06 de febrero de 2020
06.02.2020

Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2020

Trabachones se codea entre Diablos y Mamelucos

La murga refundada por Yone Expósito sorprendió al término de la segunda fase | Notable mejoría musical de Diablos y 'letras de investigación' en Mamelucos

06.02.2020 | 08:50
Yone Expósito, letrista que se estrena como director en Trabachones. A la derecha, Mamelucos (arriba) y Diablos Locos.

Diablos Locos fue un remanso murguero en una segunda fase de murgas que recuperó el pulso al final, con la refundada Trabachones. Con argumento musical y en sus letras, los de Yone Expósito se codean entre las grandes. De la fase del martes, en el ecuador, de los mejores junto con Diablos, frente a unos Mamelucos con letras propias de una comisión de investigación y un Ni Pico-Ni Corto que aspiraba a lograr el "reintegro" y pasar a la final de mañana.

1.- Mamelucos (1980). Puesta en escena para "jugar al pie" de su nuevo diseñador, el grancanario Josué Quevedo, que en su regreso a Tenerife ya acapara el primero y el segundo de Presentación del certamen infantil (Redoblones y Mamelones). Tras una puesta en escena con solista -que ahora se atribuye a Zeta-Zetas, con Besay Pérez, pero que lleva años interpretando ya Mamelucos- alimentaron el opio del pueblo. Eso sí, Mamelucos disfrazó sus voces frente a lo que es habitual con Xerach Casanova. Desgranan un primer tema intentando ser la voz del pueblo, aunque más parecen investigadores secretos. Desgranar que el pliego de la contratación del concierto de Juan Luis Guerra lo firmó un interventor y militante del PSOE, para seguir "tirando de la manta" y recriminar que se juega con la salud, pues se pasan los contenedores de basura por las plantas del hospital. Y de ahí, los de la Casa del Miedo "estrenan" al concejal de Seguridad, Tino Guzmán Plasencia, por su gestión de Protección Civil.

El segundo tema, "Expectativas". Mamelucos tenía más magia en el pasacalle que en su repertorio. En la primera estrofa, salen del Palacio de Justicia en el que parece que se habían metido en el primero para tocar la realidad de la calle, al reprochar la mala ubicación del público en la final del viernes, con el general de pie; o referencia a las murgas de Las Palmas. Luego meten intensidad con una retahíla dedicada a la cantidad de reservas de aparcamientos en Santa Cruz, para cantar al presidente del Gobierno, al que culpan hasta de la calima para lamentar. Viajes al presidente de Gobierno y a la alcaldesa de Santa Cruz, a la que dicen que todo lo que anuncia como gestión es gracias a su antecesor. Poco importaba lo que cantaban. Mamelucos convirtió la segunda fase en un circo romano a cuya arena de la letra entregaba a las víctimas de sus canciones en busca de conquistar el aplauso del público. Depositan la intensidad en la virulencia del repertorio. Mucha letra pero poca química; con ellos se innova estilo: premio a la mayor denuncia.

2.- Tras Con Tras (1996). Abren con una presentación que nunca podrá rivalizar con su pasacalle, una visita guiada por la historia murguera del Carnaval. Se adentraron en desvelar "Un tema tabú". Enorme mejoría musical con Cristo Casas y buena selección musical. Solo el ritmo trepidante y cómo combinan la respiración para no desfallecer demuestran un enorme trabajo para sacar brillo a Gara García, una letrista que comenzó "jugando" a hacer una letra interactiva al Twitter hasta fajarse en un tema de máximo compromiso social.

Desgranan detalles. De Carnaval, a la vida real, para decir que las mujeres son mercancía para medios de comunicación por cómo tratan la violencia de género. Otro episodio del tabú: mezclan al abuelo que está en una residencia con abortista, o las listas del paro. A veces, a la buena crítica e interpretación hay que sumar magia.

Segundo tema: "Una vida por la que vivir", de Santi Martel. El sentimiento de la maternidad en forma de canción, que se hace casi tan lento como el tiempo de gestación. Buscan el más difícil todavía en la selección musical, hay mucho trabajo, buena vocalización pero no conectan. En sus bodas de plata han demostrado una gran evolución, pero le falta el plus de final. Segunda murga en participar y comienza el coso del Carnaval: aparecen unos jóvenes y, a falta de traducción simultánea, parece que recrean un mano a mano entre las madres y sus hijos: intentan superarse. De más a menos: mejor el primero. El segundo tema... cargado de motivos para desmontar la mejoría.

3. MasQLocas (2014). En tercer lugar, la formación que dirige Tania Fernández con un pasacalles que contagia y conecta por el ritmo. El primer tema, "Los enterados", con un ajuste de cuentas al estilo de la directora que cuestiona la gestión de los responsables de grupos del Carnaval y el talante de algunos compañeros de modalidad. Sigue con referencia a Bolorino, a los políticos del Cabildo, a los abusos de menores... Gran trabajo en el apartado musical y de vocalización en el segundo año de Sergio González como director musical. Y de nuevo, vuelven a cantar a los murgueros y fanatismo del Carnaval, sentencia. Endogamia en un ajuste de cuentas entre compañeros para seguir cantando a los vecinos del centro. El tema, un saco sin fondo que acaba con otro coso con personajes del Carnaval y... temazo.

La presentación del segundo, "MasQlocas se trans forma en su voz" hace temer lo peor. "Crecer en un cuerpo que no es para mí", comienzan. El trabajo de Sergio González logra hacerse escuchar y mantener la tensión; alimenta la capacidad para sorprender. Y de ahí al bullying y operaciones de cambio de sexo. Si alguien por la tele seguía despierto merecía un premio. La primera fase, una joya. Fiestas debería plantearse incluir un psicólogo en el jurado por el contenido de los repertorios, un abogado por la intensidad de algunas críticas y hasta un servicio extra de otorrino al acabar algunas actuaciones.

4.- Diablos Locos (1970). Se hicieron de rogar en los preparativos para comenzar a cantar. Y demostraron que en la fase había vida. Arrancaron con una presentación infernal en la que desvelaron que el diablo que presentaron como disfraz en la plaza de la Candelaria tenía sorpresa. El diablo tenía alma de Carnaval. Una particularidad: Maxi Carvajal y su hijo, Tomi, visten el mismo traje de director.

Su primer tema, "La agencia de colocación", da a Bermúdez trabajo de duende; para Carlos Alonso un trabajo en Buenavista para ver cómo "se mama" las colas de la autopista, o curro para Bolorino, de Torrente, o a la anterior alcaldesa de Güímar, de bailarina. En la bolsa de trabajo, da un giro en un canto a Canarias, con el escudo con el Teide y el Roque Nublo, y símbolos de cada una de las ocho islas.

El tema aborda los problemas de los parados mayores de 50 años, después de 30 años cotizados que dicen que no valen para nada. Entra la canción en plenitud musical por obra de Víctor Asensio. También ponen voz a aquellos recién titulados en la Universidad, que trabajan en la gasolinera, en el McDonald's, en el tranvía... Tocan la fibra. Se hacen voz de pueblo en el escenario. Acaban llenando de orgullo que hay murgas buenas y la defensa de Canarias.

En su segunda canción, "El autocorrector", en la que Víctor Asensio prometía crítica e ironía. Y se presumía mucho ingenio; el "autocorrector" quedó en un "limpia espacios". En los tonos se escuchaba dando la entrada a Acaymo Correa en los mejores Diablos Locos a nivel musical de la última década. En el primer tema, Maxi Carvajal. En el segundo, Tomi. Cincuenta años de historia.

Simulan un diálogo de whatsapp en el que cambia el texto que quiere poner José Manuel Bermúdez, que acaba más quemado "que la calva de Manolo Peña". Y le mandan un mensaje a la presidenta de la asociación de los vecinos del centro y le recuerdan que solo hay tres noches de Carnaval y recrean la actuación de Manny Manuel en Las Palmas: y logran carcajadas cuando saluda a Güímar. Se contagia la murga de la calidad musical del intérprete y pierde tonos. Pero echan mano del feeling cuando cantan a Gran Canaria por el incendio y piden un hidroavión, no más visitas de Pedro Sánchez. Sin maravillas, un oasis en la segunda fase. Al hilo conductor en algún momento pareció perder cobertura. En la fase del martes Diablos pasa de tacón con pasacalle y despedida y esos guiños que enamoran al público con solo decir: Diablos Locos.

5.- Ni Pico-Ni Corto (1973). Arrancan con un pasacalle archiconocido que entusiasma y que todo el público canta, una banda sonora del Carnaval de ayer y aunque parezca que no cuadran los tonos. Carlos Estévanez, el director, dedica el repertorio al fallecido murguero del Norte Samuel Armas, amigo del letrista de la murga -Nino Bello-, y entran con el primer tema: "La primera vez". La murga parece que canta hacia dentro del escenario. Y la primera vez... "que fuiste a un fiestón, o con la piba que te fuiste de acampada y te hizo una empanada de carne mechada". Aprovecharon la oportunidad para dar un consejo a la alcaldesa, en su primer concurso de murgas al frente del cargo, "aunque digan que gobiernas no por votos sino por chanchullos". Incluyen un tributo al personal que apagó el fuego en Gran Canaria, para añadir críticas a Pedro Sánchez por su visita. De más a menos la intensidad del tema.

Su segundo, "El tema de los efectos". De nuevo, la murga, montada por Óscar Gomez, parece que "canta para adentro". El primer efecto, el eco: hay que repetir las últimas tres letras de la frase: Patricia Hernández es sincera... y el público respondía "era"; o cómo son los de Ciudadanos (las últimas letras). Despiertan carcajadas y se atreven con el "satisfyer". Y acaban haciendo un cartel viviente con los personajes de Nóbrega en un tributo al Carnaval. Y en busca de los efectos, canto al canarión que vive efecto invernadero, para cerrar el tema con los personajes del cartel de nuevo. Acabaron siendo "políticamente correctos". Vistas más de la mitad de las murgas, no se trataba de lograr el pase a la final, sino murgas para rellenar las ocho plazas de mañana.

6.- Chinchosos (1987). Nada más llegar, y con el tiempo que tardaron, permitieron hace apuestas por conocer si volvería a emular la mejor interpretación del "Soñé". Su disfraz llama la atención. Casi tanto como el primer tema, el "Lagarto milenario". Chinchosos demostró tanta pasión por el Carnaval como para pasar medio año ensayando y que sea tan poco lucido. Y eso que a veces hasta llamaban la atención sus voces por el contraste con el resto de la actuación. La letra de "Lagarto milenario" seguro que le vale de atenuante para que el letrista que escribió en letras de oro la historia de Chinchosos inicie el periodo de divorcio. Chinchosos siempre con el ingenio. Lo hizo años atrás con "p... para todos", y anoche con un difícil humor con el rabo del lagarto. Y eso con paréntesis bonitos, como el guiño a Canarias tocando corazón, en el estreno del letrista Cristian Beltrán. Lo mejor de su primer tema, que acabó.

El segundo tema, según lo definió su director Lolo García, no es de crítica ni de humor, sino homenaje. Así nació "Héroes sin capa". Su repertorio combina las voces y la letra como el rojo y el verde de su disfraz. Con el montaje musical de Gustavo Pomares, empiezan a cantar que ahora se rinde el homenaje a alguien cuando protagoniza algo anormal. La letra, de Paco Padilla. Luego se solidarizan desde el escenario con un chico de Los Realejos que precisa ayuda para recibir un tratamiento médico específico en Península, y luego canto a mujeres que defienden un puesto de trabajo. Lolo García dedica la despedida a Samuel Armas y a su familia. Lo mejor de toda su actuación.

7.- Trabachones (2019). Lo peor de Trabachones, actuar en séptimo puesto y después de Chinchosos, en el sopor de la recta final. En la refundación de Trabas, presididos por Domingo López Fumero, estrenan al frente a Yone Expósito, el letrista talismán de Castorcitos. Hicieron una presentación en la que enseñaron sus garras musicales. Aunque para poesía, su pasacalle. Por primera vez lo interpretan en la nueva era de Trabachones, y ya enamoran. Contagian el talento de Yone Expósito, director artístico y letrista, con el de Judo Lorenzo, llegado de las murgas del Norte -como Ni Pa Tanto-, que ha sacado oro de las voces a estos "Guerreros de Terracota", título de su primera canción en concurso.

Arrancan de forma espectacular, con una formación que parece avanzar sobre el escenario en defensa de todos los temas que desgranan en su repertorio para reprochar los desaires de Podemos -el tema se hace una bola y se pierde el detalle de la letra-, o una mejor Sanidad -con rapado de pelo- para seguir cantando a los mayores en un brindis por sus pensiones y reclamar honor para los abuelos. También recuerdan a los guerreros que dejaron su corazón en la guerra y enamoran con un declaración de amor a Javier Nóbrega y al Carnaval, con perlas engarzadas, cuando dicen que el lápiz es el arma de Nóbrega y le sacan los colores a los murgueros "cobardes" que cuestionan su trabajo. Tocaron corazón. Intensidad. Fuerza.

El segundo tema, "Buscando estilo", mejoraba aún la calidad musical de su primer tema, cuando ya habían dado un manotazo en una segunda fase para olvidar con la excepción de Diablos. La refundada Trabachones ejecutó un segundo tema que fue un guiño a cada murga del Carnaval, un brindis por la fiesta en el que Yone Expósito se reivindicó como letrista no solo de infantil sino también adulta. En la búsqueda de estilos, cantaron a los vecinos del Sur como si fueran Bambones; luego jugaron a innovar, y un detallazo de Zeta-Zetas, con el mismísimo Javier Lemus actuando de "padrino" junto a una decena de Zeta-Zetas, con su antología de disfraces 3D, y a quienes defendieron y elogiaron por buscar siempre lo mejor por el Carnaval. Pero el tema solo acababa de desbordar ingenio. Luego cantaron a Trapaseros, en defensa de venir del Norte; o pedir un premio para Desbocados; elogiar las letras de Burlonas. Simplemente arrolladores. Fue una retahíla en la que rindieron un homenaje a todas las murgas, saliendo en defensa de cada estilo y cada grupo. Emocionante. Orgullo murguero. Salvo omisión, hasta mañana, si el jurado también decidía anoche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Programa del Carnaval

Programa del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2020

Consulte aquí la fecha y hora de todos los eventos de la fiesta del año 2020, que dará comienzo el 24 de enero con la Gala Inaugural y que lleva por temática 'Los coquetos años 50'



Programa del Carnaval

Programa del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2020

Consulte aquí la fecha y hora de todos los eventos del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2020