Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mixto ‘regala’ a Pita una portavocía con un complemento de 1.134 euros

El grupo impidió que el tránsfuga de Cs al que acogió hace un año accediera a cargos | Oramas y Quevedo allanan el desembarco de la exdiputada de Podemos

Meri Pita en la rueda de prensa en la que dio cuenta de su pase al Grupo Mixto y el abandono de la bancada de Podemos. EFE

La diputada por Las Palmas Meri Pita, que acaba de pasarse del grupo de Unidas Podemos (UP) al grupo Mixto en el Congreso, está teniendo una mejor bienvenida por parte de sus nuevos compañeros que la que tuvo el tránsfuga de Cs, Pablo Cambronero, que hace justo un año hizo ese mismo viaje. Pita, considerada también por su grupo de origen como «tránsfuga» y a la que le reclaman que devuelva el escaño al partido por el que resultó elegida, ha logrado que el Mixto le asigne la portavocía de una comisión parlamentaria, algo que negó rotundamente a Cambronero. La diputada canaria será a partir de ahora y para el resto de la legislatura la representante de su nuevo grupo en la Comisión de Cooperación Internacional que hasta ahora ejercía el diputado de NC, Pedro Quevedo.

De esta forma, Pita mantiene el estatus y la paga que ya recibía en su anterior grupo al seguir percibiendo los 1.134,40 euros de complemento salarial que le corresponden por una portavocía de comisión (además de los 3.050 euros de sueldo base y los 1.959 de indemnización por desplazamiento desde una circunscripción fuera de Madrid) y que en su anterior etapa en UP recibía como portavoz en la Comisión de Política Territorial del Congreso. Por su parte, Quevedo, que en menos de tres meses tendrá que ceder su escaño a María Fernández, de CC, por los acuerdos electorales entre ambos partidos nacionalistas, no pierde ese complemento salarial durante el tiempo que le resta en el parlamento ya que lo percibe como portavoz del Mixto en la Comisión de Transportes.

La diputada por Las Palmas se sentará, entre otros, con CC, NC, Teruel Existe, Foro Asturias o CUP

decoration

Con la entrada de Pita, el Mixto pasará a estar formado por once diputados de siete formaciones diferentes –dos de la CUP, dos de Navarra Suma-UPN, y uno de CC (Ana Ormas), NC, Foro Asturias, Partido Regionalista de Cantabria y Teruel Existe, así como el citado tránsfuga de Cs desde marzo del año pasado–. La reorganización exigida por la incorporación de la diputada por Las Palmas está siendo muy diferente a la que se produjo cuando llegó Cambronero, pues mientras con la ex de UP se está hablando desde el principio para acomodarla en el grupo, con el que procedía de Cs apenas se tuvo diálogo, según denuncia el diputado por Sevilla.

El resultado es que Pita ha accedido a la portavocía de una comisión de carácter legislativo en la que tendrá capacidad de participar en la tramitación de leyes, y en la que además se acogen comparecencias del Ministerio de Asuntos Exteriores y debaten resoluciones al Plan de Cooperación al Desarrollo. A Cambronero, por contra, sólo se le permitió inscribirse como vocal de una comisión, la de Peticiones, sin capacidad legislativa y cuyas sesiones son siempre a puerta cerrada. Además, Pita podrá mantener la retribución que ya tenía cuando formaba parte del grupo de UP, mientras del ex de Cs pierde ese complemento de 1.134 euros que percibía en su anterior grupo por ser portavoz de las comisiones de Interior y Defensa. Queda por ver si también le ceden tiempo en los plenos, muy tasado y limitado a tres representantes del grupo en la mayoría de los debates, o presentar iniciativas, algo que hasta la fecha no han hecho con el otro tránsfuga.

Aval de CC

La presencia de dos representantes canarios en el Mixto no es una circunstancia ajena a esta acogida amable a la diputada por Las Palma. Tanto Oramas como Quevedo tienen buena relación con Pita, sobre todo desde que ésta presidiera en su día la Comisión de Investigación del Accidente de Spanair y de la que ambos formaban parte, y ella misma ha hablado con los dos representantes nacionalistas durante los últimos días, en algún caso incluso antes de hacer público que dejaba la bancada confederal para pasarse al Mixto. En esas conversaciones se abordaron ya las condiciones en que podría seguir desempeñando su labor parlamentaria, según ha dicho ella mucho más volcada en temática canaria de lo que le han dejado hacerlo hasta ahora en las filas moradas.

En todo caso, la propuesta formal de cederle la portavocía de la Comisión de Cooperación Internacional la hizo el pasado miércoles el ahora portavoz del Grupo Mixto, Tomas Guitarte, de Teruel Existe. Lo hizo a través del grupo de WhatsApp que comparten los once diputados del grupo y al que se había incorporado Pita el lunes pasado. A la propuesta de Guitarte contestó afirmativamente Quevedo, obviamente tras una ronda de conversaciones entre algunos de los miembros del grupo. Es una cesión avalada también por Oramas dada que esa portavocía correspondería a partir de junio a su compañera María Fernández como sustituta de Quevedo en el escaño.

La versión oficial es que la propuesta se ha aprobado «por muy amplia mayoría», mientras que Cambronero, que se ha quejado en múltiples ocasiones del trato recibido en el Mixto, haciendo especialmente responsable de ello a Oramas, ve motivos de «afinidad» política o de paisanaje entre algunos integrantes del grupo y la diputada por Las Palmas.

Los ingresos mensuales de la exparlamentaria de UP alcanzan los 6.143 euros

decoration

«Queda demostrado que tienen algo personal contra mí y que además vulneran la Constitución sin rubor ni atisbo de sonrojo, con permiso del sector progre de la Mesa del Congreso», denuncia el sevillano en su perfil de Twitter ante el hecho de que el Mixto le mantiene sin poder participar en los debates de pleno ni presentar iniciativas. De hecho, Cambronero ya trasladó este estado de cosas a la Mesa y esta ha remitido recientemente un escrito al portavoz de turno para que al tránsfuga le sean respetados su derechos como diputado en los términos que recoge el reglamento de la Cámara.

Pita, por su lado, ya es formalmente integrante del Mixto desde el pasado día 24 pero aún no tiene asignado un nuevo escaño en el hemiciclo dado que tendrá que abandonar el que ocupaba hasta ahora en la bancada del grupo confederal. Previsiblemente lo hará la Mesa del Congreso el próximo martes, y seguramente lo estrenará durante el pleno de la próxima semana. Una de las posibilidades que se barajan es que se le asigne el escaño sin ocupar contiguo el de Quevedo y Oramas.

La ex de UP ha evitado exponerse estos días y no ha acudido a ninguno de los debates que se han producido en el último pleno, entre ellos la comparecencia de Pedro Sánchez sobre la posición española sobre el Sáhara, ni ha participado en ninguna de las votaciones. 

Compartir el artículo

stats