03 de octubre de 2019
03.10.2019

El autor del cartel: "Nadie tiene los derechos sobre dibujar multitudes"

Nóbrega zanja las dudas de quienes publicaron la portada de un libreto de Singuangos o una propuesta de cartel de Cádiz Cartelistas de otros años elogian la honestidad y calidad de la obra

03.10.2019 | 02:56
El autor del cartel: "Nadie tiene los derechos sobre dibujar multitudes"

El cartel del Carnaval recupera una polémica alimentada esta vez por las redes sociales. Tardó más en conocerse la apuesta de Javier Nóbrega, una noche de Santa Cruz en Carnaval, que en comenzar el "ruido" con la divulgación de la portada del cancionero de Singuangos de 1998 o la propuesta que no superó la selección del concurso de Cádiz para cuestionar la originalidad, pues en estos casos, como en el conocido "Buscando a Wally" o en un cuadro de Manolo Tegeiro de 1991, se recrean ambientes festivos.

El autor del cartel anunciador del Carnaval 2020 de la capital tinerfeña zanja la polémica: "Nadie tiene los derechos sobre dibujar multitudes". Y entre las felicitaciones recibidas, Jesús Tizón, autor de la obra que no superó la selección del cartel de Cádiz 2019 -que pintó un ambiente festivo de la Tacita de Plata-, felicitó a Nóbrega: "Muy bueno artista! Enhorabuena por la ejecución y el resultado! Y me gusta la idea que representa pues al fin y al cabo es lo que también quise representar yo el año pasado en Cádiz. Enhorabuena".

También desde la Tacita de Plata, el que fuera presidente del Aula de Cultura del Carnaval de Cádiz hasta hace dos semanas, Agustín Rubiales, dijo con la gracia que le caracteriza que hay parecido entre el cartel de Nóbrega y la propuesta de Tizón en "la cantidad de gente que hay". "Me parece un cartel muy de la calle, verdaderamente carnavalero, acompañando a la fiesta de tradición de Carnaval, que es de lo que se trata. Está hecho con mucho gusto y representa lo que es la fiesta".

José Antonio González El Flaco, director de la recordada murga Singuangos -que dejó de salir en 2004-, admitió que veía bastante parecido entre el cartel y las portadas de sus cancioneros, obra del recordado componente Enrique Cichoz, como la del baile de magos, en 1998. "Si se inspiró en esos dibujos, tiene buen gusto", dijo El Flaco. No obstante, José Antonio González sentenció: "Chapeau por el pintor... A mí me gusta el cartel anunciador del Carnaval 2020".

El autor del cartel del Carnaval de Santa Cruz 2019, José Luis Trujillo -ganador del segundo concurso que convocó CC en el anterior mandato-, cuando se le pregunta si cree que la obra de Nóbrega es original explica: "Creo que la respuesta la has dado tú al poner otros dos carteles a modo de comparación. Sin decirte nada creo que ya te he dicho mucho", dijo.

Nareme Melián, ganador del concurso del cartel 2018, defiende la obra de Nóbrega después de advertir que tal vez algunos se toman la licencia de criticarlo porque no fue elegido por votación popular. "El cartel es muy local y muy evidente: una noche del Carnaval; tal vez es un cartel secundario, como para anunciar un concurso. Desde el punto de vista técnico, Nóbrega es un crack; está bien nivelado y compensado. Es una obra para pararte y reírte un rato". Nareme Melián no entiende por qué algunos intentan dar caña cuando Nóbrega ha hecho "un trabajo muy bestia".

Javier Torres Franquis, autor por designación del cartel de Carnaval 2016 y doctor del grado en Bellas Artes de la Universidad de La Laguna, da su opinión como un ciudadano más, advierte, después de reconocer que en el acto de presentación de la obra no percibió ninguna polémica. Define el trabajo como "100% Nóbrega. Honesto y claro, como es su obra y con el añadido que es una visión del Carnaval desde dentro, con una óptica tan rica como la que vive el autor. Es un cartel obvio, con la complicación de reflejar la fiesta de la calle con el lenguaje del cómic. Un cartel totalmente coherente que dará mucho juego en el desarrollo de la imagen corporativa de la próxima edición de la fiesta". "Como dijo su creador, es un cartel para saborear como una buena letra de murga", añade. "Hay dos fórmulas: un cartel para engullir rápidamente u otra que requiere más detenimiento. Nóbrega se decantó por la segunda", explica Torres Franquis. Sobre la originalidad, manifiesta que "en 21 siglos de Historia es complicado ser original, y más si en el Carnaval hay gente con la escopeta cargada", se ríe desde su condición de murguero que militó en Mamelucos. "En el cartel reconozco a Nóbrega. Yo que lo conocí personalmente hace unas semanas puede decir que ha puesto corazón, pasión y amor; se confunde quien quiera ver otra cosa". "Está alejado de la mala fe porque, además, no le hace falta", concluye.

Alejandro Tosco, autor por designación del cartel del Carnaval 2015, advirtió que, aunque es partidario del encargo directo, "el PSOE, que criticó los encargos a dedo, y cuando asumió el cargo olvidó sus reproches". "Mi cartel puede ser criticado, o no, pero no se parece a ninguno; y yo no creo en las casualidades.

Waldemar Lemanzyk, ganador de los concursos del cartel del Carnaval 2010 y 2013 manifestó que, desde su punto de vista, "no es un plagio, simplemente ha usado una idea que ya tiene mucho recorrido. Realmente no ha copiado ni colores ni composición ni estilo. Ha hecho lo que suele hacer normalmente en sus trabajos. Es una obra correcta, incluso me recordó a los que suele hacer Dorada, por lo que creo que sí encaja bien con lo que es el Carnaval, aunque como elemento de comunicación publicitaria no sea nada demasiado portentoso ni original". Añadió que "hoy en día te puedo sacar trabajos parecidos de cualquier cartel. Ser 100% original, único y diferente es realmente una odisea. Todos tenemos influencias y bebemos de otros trabajos, lo que importa es que le pongamos nuestra impronta en ellos y la comunicación sea eficiente".

Elena González, autora por designación del cartel 2011, fue categórica sobre la obra de su amigo Nóbrega: "Es maravilloso". "Ni portada de libreto de Singuangos ni cartel de Cádiz... En el cartel de Nóbrega somos nosotros. ¿Que se pueden parecer? No tiene nada que ver con las otras ideas y es un cartel familiar, para nosotros, no para la promoción internacional".

Javier Eloy Campos, cartelista y profesor de la Escuela de Arte Fernando Estévez, asegura que "resulta muy difícil realizar algo completamente muy original. Casi todo lo que se nos pueda ocurrir está hecho. Creo que es importante que los carnavaleros se identifiquen el cartel que los va a representar. Es novedoso por utilizar las formas del cómic". Añadió que "el Carnaval es múltiple y esa es la base del cartel. Da juego para sacarle mucho jugo en los meses que faltan".

Una propuesta integradora

La palmera Eugenia Sangil, que presidente la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTBI) de España, celebra el guiño que a su juicio hace el cartel del Carnaval 2020 desde la acogida y el respeto, a la comunidad LGTBI, al incluir el beso de una pareja de pitufas. "Es un cartel diverso e integrador. El Carnaval es transgresión y diversidad, y no te puedes abstraer de ese componente histórico del travestismo que ha tenido la fiesta de la máscara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook