata.

El proyecto que Lajalada quiere poner en marcha recibe el nombre de Taro y gira alrededor de un concepto en el que la artista ya lleva varios años trabajando: «Taro es una cueva en la que los pastores se podían refugiar del mal tiempo, por lo que es sinónimo de una madriguera». Ese refugio es para Lajalada la unión de todas las Islas. «Llevo meses visitando todo el Archipiélago, entrando en sintonía con las Islas, sus gentes y sus costumbres», explica la cantante y música quien ahora empleará elementos acústicos de cada territorio para crear una auténtica imagen visual a través de esta iniciativa de la Fundación SGAE. Precisamente, añade, tras los temas que surjan estos días en la nueva edición de In&Out, el objetivo es ofrecer a posteriori un producto audiovisual a través de una instalación interactiva.

Tras los temas que surjan estos días, el objetivo es ofrecer luego un producto audiovisual

decoration

Lajalada celebra la participación en esta ocasión del profesorado y alumnado de los conservatorios de música porque, aunque la presencia de todos estos profesionales la pone nerviosa, «espero poder nutrirme de lo que hacen y saben, y por eso estaré con los ojos muy abiertos, para poder crear un imaginario entre todos».

El productor de In&Out Javier Jiménez recuerda que la primera edición de esta iniciativa «supuso el nacimiento de un proyecto muy innovador y avanzado que mostraba el proceso de creación en tiempo real y con público asistente». Con la introducción en esta nueva edición de la participación de miembros de los conservatorios el proceso creativo se amplía a la experimentación y a la improvisación y permite mostrar la «satisfacción del proceso de creación compartido con el espectador».

Suso Saiz protagonizó la cita el pasado año e incluyó el uso de sonidos del volcán de La Palma

decoration

Jiménez incide en la vinculación del proyecto de Lajalada con la identidad canaria. Tras la propuesta del pasado año de Suso Saiz, que incluyó el uso de recursos sonoros captados en la erupción volcánica de La Palma, la grancanaria también empleará sonidos naturales. Jiménez afirma que se trata de «una de las más excelentes intérpretes y compositoras de la música canaria actual» y celebra la oportunidad de poder llevar esta iniciativa a los conservatorios, ya que se trata de «espacios en los que normalmente no tienen cabida sonoridades avanzadas, sino más clásicas y tradicionales, por lo que es una gran oportunidad para todas las partes».

Compartir el artículo

stats