Casi 900 candidatos a agente de la Policía Canaria se verán obligados a repetir la prueba de inglés. El Tribunal Calificador de las oposiciones para 50 plazas del cuerpo de seguridad decidió ayer anular la parte del idioma extranjero al coincidir el texto a traducir, que fue recogido de Internet, con el utilizado por una academia de La Laguna durante el proceso de formación de sus alumnos. El centro de estudios aseguró que se trata de una “coincidencia”, mientras que sindicatos como UGT y USPB exigieron una investigación exhaustiva para descartar que ha habido una filtración. Los representantes de los trabajadores incluso hablan de acudir a la Fiscalía si el Gobierno de Canarias no esclarece todo lo ocurrido ya que el proceso, en su opinión, ya ha quedado manchado y ha generado desconfianza entre los aspirantes.

La Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad indicó en un comunicado que la parte de inglés se suspendía porque, según el director general de Seguridad y Emergencias, Gustavo Armas, hay una similitud del texto de la prueba de inglés con otro texto del que disponía una academia privada de formación de alumnos, “pudiendo dar lugar a una posible ventaja competitiva entre los opositores”. El tribunal sí que corregirá y puntuará el examen tipo test.

Tres párrafos

La parte que ha quedado en entredicho es un artículo de tres párrafos sobre el papel de los robots en los trabajos que los 888 aspirantes tuvieron que traducir el pasado sábado y que fue recogido de la página web del British Council (learnenglish.britishcouncil.org). Este texto es idéntico al utilizado por la Academia de Estudios Policiales (Aespol) de La Laguna durante el proceso formativo de sus alumnos. El director del centro de estudios, Rayco Hernández, considera que todo se debe a una “coincidencia”. “Nosotros trabajamos con la Universidad de La Laguna y un becario utilizó ese texto libre, sacado de una web de internet que se utiliza mucho para exámenes de inglés” de nivel B1, explicó.

Hernández indicó que el mismo día de la oposición los alumnos que iban saliendo le advirtieron de que había una gran similitud entre el texto que apareció en la prueba con uno de los 120 con los que habían trabajado durante los últimos meses. La coincidencia viene, según el director de Aespol, porque el Tribunal escogió de esa web el mismo artículo.

El director de Aespol apuntó que “si el proceso se quiere hacer limpio desde el principio”, está de acuerdo con que se suspenda la prueba de inglés. “Que lo hagan justo, que no pasa nada” porque, añadió, “confío en este tribunal”. “El haber tomado la decisión tan rápida es que tiene las cosas claras, para mí eso no es malo, confío que el proceso va a ser limpio”. Aunque exige que en la repetición se utilice “un texto original”. “Pido que lo elaboren ellos, que no lo copien de internet” y si resulta que alguna academia ha trabajado con ese artículo, “eso no puede ser”.

El sindicato USPB avisa que si no hay una investigación sobre lo ocurrido irá a la Fiscalía

A los sindicatos no les basta con la anulación de la prueba. Víctor García, de USPB, señaló que “está claro que se ha utilizado un texto que tiene que ver con una academia en particular, que unos opositores han tenido acceso a él” por lo que “se tendrá que averiguar quien propuso ese artículo”. Sobre si ha habido una filtración, García indicó que “lo tiene que determinar una investigación” que, en su opinión, tiene que estar liderada el Gobierno de Canarias porque lo ocurrido “está generando muchísima desconfianza” entre los opositores. “Si no se le transmite que estamos ante un proceso garantista, hay que tomar medidas”. Si ven que no hay intenciones por parte del Ejecutivo de esclarecer todo lo ocurrido, García adelantó que acudirán a la Fiscalía para que sea la que resuelva. “Aquí no puede quedar este asunto, aquí es donde empieza”, zanjó.

Héctor Romero, de UGT, también pide que si se ha producido una filtración, “se esclarezca quien ha hecho esa filtración”. “No se puede manchar el nombre del cuerpo” otra vez ya que, recordó, en anteriores procesos selectivos “ha habido polémicas” y en esta ocasión “no se puede ir por los mismos derroteros”. Romero pidió profesionalidad: “Preferimos que se alargue, que se haga bien, sin chapuzas, y que si hay que paralizarlo para esclarecer lo que pasó, que se haga”. “Si continuamos con un proceso que ya está manchado van a llover las reclamaciones y las denuncias”, aseveró.

“El Tribunal lo ha hecho bien”

CCOO, por su parte, se mostró más comprensivo con lo ocurrido. El secretario general del sindicato en la Policía Canaria, Francisco López, declaró que es “lógico” que los opositores en casos como el ocurrido ayer hagan sus elucubraciones sobre la coincidencia del examen con una prueba realizada por un centro de estudios. “Este sindicato lo que ve por parte del tribunal es un gesto de transparencia” porque, en su opinión, “podrían no haber repetido la prueba, porque no hay nada que diga que no se ajuste a derecho, hay una casualidad que sea un fragmento trabajado de un texto en una academia o centros de estudios, pero no es nada que invalide la prueba desde el punto de visita legal”. Francisco López, quien estuvo presente en el examen celebrado el pasado sábado, apostilló: “El tribunal lo ha hecho bien, ante la mera sospecha antes que nada ha anulado la prueba”.

El texto usado por la academia.

El texto usado por la academia.

“Texto elaborado por el Tribunal”

La duda se que cierne sobre la oposición a agente de la Policía Canaria no está exclusivamente en el uso de un texto de inglés que ya había sido analizado por una academia de La Laguna, sino que también existe una contradicción con las bases del proceso selectivo. En las mismas se apunta que el texto de la prueba de idioma extranjero se elegirá “entre dos previamente elaborados por el Tribunal Calificador”. En el examen se destaca que el artículo está sacado de una página web, pero en las bases se deja claro que tiene que ser elaborado por el tribunal. En este sentido, Francisco López, secretario general de CCOO en la Policía Canaria, defiende que “puede ser coger dos párrafos de un libro”. “No quiere decir que haga una elaboración propia, un tribunal no tiene que tener conocimientos de inglés avanzando”, dijo.