15 de septiembre de 2020
15.09.2020

El Parlamento frena la apertura de locales de juegos, apuestas y bingos

Todos los grupos aprueban el proyecto, que busca proteger a los jóvenes de la ludopatía | El año pasado se abrieron 51 negocios

14.09.2020 | 21:33
Local de apuestas deportivas en una calle del Archipiélago.

Canarias planta cara a los locales de juegos, apuestas y bingos para frenar la ludopatía tanto entre los jóvenes como entre los habitantes de los barrios más vulnerables. El Parlamento aprobaba ayer por unanimidad de todos los grupos políticos no conceder ninguna licencia más a este tipo de establecimientos, de los que ya existen 285 en las Islas, 51 de los cuales se crearon el año pasado debido a que solo necesitaban una declaración responsable para abrir sus puertas. Ahora, este sector queda en stand by al menos hasta que se elabore y apruebe la Ley del Juego de Canarias, lo que debería ocurrir antes del 31 de diciembre de 2021.

El dictamen de proyecto de ley que ayer aprobaba la Comisión Parlamentaria de Gobernación, Desarrollo Autonómico, Justicia y Seguridad persigue ante todo alejar a la población juvenil de la peligrosa adición al juego, al evitar que este tipo de locales se instalen cerca de centros educativos o de espacios frecuentados por menores. "El porcentaje de adolescentes y jóvenes que apuestan no ha dejado de crecer y es necesario concienciarles de que esto no es una diversión, sino una práctica que puede desembocar en ludopatía", recordó la diputada de la Agrupación Socialista Gomera, Melodie Mendoza, que resaltó el acierto de que la Comisión de Juegos y Apuestas vaya a incluir en su seno a asociaciones que luchan contra esta lacra.

A ellas se sumará también la Consejería de Sanidad, pues todas las adicciones constituyen un problema de salud publica, así como el área de Educación ya que resulta imprescindible la prevención enfocada a los menores y a sus familias, especialmente en el ámbito del juego on line, que debe controlarse en el ámbito doméstico. De hecho, la diputada del grupo nacionalista (CC-PNC), Jana González, exigió que se incida en la regulación de las apuestas a través de internet. "Es desesperante tener que esperar por el Estado, que es el que tiene las competencias", se quejó la parlamentaria, que considera que "existe un problema social cuando existe una brecha digital en el alumnado para seguir las clases virtuales y, al mismo tiempo, los sanitarios advierten sobre el crecimiento de la ludopatía en menores de edad".

En cuanto a la presencia de adolescentes en las salas de juego, el Partido Popular presentó una enmienda, que fue aprobada, para que el Gobierno canario impulse -en el plazo máximo de tres meses tras la entrada en vigor de la ley- una iniciativa legislativa que tendrá como fin revisar el régimen sancionador.

Control de la publicidad

"Es evidente que las multas no están siendo efectivas porque los menores siguen apostando de manera presencial", se quejó la portavoz del PP, Luz Reverón, que también propuso una conexión informática en línea entre el órgano competente en materia de juego y los sistemas de procesos de datos de apuestas porque es "importantísimo" controlar el acceso a salas de juego que carecen de un registro de personas que se han reconocido como ludópatas. "Sin esa conexión en tiempo real, una persona ludópata podría recaer más rápida y fácilmente", aseguró.

Una medida necesaria, tal y como, explicó la portavoz de Nueva Canarias, Carmen Hernández, que además recordó que fue su partido el que, en la anterior Proposición No de Ley, propuso la retroactividad de la suspensión del título habilitante que ayer salía adelante. Es decir, que el nuevo proyecto de ley afecta a todos los permisos otorgados a partir del 6 de marzo, cuando se aprobó el primero de los decretos que regulaba las salas de juego.

Asimismo, todos los partidos apostaron por regular la publicidad "para evitar una difusión descontrolada de estos juegos potencialmente adictivos", explicó Hernández, que además suelen usar como reclamo la imagen de jugadores de fútbol idolatrados por los más jóvenes. "La Ley de Publicidad estatal tiene que controlar este tipo de anuncios y prohibirlos directamente en los medios de comunicación públicos; no hay que olvidar que las casas de juego y apuestas están experimentando un vertiginoso aumento en las cifras de recaudación, lo que quiere decir que hay más personas que las usan".

Barrios de riesgo

Si la población juvenil resulta un cebo fácil para estos establecimientos, más sencillo aún resulta hacerlo en barrios más vulnerables, donde las duras condiciones económicas y sociales se convierten en los ingredientes perfectos para confiar de manera ciega en el azar.

"Fue un acierto que en tiempos de pandemia se paralizara la norma que, por medio tan solo de una declaración responsable, provocó que proliferaran casas de apuestas, sobre todo en las zonas más populares", recalcó el portavoz de Sí Podemos Canarias, Manuel Marrero.

En la misma línea crítica con la anterior regulación se mostró la socialista Matilde Fleitas, que diferenció entre "la simplificación administrativa a la hora de otorgar permisos y la liberalización de un sector que pone en riesgo la salud y la economía de las familias canarias". La portavoz del PSOE recordó que la pandemia y sus consecuencias económicas y sociales no han hecho sino empeorar esta situación. La proliferación de casas de apuestas, la presencia de menores ociosos al carecer de actividad escolar y las dificultades económicas de muchas familias al quedarse sin empleo crean un caldo de cultivo perfecto que puede desembocar en que "el juego y las apuestas salgan muy caras a la sociedad de las Islas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España