Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

‘Pensar el final compromete el final’, de Laura Mesa, abre la temporada de la SAC

Esta instalación se podrá visitar en este espacio de Santa Cruz de Tenerife hasta el 29 de octubre

Una de las piezas de Mesa, ‘Epicultura’.

Una de las piezas de Mesa, ‘Epicultura’.

La Sala de Arte Contemporáneo del Gobierno de Canarias (SAC) abre al público la exposición Pensar el final compromete el final, de la artista Laura Mesa (La Orotava, 1975). Una instalación site specific, pensada para ser transitada como una experiencia inmersiva que podrá visitarse hasta el 29 de octubre. El proyecto plantea una intervención basada en redibujar la propia sala de arte, rotando toda su estructura arquitectónica para crear una nueva relación con el espacio, buscando señalar su condición de base de un edificio que es un potente espacio simbólico, como sede de importantes estructuras culturales, entre otras la Biblioteca Pública del Estado. La intervención supone un reposicionamiento de la sala de arte «creando así un área interna y otra externa en el interior, desterritorializando el espacio», apunta la comisaria y crítica Joana P. R. Neves.ç

La instalación aborda las problemáticas entre la realidad y su representación, entre materia e imagen, a través de la investigación sobre los procesos y conceptos del dibujo. Mesa destaca por trabajar habitualmente con materiales y técnicas del dibujo, no solo investigando sus posibilidades sino trabajando en los límites del propio concepto de dibujo con el fin de explorar las complejas relaciones que se establecen entre la realidad y su representación.

Los materiales que emplea Mesa son hojas de papel, grafito y tinta utilizados como herramientas de dibujo

decoration

Neves apunta que los materiales que emplea Mesa son «hojas de papel, grafito y tinta utilizados como herramientas de dibujo, pero también como conceptos que pertenecen a la carne, a la superficie y al pensamiento dinámico». Su obra destaca por ser resultado de procesos extremadamente laboriosos. Así, en su muestra individual más reciente realizó una instalación con unos 800 apilamientos de más de 27.000 pequeñas hojas de papel de seda, colocadas manualmente una a una.

Compartir el artículo

stats