31 de agosto de 2019
31.08.2019

Más de mil murgueros inician la cuenta atrás del Carnaval

Tres murgas vuelven tras un año sabático y estreno de Desatadas

31.08.2019 | 02:48
Más de mil murgueros inician la cuenta atrás del Carnaval

Triqui y Trabachones afrontan un cambio radical. Zeta-Zetas, Trapaseros, La Traviata, Jocikudos y Arremangados estrenan director musical. Año de oro para Diablos

Más de mil murgueros regresan a los ensayos entre ayer y el próximo martes para afrontar el Carnaval 2020, edición que se adelanta dos semanas respecto a la edición anterior y que trae grandes novedades. La primera, el regreso de tres murgas que se tomaron año sabático en 2019, caso de Marchilongas, la refundada Trabachones y Los Que Son, y el estreno de Desatadas, una formación femenina que lleva ya un año ensayando para su estreno. En total serán 24 formaciones críticas adultas, más la Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá, que actúa fuera de concurso desde 1966 y que este año también afronta cambios. Según las bases, el número de inscripciones presentadas copan las 24 plazas de concurso, incluyendo a Trapaseros, que repiten su apuesta por Santa Cruz en detrimento del concurso que fundaron en el Norte a comienzos de la década de los noventa, y el estreno dentro de concurso de Cascarrabias, la ganadora del Norte en 2019, que representará a la comarca.

2020 estará marcado por las bodas de oro de Diablos Locos, que comenzaron el curso con una miniserie en las redes sociales para generar expectación, y cambios notables en Zeta-Zetas, con la incorporación de Ríchar Casanova; Trapaseros, con Josito Suárez (Nietos de Sarymánchez); Julio Alexis Fernández (Bambones), en Marchilongas, o Adrián Montes de Oca, en La Traviata, sin obviar el "cambio radical" en Triqui-Traques o en Trabachones.

Ni Fú-Ni Fá (1960).- Estrena a Agustín Marrero como director artístico en sustitución del histórico Cándido Acuña, el componente más antiguo en activo. Agustín Marrero salió por primera vez con la Fufa en 2019 llegado de Los Que Son, en la que militó en once ediciones; antes estuvo cinco en Quinquiñecos adulta, de la que fue fundador. Las letras llevarán la firma de Chalo Caraballo, Luisa Vera y el maestro Nicolás Mingorance, y el montaje lo asume una comisión de trabajo designada por la directiva entre componentes que ya trabajan desde mayo. La murga madre de Canarias arranca el lunes.

1.- Triqui-Traques (1968).- La murga más antigua en concurso experimenta un cambio radical que comenzó con la salida de José Castilla, sucediéndolo Javi Ramos, después de 34 años. El Gaviota, como se le conoce cariñosamente, mantiene a Jose Otero hijo al frente de la dirección artística, pero introduce importantes cambios en la estructura, con Javier Suárez Plata, llegado de la disciplina de Zeta-Zetas, y antes de la mixta Rebotados y la infantil Sofocados -en la actualidad ensaya también a los niños de Redoblones, del Pirata. En las letras, otra apuesta a caballo ganador: Sergio González, fundador en 2005 de Irónicos y ganador de cinco Criticones en el Norte. Su reto, volver a final. Comenzaron ayer.

2.- Diablos Locos (1971).- Año de oro para los trónicos con cincuenta años de participación. Anoche, después de una miniserie en las redes sociales para generar expectación sobre su nuevo proyecto, desvelaron su #Diablos20. Con Masi Carvajal como baluarte del espíritu del mismísimo Tom Carby y el repertorio que engarza en forma de perlas de ingenio Víctor Asensio. Lo que podría ser un año difícil para los trónicos, por su mudanza al antiguo colegio Tena Artiga para dejar expedito su sede en la calle Candelaria, queda en una anécdota entre 130 almas murgueras que prometen espectáculo, que lucirán la fantasía que, de nuevo, diseñará Moisés Rodríguez. Anoche, desde la ventana donde siempre estaba Bolodia viendo a sus Diablos, los trónicos mantienen vivo su recuerdo.

