10 de noviembre de 2019
10.11.2019

El 80% de herencias, exentas de los cambios en el tributo de sucesiones

Hacienda espera ingresar 18 millones de euros con la entrada en vigor de la progresividad

10.11.2019 | 01:47
El vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, en un Consejo de Gobierno.

Los cambios introducidos por el cuatripartito en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones no afectarán al 80% de los contribuyentes que hereden el próximo año, según los cálculos de Hacienda. Tras el análisis realizado por la Agencia Tributaria Canaria de las liquidaciones del último ejercicio, se concluyó que la progresividad que tiene menos impacto en la mayoría de las herencias en Canarias son las que están valoradas en menos de 300.000 euros. A partir de esa cantidad la cuota será del 10% por cada 50.000 euros de incremento. Se pagará el 100% del tributo cuando el valor supere los 1,2 millones.

El Gobierno de CC había incluido en el presupuesto aún vigente la extensión de la bonificación de Sucesiones y Donaciones para el grupo III, en el que están incluidos los parentescos de tíos, sobrinos y primos. A partir del 1 de enero de 2020 seguirá bonificado el grupo I, en el que se incluye a los herederos que sean hijos y adoptados menores de 21 años. La modificación se extiende a los grupos II -cónyuges, padres e hijos- y III con cuotas progresivas a partir de 300.000 euros.

La recaudación estimada por Hacienda por la modificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones es de 18,6 millones de euros, si bien esta cantidad no se ingresará en el ejercicio anual porque este gravamen se puede pagar en el periodo de seis meses posteriores a la recepción de la herencia. De esta forma, el Ejecutivo espera ingresar nueve millones en 2020 y los nueve millones restantes en el primer semestre de 2021 en función de las herencias que se declaren en el segundo semestre del próximo año.

La situación de este impuesto a nivel nacional es dispar y hasta ahora Canarias se encontraba entre las comunidades donde los herederos tenían una situación más afortunada por la exención del tributo. Sin embargo, a partir del próximo año entra en vigor una medida similar a las regiones gobernadas por los socialistas al implantar la progresividad del tributo, de tal forma que pagan las herencias con más valor a partir de una cantidad determinada. En el caso del Archipiélago alrededor del 80% de los que hereden el próximo año seguirán bonificados con el 99,9% si son posesiones que no superan los 300.000 euros.

Pormenores

Incremento global

149,7 millones por IGIC. El incremento global del IGIC en 2020 supondrá para las arcas públicas 149,7 millones de euros, según los cálculos de la Agencia Tributaria. El 42% de estos fondos extras irán a las arcas autonómicas -62,9 millones- y el 58% para los cabildos y ayuntamientos -86,8 millones de euros- por la ley del REF. Los ayuntamientos se negaron a dejar estos fondos adicionales a la Comunidad Autónoma pese a la petición expresa del presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres.

Desglose

Telecomunicaciones. De forma desglosada, por el incremento del IGIC de las telecomunicaciones del 3 al 7% se prevén unos ingresos de 36,3 millones de euros, mientras que por el IGIC de la electricidad del 0 al 3% serán 15,7 millones. En este último caso el incremento afectará a los consumos por encima de los 10 kilovatios, por lo que quedan fuera buena parte de las viviendas familiares.

Topes

Modificaciones de tipos. Por el incremento del tipo general del 6,5 al 7% está previsto ingresar 68,7 millones de euros, mientras que por la subida del tipo incrementado del 13,5 al 15% para productos onerosos la estimación es de 17,5 millones de euros.

Revisiones

Sucesiones, tabaco y juego. La revisión fiscal realizada por el Ejecutivo regional en las cuentas de 2020 se completa con la modificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, del que se prevé recaudar 18,6 millones más, junto al gravamen sobre las labores del tabaco -7,1 millones-, el IGIC del tabaco rubio -1,4 millones- y la tasa sobre las máquinas recreativas -1,1 millones-. En total las modificaciones normativas realizadas por Hacienda suman alrededor de 73 millones de euros más, que se complementan con la reorientación del gasto acometida en la ley.

El tabaco rubio subirá 10 céntimos con la variación de los tipos

Las cajetillas de cigarros rubios subirán una media de 10 céntimos en Canarias por el incremento del impuesto a las labores del tabaco que aplicará la Comunidad Autónoma el próximo año. La medida de Hacienda supone aumentar el tributo en dos euros por cada 1.000 cigarrillos y otros dos euros por cada kilo de picadura. A la hora de trasladar esta modificación a los fumadores, la caja de cigarrillos rubios sufrirá una subida de unos 10 céntimos, según los cálculos del sector, de los que las arcas autonómicas recibirán por el gravamen unos cinco céntimos de media.

En esta modificación del impuesto propio de la Comunidad Autónoma quedan exentos de subida del tipo específico los cigarros negros por expreso deseo del sector, si bien en la ley de presupuestos del próximo año ya se incluye que este tipo de cigarrillos iniciarán aumentos escalonados a partir del año 2021.

Desde la entrada en vigor del impuesto sobre las labores del tabaco han sido prácticamente anuales los incrementos fiscales de este gravamen específico de la Comunidad Autónoma, al que hay que añadir el tipo de IGIC del 20% que grava también a los cigarros rubios, que son los que más se consumen.

Una de las cuestiones que había advertido el sector es que añadir una mayor presión fiscal podía afectar a la industria tabaquera canaria, que ha realizado en los últimos años unas importantes inversiones para modernizar la producción y adecuarse a la nueva normativa de la Unión Europea.

Con este incremento, la Comunidad Autónoma pretende recaudar 7,1 millones de euros más, además de 1,4 millones por el recargo del IGIC. En términos globales los ingresos en las arcas autonómicas por este tributo es cercano a los 150 millones de euros.

Máquinas recreativas

Las tasas del juego también sufren modificaciones en la ley de presupuestos del próximo año, en este caso en la parte referida a las máquinas recreativas, mientras que bingos, casinos y apuestas quedan fuera del incremento estipulado. Según la norma aprobada por el Ejecutivo, las cuotas fijas aplicables a las máquinas o aparatos automáticos en la tasa fiscal sobre los juegos de suerte, envite o azar correspondiente a máquinas o aparatos automáticos afectarán a las máquinas tipo B o recreativas con premio, con una cuota trimestral de 900 euros.

Según las previsiones de la Consejería de Hacienda, se pretende recaudar por este concepto 1,1 millones de euros a lo largo del próximo ejercicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook