Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carnaval 2022 | Preparativos
José Manuel Bermúdez Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

«Queremos recuperar el Carnaval de la calle en junio en formato de uno o dos fines de semana»

«La fiesta se desarrollará hacia el dique del Carnaval, le gusto o no a la Autoridad Porturaria», dice el alcalde de Santa Cruz de Tenerife

José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz, muestra el nuevo cetro de la reina del Carnaval. Carsten W. Lauritsen

El día que el Carnaval habría salido a la calle –hoy, con la Cabalgata anunciadora– el regidor aprovechará la oportunidad de seguir la senda de las Fallas, que se celebrarán sin restricciones.


Santa Cruz vive una semana atípica porque habría sido la gala y el inicio del Carnaval en la calle.

Tal día como el miércoles habríamos estado nerviosos preparando la Gala de Elección de la Reina del Carnaval, nervios que duran hasta la proclamación y a partir de ahí comienza la cuenta atrás a la Cabalgata anunciadora y la calle, que es nuestro fuerte.

¿Este año tendremos Carnaval en la calle?

Estamos trabajando para que haya Carnaval en la calle. Queremos que haya Carnaval en la calle. Si de nosotros depende, habrá Carnaval en la calle.

¿Qué tiene que ocurrir?

Las Fallas de Valencia se celebran antes que el Carnaval de Tenerife. Si las Fallas se celebran sin restricciones, como han anunciado ya desde la Generalitat Valenciana, nosotros haremos los carnavales. Tenemos la oportunidad de recuperar el Carnaval de la calle en formato de uno o dos fines de semana.

Pero ellos no tienen allí el Gobierno de Canarias.

Ya veremos lo que dice el Gobierno. Sería una contradicción tremenda que Las Fallas o la Feria de Abril se realicen sin restricciones y aquí no se deje hacer el Carnaval en la calle; nadie comprendería eso. En ese caso, el Ayuntamiento se reservaría las acciones tendentes a defender la celebración del Carnaval en caso de que se diera ese agravio.

¿En junio tendremos bailes de Carnaval como nosotros lo entendemos?

Estamos trabajando para que sea así, si nos lo autorizan.

¿El Carnaval en la calle será de un fin de semana o de dos?

Si vamos a hacer un esfuerzo de hacer un Carnaval en junio y hay que instalar todos los escenarios, con todas las contrataciones que eso supone, yo, personalmente, soy partidario de hacer Carnaval en la calle el último fin de semana de junio –viernes, sábado y domingo–, y la sardina el miércoles para concluir con la Piñata, aunque te metas en julio. Es una decisión que está estudiando Fiestas. Estamos valorando un solo fin de semana o dos de Carnaval en la calle, y yo soy partidario de dos, aunque me gustaría escuchar las opiniones de todo el equipo Fiestas.

¿Qué hace falta para que los grupos puedan volver a los locales de ensayo?

Hace falta que las restricciones que están aprobadas se relajen y que el Gobierno empiece a toma decisiones como hacen otro, como ha hecho la Generalitat al quitar la cuarentena en los colegios de Cataluña. Que el Gobierno canario tome decisiones como lo hacen otros. No es posible que el covid en Canarias contagie más que en el resto de España.

¿Por qué Las Palmas de Gran Canaria sí puede celebrar los concursos y Santa Cruz de Tenerife no?

Ellos decidieron mantener los concursos entre febrero y marzo y además lo celebran al aire libre. Por lo tanto, tienen otro formato con otras restricciones. Nosotros decidimos que no nos íbamos a arriesgar y esperamos a junio, como hizo Cádiz, que tomó la decisión incluso antes. No perdonaré nunca al Gobierno canario que no nos haya permitido hacer la recepción de los Reyes Magos en el estadio. Y ese precedente fue muy importante para nosotros porque nos dimos cuenta que el Gobierno podía tomar cualquier decisión en cualquier momento.

¿El Carnaval marcará el reencuentro de Santa Cruz con la calle?

No solo espero que haya Carnaval en la calle, sino también fiestas en los barrios, verbenas... que volvamos a la normalidad en el ámbito festivo.

¿Fiestas de barrio?

Sí, como las tradicionales que realizan nuestros barrios fundamentalmente en los meses de junio, julio o agosto.

¿El Carnaval será la primera?

Si se hace el Carnaval, arrancará todo lo demás también. Es muy importante porque permitirá tirar del carro de las demás.

El lunes anunciaba un catálogo de actividades para devolver la alegría y la ilusión a Santa Cruz.

El Carnaval de Santa Cruz es el pistoletazo de salida de ese gran calendario de actividades en la calle con el que queremos recuperar la alegría y la dinamización económica en nuestra ciudad. Una vez que hagamos el Carnaval en la calle se puede hacer cualquier cosa (se ríe), no hay nada que supere eso. Será el inicio sonado de un calendario de dinamización como no se ha conocido en Santa Cruz.

¿Ya se ha retomado la relación con el Puerto después de la negativa a cederlo para Carnaval durante 60 días?

Dije que un alcalde tiene que estar a la altura de las circunstancias y por mi parte siempre estaré para beneficiar no solo al puerto sino también a la ciudad. Siempre voy a poner por delante los intereses de Santa Cruz y del Puerto. Quien ha salido perjudicado es una feria que no tiene culpa de nada y que le debe al Puerto que haya tenido que trasladar su fecha a septiembre, que es GastroCanarias.

Pero es suelo de la Autoridad Portuaria.

En el pleno de hoy llevamos una moción para pedir al Puerto la desafectación de todo el frente marítimo de Santa Cruz y que se convierta en ciudad desde ya, para no tener este tipo de problema.

¿Dónde estaba la noche del récord Guinness, de hace 35 años?

Ahí (señala a la plaza de España, mientras se ríe), disfrutando. Los que estábamos en ese baile teníamos la conciencia de que se estábamos viviendo algo histórico; más histórico conforme más tiempo pasa.

¿En aquel momento ya estaba en política?

En 1987 estaba en los Jóvenes de ATI, que acababa de fundar. Ese año conocí con Dámaso Arteaga; creo que fue el primer año que comenzamos a salir. Lo conocí porque convoqué a todos los afiliados de ATI menos de treinta años, apareció y nos hicimos amigos.

¿Cómo recuerda aquella época de Manuel Hermoso?

Me llamaba la atención lo integrado que estaba Manolo en el Carnaval. No solo en el Carnaval de los grupos, sino que salía con su grupo de amigos, que pertenecía a la asociación de Villa Benítez. Me llamaba mucho la atención, y me gustaba, cómo Manolo era alcalde, carnavalero de grupos y carnavalero de calle. Recuerdo verlo disfrazado y en la cabalgata.

Parecía una locura: 250.000 personas en la calle.

Una locura auténtica que se celebró en 1987, el año de Roma, que no se volvió a ver nada igual hasta 2019, con Juan Luis Guerra, donde hubo incluso más gente.

Primera vez en la historia que Santa Cruz se colapsó por las autopistas para acceder a la ciudad.

Tal fue el colapso que la gente aparcaba en la autopista del Norte y del acceso por la Refinería. Recuerdo cuando me llamó la comisaria de la Policía Local, Carmen Delia González, para decirme lo que estaba ocurriendo en la ciudad. Yo estaba disfrazado, cerca del escenario esperando que empezara el concierto de Juan Luis Guerra, y mi primera pregunta fue: ¿ha ocurrido algún incidente?. A lo que me respondió, sorprendente no. Fue mi pregunta siempre que hablé con ella. Materialmente no se podía bajar de la plaza del Príncipe hacia abajo ni por Villalba Hervás, ni por plaza de la Candelaria ni por Emilio Calzadilla podías llegar a la Alameda. Fue un concierto histórico.

¿Hacia donde avanza el Carnaval en la ciudad?

Cuando los arquitectos suizos Herzog y De Meuron, cuando hacen el enlace puerto ciudad, diseñan el dique del Carnaval, que se localiza frente al Cabildo de Tenerife. Y por ahí se tiene que desarrollar el futuro del Carnaval hacia allá, porque va a terminar siendo ciudad, le guste o no a la Autoridad Portuaria.

De los más de 400.000 carnavaleros de 2019 al kilómetro cero por el covid en 2021.

Ya existía la pandemia en 2020, aunque no había llegado con virulencia a Europa, pero estaba en China. Recuerdo canciones hasta de orquestas canarias sobre el coronavirus y entonces nos lo tomábamos a broma y desgraciadamente dos semanas después estábamos confinados.

¿La experiencia del Carnaval en verano podría permitir mantenerla en el futuro de alguna forma?

Vamos a esperar cómo sale junio, que espero que salga muy bien. Nuestro Carnaval tiene que celebrarse en las fechas que le corresponde. Nuestro Carnaval es el Carnaval original y los demás se han fijado en el nuestro para organizarse y hacer los suyos. El nuestro viene marcado por los 40 días antes de la Pascua. Otra cosa es que en verano podamos hacer algún homenaje o recordatorio de Carnaval. Si sale bien los Carnavales en junio, en 2023, podríamos tener el Carnaval de febrero y un fin de semana en verano una gran fiesta de disfraces en las calles.

Compartir el artículo

stats