3.- Ni Pico-Ni Corto (1968).- Cambio de guardia en la presidencia de la sociedad que fundó el célebre Abelardo Díaz. Su nieto David Díaz toma el testigo de su padre, Fino Díaz. También empezaron anoche los ensayos. Consolidan la apuesta de David Díaz, con Carlos Estévanez en la dirección artística; Óscar Gómez sigue en el montaje musical y las canciones de su letrista de cabecera desde hace seis años, Nino Bello, que se formó en la escuela de Tiralenguas. Cambios en la percusión, con la entrada de Roberto González. 55 voces entonaron anoche el Paseando por las calle de El Toscal que los devuelva a la final.

4.- Mamelucos (1981).- Los de la Casa del Miedo están de aniversario: 40 años dando la murga, y en la cresta de la ola con la generación que lideran Xerach Casanova y Airám Bazzocchi, con un primero de interpretación y un segundo, en un mano a mano con Zeta-Zetas. De los 90 componentes, 21 son nuevos, con regresos incluidos. Anoche, presentación del logo del 40 aniversario, de Javier Torres Franquis, diseñador del escenario del Carnaval 2020. La factoría Xerach-Bazzocchi es su carta triunfadora. Renovación en percusión, con la incorporación de Freddi y Salva, llegados de Zeta-Zetas, más dos excomponentes de Tiralenguas -uno gaditano- y otro, de Trapasones, de Gran Canaria, que se suman a Javi el Conga y Fito Lugo, que ya se incorporaron en la edición anterior. En dos años, renovación total en la percusión. "Fichajes como los del Tenerife, calladitos", dice Manolo Peña, a los que se suman algunos llegados del Puerto de la Cruz.

5.- Bambones (1982).- Desde El Cardonal, los de Primi Rodríguez comenzarán el lunes los ensayos, con la garantía de Julio Alexis Fernández Calzadilla, y las letras de su equipo: Jordán, Juanjo el Abogado, Mario, Agustín, Primi y Javier Nóbrega, que ahora se entrega a rematar el cartel anunciador 2020; primer cartelista en activo. A las filas se incorporan dos directores musicales como componentes: Pablito Moreno, de Zeta-Zetas, y Lolo Tavío, de Triquikonas y Klandestinas.

6.- Cascarrabias (1984).- Presidida por Salva Quintero, se estrena en Santa Cruz ocupando la plaza reservada a la murga ganadora en el Norte en 2019. Premio a la superación que iniciaron con David Padilla, su responsable musical, que tendrá en Urbano García su apoyo, más las letras de Aíto García y Javi Cano el Pechi. En la dirección artística Javi el Chileno.

7.- Marchilongas (1987).- Presididas por Tere Reyes, la murga femenina decana de cuantas están en concurso, regresan tras un año sabático, y lo hacen volviendo a su local de toda la vida en San Luis Gonzaga, mientras esperan que el Ayuntamiento de La Laguna resuelva su esperado local. Como estaba planificado en 2019, cuando tomaron un año sabático, Sofía Gómez, de Pita-Pitos, tomará la dirección artística en sustitución de Keyla Pérez, que pasa a fila. En sus voces, fichaje estrella: Julio Alexis Fernández Calzadilla (Bambones), con las letras de Erick Santana y el propio Julio Alexis, más un grupo de letrista de la murga. Ayer reunión y comienzan el día 3.

8.- Chinchosos (1988).- Con Lolo García al frente, cuentan con Samuel Pomares como responsable en el montaje musical, y la incorporación en la percusión de Brian Brito. Su apuesta: hacer "soñar" con su pasacalle, una de las bandas sonoras del Carnaval.

9.- Trapaseros (1991).- Segundo año de participación como murga de prestado de Santa Cruz. Han renunciado al certamen del Norte que fundaron en los noventa por estar en el concurso donde se estrenaron hace ya 20 años -aunque han sido fijos discontinuos-. Con el aval de Juanka López, su director parrandero, estrenan a Josito Suárez, de Nietos de Sarymánchez, como director musical, después de trece años con Julio Alexis Fernández como su montador. Sus letras, obra y gracia de Emilio Romero y Ragüel Chávez.

10.- Trabachones (1996).- Regresan tras un año sabático y afrontan un cambio radical, el segundo de los que se auguran para 2020, junto a Triqui. Al frente, Yone Expósito, uno de los letristas más cotizados por sus éxitos en los últimos cinco años. En el apartado musical apuesta por un fichaje del Norte, Judo Lorenzo, de lo más granado llegado desde Ni Pa Tanto. El mentor del nuevo proyecto de Trabachones, Domingo López Fumero.

11.- Tras Con Tras (1996).- Celebran 25 años dando la murga con Melca Barrera en la dirección artística y Cristo Casas asumiendo el montaje musical. El martes comenzaron el arreglo de su local, lo que le ha obligado a aplazar el inicio hasta el lunes y permanecerán dos semanas en la asociación San Gerardo, hasta que esté remozada su sede. La próxima semana comunicarán su proyecto para dar mayor esplendor a sus bodas de plata, fiel a su espíritu luchador y de superación.

12.- Burlonas (2000).- Una murga que se ha adaptado como un guante a su directora artística y musical, Adela Peña, lo que se traduce en un estilo de crítica comprometida, perlas que firma David García. Anoche comenzaron su cuenta atrás al Carnaval 2020, en un concurso donde ya cuentan con "certificado de residencia" y donde ya cobran un trienio consecutivo.

13.- Ni Muchas-Ni Pocas (2000).- Por segundo año consecutivo depositan la confianza en Urbano García como responsable musical. A las órdenes de Laura Sierra, su directora musical, cuentan con el aval y la entrega de Carmen Rosa Déniz, su presidenta. Las más de cuarenta componentes que retomarán el lunes sus ensayos en Llano Alegre interpretarán un repertorio que lleva la firma de un letrista sinónimo de éxito, que le tiene cogido el pulso al público: Yone Expósito, que se estrena este año como director de Trabachones.

14.- Zeta-Zetas (2003).- La formación que más ha promocionado el Carnaval en su historia, la murga Got Talent, estrenó ayer su remozado local adaptado a su filosofía 3D. No solo capaz de sorprender con repertorios virtuales que transmiten sensaciones, sino también con un local multimedia: desde anoche dejan atrás las cartulinas para aprender las letras a través de dos pantallas de 50 pulgadas en el local. Muchas caras nuevas a las que se suma el regreso de antiguos componentes hasta rondar casi una nómina de un centenar. Tras la toma de contacto de ayer, el lunes, puesta de largo. En Zeta-Zetas el ingenio se llama Javi Lemus y Santi Martell, con un fichaje etiqueta negra: Ríchar Casanova, que en su día lo fue en Mamelucos y volvió hace dos años con Diabólicas. Zeta-Zetas, por su trayectoria ascendente, no es una moda; es historia y marca estilo.

15.- La Traviata (2004).- La sociedad que preside Juan Díaz afronta un nuevo proyecto, en una edición que supone el regreso a casa -por Carnaval- de Javi Cano el Pechi y Aíto García, para consolidar el estilo que lidera Carlos Casanova, junto a Yeray Merca y Yeray el Farra. A las órdenes de Josechu Álvarez, uno de los directores que sintoniza con las aficiones, estrenan diseñador, Carmelo Cabrera, y su principal apuesta, en la dirección musical: Adrián Montes de Oca, que toma el testigo de José Antonio González y Juani Febles. Llega "criado" en el Norte y ensolerado también en Chinchosos y Chinchositos. Una apuesta para enamorar.

16.- Triquikonas (2005).- El pelotón del Carnaval vuelve a la carga con Almudena Domínguez en la dirección musical y Lolo Tavío al frente del montaje musical, dos clásicos de la murga femenina que acaricia las mieles del éxito en los últimos años. Las letras, de la propia murga, al igual que el diseño. Solo en la reunión de nuevas componentes asistieron 21 incorporaciones, que elevan al centenar el número de componentes. Desde el martes vuelve a dar la murga.

17.- Los Que Son (2006).- Su objetivo, cerrar el año sabático de la pasada edición, un reto que asumirán desde el próximo martes, ya sin la tutela de Acaymo Correa, que durante años asumió la dirección musical. En principio, en lista hay 52 componentes. En la dirección musical, David Pacheco el Dulcerito; en la responsabilidad artística, Fran Aldana. La cocina de las letras lleva la firma de Jose Ferraz el Grano, con el apoyo de Alex el Ruso, Moisés el Gomero, Ernesto y Carlos Quevedo.

18.- Desbocados (2009).- Setenta componentes comenzaron su curso anoche en la Cuesta de Piedra, en la academia donde Juani Padilla, como director artístico, y Rubén García, responsable musical, pelean cada año por demostrar el enorme trabajo que realizan y que son exponentes de la superación que no tiene reflejo en el veredicto del jurado, que se les resiste. Pero conectan con el público con las letras de Nando Galván y Maxi López. Infatigables, toca el reconocimiento al trabajo. Sello de su identidad, la sorpresa que guardaron hasta última hora para el ensayo inaugural de ayer: la presencia de Dembi, el director de la escuela de Jalokoto que la murga apatrina en Gambia.

19.- Jocikudos (2010).- Presididos por Tana Cedrés, afrontan otro de los cambios radicales más importantes para el Carnaval 2020, en busca de enamorar al público. En la dirección artística, Nauzet Campomar, y en el montaje musical, un mago de las voces al que nadie discute el gusto por la música: Francis Trujillo la Juana. La cuadratura del círculo la completa la apuesta por las letras, con Yeray Lorenzo (Trinkosos), más Pumu y Carlos Vera.

20.- Klandestinas (2013).- Dirigidas por Cintia Prendes, revalida su apuesta por Aíto García y Javi Cano el Pechi, que tan buenos resultados les dio, en especial, en sus comienzos. Con montaje de Lolo Tavío, más de medio centenar de murgueras ensayan en Las Delicias buscando la fórmula del éxito con letras ricas en contenido.

21.- MasQLocas (2013).- La murga de Tania López es especialista en reinventarse cada año para buscar la química con el público. Revalidan su confianza en Sergio González como director musical, con letras de Yeray Bajera, Yone Expósito y la propia directora. Solo el cambio que han realizado en el local evidencia su lucha por renovarse y sintonizar con la afición.

22.- Diabólicas (2018).- Llevan tres años, pero entusiasman con la solera que su directora, Lali Carvajal, heredó de su padre, Tom Carby. Rescataron para el Carnaval a Ríchar Casanova, que cuenta con una aprendiz de lujo, Sara Febles. Este año refuerzan su asignatura pendiente con un letrista que escriba a su medida, Jonás González, antiguo bambón, fundador de Trabachines y autor en Rebeldes. También cuentan con el apoyo de Josua Sánchez y Zeben Arteaga, así como de Jose Zalba, de Bambones.

23.- Arremangados (2019).- Su presidente, Agustín Expósito, Papuchi, ha decidido dar un volantazo, con el fichaje de Graci Martín, que se pondrá al frente de la murga como director artístico y el montaje musical de Fito Sosa, que ya trabaja en el cambio también del pasacalle y en el repertorio. El nuevo proyecto de la murga que nace en Candelaria cuenta con el aval de 65 voces que ya calientan motores en Los Guirres para preparar su asalto a Santa Cruz. Ya en junio y julio trabajaron bajo la disciplina de Fito Soto, que montará a Guasona, en La Gomera, así como con la infantil El Cabito.

24.- Desatadas (2019).- Lideradas por Tatina García, comenzaron sus preparativos con la vista puesta en su estreno en 2020. Ya en el festival de murgas femeninas de Las Chumberas se estrenaron. En su montaje musical, cuentan con el aval de Ángel Cabrera, de la laureada murga infantil Castorcitos, y letras de Ardiel Herrera (Trabachones) y Cris Alonso (Distorsionados y directora musical de Criticonas). El jueves celebraron una reunión y el martes o jueves próximo retomarán los ensayos después del mes de agosto de vacaciones. Tienen su cuartel general en Llano del Moro, a la espera de un local, están formadas por 42 componentes; el 90% nunca ha estado en murgas adultas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook