Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pleno de la Cámara regional | Arranca el último tramo de la legislatura

El Parlamento canario se coloca ya en ‘modo electoral’ e incrementa la crispación

La gestión del presupuesto, la ayuda estatal al transporte, los expresidentes o la dependencia enfrentan a los portavoces en la última etapa del mandato

50

Pleno del Parlamento de Canarias, 12/09/2022 Andrés Gutiérrez

El Parlamento regional inició ayer el último curso de la legislatura antes de las elecciones de mayo de 2023 y si hasta ahora Canarias parecía al margen de la crispación política nacional, la cercanía de los comicios ha cambiado las formas en las que se comportaba el debate político en las Islas, tal y como se evidenció en el Parlamento en el primer pleno tras el periodo vacacional. Fueron numerosas las preguntas al presidente, Ángel Víctor Torres, y al resto de su equipo de Gobierno en esta sesión de control del Ejecutivo, sobre asuntos que han generado controversia como la implantación de una tasa turística, si se les debe dar un salario a los expresidentes canarios, la gestión de los presupuestos y cómo serán los de 2023, la dependencia o la inmigración.

El primer rifirrafe se produjo entre Ángel Víctor Torres y Manuel Domínguez, presidente del PP y nuevo portavoz del grupo en la Cámara -sustituye a Australia Navarro que pasa a ser secretaria de la Mesa del Parlamento-. Ambos se enzarzaron en una discusión dialéctica a cuenta del sueldo de los expresidentes canarios. Ante las acusaciones del dirigente popular de que Torres está preparando una nueva norma para plantear que los expresidentes puedan cobrar un sueldo vitalicio y así garantizarse su futuro después de mayo, Torres puso un audio de la entrevista en la que hablaba de los expresidentes por primera vez, en la que decía que quienes prestaran algún servicio a la Comunidad de asesoramiento podrían recibir una remuneración. Pero, recalcó, que nunca dijo nada de una paga vitalicia.

Por ello, acusó al portavoz popular de «calumnias» y alegó que «ningún canario merece un candidato que mienta». Además, le reprochó que «no ha aprendido nada» porque su partido perdió unas elecciones «porque mintieron a los españoles». Domínguez le replicó insistiendo en que Torres está elaborando un proyecto de ley «para salvaguardar su futuro» y comentó irónico que en el audio que puso el presidente en el hemiciclo no distinguía si era su voz o la de Pedro Sánchez, porque cada vez lo imita más y hasta «no se pone corbata». Después instó a Torres a pedir perdón a los canarios que están en paro con 55 años.

Otro de los debates que tienen en vilo al presidente regional y más que seguro candidato del PSOE para revalidar el cargo es que en Canarias no se dé el 100% de bonificación a las guaguas y tranvía como a los trenes de la Península. En este caso fue el portavoz de CC, Pablo Rodríguez, el encargado de leerle la cartilla a Torres y de afearle que intente defender a Pedro Sánchez con números en vez de propugnar el mismo trato a los canarios que a los peninsulares.

Ayudas al transporte

Según Torres, los isleños son los más beneficiados porque la bonificación al transporte urbano en guagua es del 50%, cuando en el resto del país lo que rige es del 30% para el transporte urbano en bus y el 100% para el transporte en tren de cercanías, que tiene menos usuarios. Así que, en conjunto, cada canario recibe una bonificación del 50% y cada español no canario un 36%, sumado el transporte urbano y el tren de cercanías, según las cuentas de Torres.

Sin embargo para el nacionalista Pablo Rodríguez «lo que le importa a la gente» no son los recursos medios que se reciben, sino cuánto le va a costar el transporte público, y al respecto recalcó que mientras un ciudadano de Mérida puede ir en tren gratis a Badajoz y uno de Cádiz gratis a Sevilla, ningún canario puede desplazarse gratuitamente de un sitio a otro en trayectos con el mismo kilometraje. «Más de 700.000 españoles se van a beneficiar del transporte gratis, pero ningún canario», sentenció Pablo Rodríguez.

Sobre los presupuestos de 2023 que cocina el Gobierno canario compareció el vicepresidente y consejero de Hacienda Román Rodríguez. En este asunto la oposición fue un bloque compacto al señalar que pese a tener los mayores recursos de la historia, el paro, la pobreza, la espera en dependencia o la voracidad recaudatoria que lastra los bolsillos de los canarios contrastan con la visión «triunfalista» del Gobierno sobre su gestión. Ante el crecimiento de la recaudación del IGIC y la alta inflación reclamaron de nuevo al Gobierno que baje los impuestos, una demanda que va a ser una clara consigna electoral del PP y CC. Rodríguez respondió, con su voz atronadora y su innata gestualidad, que «hay gente en la Cámara que utiliza la mentira, la mediocridad y la mala fe» para «engañar a los canarios». Y explicó a sus señorías, por si aún no lo sabían a estas alturas de legislatura, apostilló, que los impuestos canarios suponen únicamente el 6,7% del Presupuesto, más del 70% proviene del Estado y otra parte de fondos europeos.

Por ello, retó a la oposición a que les pida a los ayuntamientos y cabildos que bajen el IGIC, puesto que las corporaciones locales se nutren del 58% de la recaudación. Además, comentó que está estudiando fórmulas de intervención «selectivas y temporales» frente a la inflación que se sumarían a las ya realizadas como la devolución del impuesto de combustibles a los transportistas, la exención fiscal del material sanitario por la pandemia y las bonificaciones fiscales para La Palma. Pero no una rebaja estructural de la fiscalidad canaria, remarcó, al tiempo que explicó que la desviación del gasto por la inversión en más profesores, en sanitarios o en ayudar a las pymes puede ser de 500 millones y los 100 millones de ingresos de más por impuestos no cubre ese gasto.

Compartir el artículo

stats