Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleares, a diferencia de Canarias, empieza el año con guaguas gratis y sin pegas

El ‘Govern’ y el Ayuntamiento de Palma han solventado las carencias que sufre el servicio en Canarias y comprometen la gratuidad de los viajes desde el 1 de enero

Pasajeros en una guagua de Palma de Mallorca. Europa Press

Los baleares disfrutarán desde el 1 de enero de bonos gratis para las guaguas. Sin dudas ni pegas. A diferencia de en Canarias, donde las carencias que arrastran las empresas que prestan el servicio comprometen la puesta en práctica de la medida, en el archipiélago mediterráneo no faltan ni vehículos ni chóferes. En Baleares solo les queda por aclarar si los viajes en las guaguas de la EMT, la Empresa Municipal de Transportes de Palma de Mallorca –que se encarga del servicio urbano en la capital mallorquina y alrededores–, serán o no gratis. No obstante, todo parece que sí, que también el servicio urbano de Palma se beneficiará del compromiso que Coalición Canaria (CC) le ha arrancado al Gobierno de Pedro Sánchez a cambio de que los nacionalistas voten en el Congreso a favor de los próximos presupuestos generales del Estado.

El caso es que tanto la EMT, que depende del Ayuntamiento de la capital balear, como el Consorcio de Transportes de Mallorca, que a través de la marca TIB gestiona el servicio interurbano de guaguas, han solventado en los últimos años los déficits de recursos materiales y humanos que dificultan la implantación de los bonos gratis en Canarias.

«En Baleares van a tener las guaguas gratis y no ha habido ningún problema», se quejó este martes la diputada de CC en las Cortes María Fernández. Aquí, en cambio, las empresas que prestan el servicio en las islas capitalinas –Titsa en Tenerife y Global y Guaguas Municipales en Gran Canaria– ya han avisado que no están en condiciones de afrontar un incremento de la demanda como el que se espera una vez entre en vigor la gratuidad del servicio.

Renovación

¿Cuál es la diferencia? Que en el archipiélago mediterráneo hay chóferes y guaguas suficientes –y nuevas– para hacer frente al previsible pico de demanda a partir del 1 de enero –fruto del proceso de renovación y modernización que los servicios urbano e interurbano han experimentado en los últimos años– y en el archipiélago atlántico ese proceso está por concluir.

Es verdad, y no es una cuestión de poca importancia, que el volumen de viajeros en las guaguas baleares no es, ni de lejos, el registrado en Canarias. Algo relevante en la medida en que el mayor o menor número de usuarios de un servicio cualquiera influye sobremanera en la mayor o menor complejidad de su gestión.

Sin embargo, y en cada caso en función de su demanda, no es menos cierto que la flota de guaguas de TIB –el consorcio está adscrito al Govern– se renovó ya el año pasado aprovechando la finalización de las concesiones a las empresas que hasta entonces prestaban el servicio. Se incrementaron frecuencias, se ganaron conexiones, se incorporaron vehículos eléctricos... Y tres cuartos de lo mismo han hecho la EMT y el Ayuntamiento de Palma, donde no hay temor alguno a una eventual y digamos desmesurada subida de la demanda. No en vano, la EMT acaba de incorporar un centenar de guaguas y tiene encargadas otras 69, con lo que renovará así alrededor del 90% de su flota. Además, explican desde el consistorio, en su momento se crearon hasta 140 nuevas plazas de conductor, de ahí que tampoco sufran aquí carencias.

La oposición no da crédito: «Es una actitud infantil»

Los dos grandes partidos de la oposición –CC y PP– no daban crédito este martes a las dificultades para implantar en tiempo y forma la gratuidad de las guaguas. La diputada nacionalista María Fernández, cuyo partido logró arrancarle al Gobierno los fondos necesarios para los bonos gratis, se expresó con visible malestar ante una «actitud infantil». «Todos los partidos, todos, reclamaron la gratuidad de las guaguas, pero mientras que otros se conformaron con el 50%, nosotros peleamos por el 100% hasta conseguirlo, y resulta que ahora les llega el dinero y son incapaces de gestionarlo», expuso la representante de CC. Fernández agregó que la solución es que el dinero que el Estado transfiere para el transporte –los fondos digamos ordinarios– se emplee ahora para solventar carencias. El líder del PP en Canarias, Manuel Domínguez, afirmó por su parte que se ve una vez más la «improvisación» que caracteriza a los Gobiernos central y regional. «Veníamos advirtiendo que Canarias necesitaba la gratuidad de las guaguas, y ahora resulta que no estamos preparados», lamentó.

Compartir el artículo

stats