09 de octubre de 2019
09.10.2019

Revisar el IGIC subirá 5 euros al mes las facturas de la luz y del teléfono

Este aumento impactará más en los ciudadanos que el incremento general del Impuesto General Indirecto Canario, según los expertos

09.10.2019 | 04:00
El vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez (izquierda), saluda al presidente de la patronal tinerfeña, José Carlos Francisco.

El impuesto de sucesiones no se tocará

Los recibos de la luz y del teléfono móvil se encarecerán una media de 56 euros al año con el incremento del IGIC que se plantea el Gobierno regional, lo que supone unos cinco euros mensuales. Cuando el anterior Ejecutivo aplicó la reducción fiscal los potenciales beneficiarios superaban los 1,1 millones de clientes entre usuarios domésticos y empresas. Con la nueva medida las telecomunicaciones -que pasarían del 3 al 6%- subirían una media de 36 euros anuales, mientras que el recibo eléctrico -del 0 al 3%- se incrementaría unos 20 euros más.

Los expertos advierten que el IGIC grava el consumo y al final lo pagan todos los ciudadanos por igual sea el poder adquisitivo que tengan. De hecho, el incremento fiscal en la luz y el teléfono afecta más a los consumidores que la subida de medio punto del tipo general del IGIC del 6,5 al 7%. El asesor fiscal Orlando Luján advierte que "a nivel micro el ciudadano medio va a notar la subida de las telecomunicaciones en mayor medida que el medio punto del IGIC porque se trata de la factura del teléfono o de la luz y lo pagamos todos".

El experto tributario señala que retornar al tipo general del impuesto indirecto grava de forma destacada también a las empresas y ahora, con la crisis turística tras la quiebra de Thomas Cook, el escenario se puede agravar aún más: "Es una piedrita más en la mochila ya de por sí bastante cargada del sector turístico", añade Luján.

También el experto en fiscalidad Aníbal Santana considera que una subida de impuestos, sobre todo cuando se trata de los que afectan al consumo, "siempre afecta a las clases medias porque los servicios que se gravan costarán más y el IGIC quien lo paga es el consumidor final".

Santana recordó que ahora entramos en una etapa de "vacas flacas" por la desaceleración que está sufriendo la economía y se muestra partidario de hacer una revisión en profundidad del sistema tributario antes de subir o bajar impuestos de forma coyuntural.

Frente a la opinión de los expertos, el presidente del Ejecutivo canario, Ángel Víctor Torres, considera que la bajada del IGIC en la luz y en la telefonía aprobada por el anterior Gobierno benefició más a los grandes consumidores y empresas que al ciudadano medio, mientras que la han sufrido la sanidad y la educación. "Una persona que paga de media unos 60 euros de factura ha tenido una bajada el año pasado de unos céntimos de euro. Sin embargo los que sí hacen grandes facturaciones de energía eléctrica y telefonía móvil tuvieron un importante ahorro económico. Estamos hablando de más de 50 millones de euros los que no se ingresaron el año pasado en las arcas del Gobierno de Canarias", detalló Torres.

También el jefe del Ejecutivo regional matizó ayer que de momento no prevé modificar el impuesto de sucesiones y donaciones, aunque sigue sin descartar que se cambie más adelante para que sea "más justo, más solidario y más equitativo". "Entre las propuestas que tenemos como prioritarias no está ese impuesto, hay otros que son los primeros que plantearemos", pues el Gobierno de Canarias quiere "recolocar los gastos" en los presupuestos autonómicos de 2020.

Además, fuentes empresariales han señalado a este periódico que Hacienda está realizando un análisis minucioso de otros tributos como el de las labores del tabaco, las deducciones fiscales del IRPF y los tipos del tramo autonómico del impuesto de la renta, que el Gobierno anterior modificó. También se están estudiando los diferentes productos que grava el IGIC, entre ellos los perfumes y las colonias, cuyos tipos podrían subir de nuevo.

El PP avisa que el "sablazo" fiscal amenaza a las familias con menos renta

El presidente del grupo Popular en el Parlamento Manuel Domínguez, alcalde de Los Realejos, advirtió ayer de que "el sablazo fiscal" que prepara el Gobierno de Canarias para 2020 supone una amenaza para las familias con menos renta, pues triplicará el gravamen de la luz y duplicará el impuesto de telefonía móvil. Domínguez alude en un comunicado de prensa al constante "tira y afloja" del Gobierno de Canarias a cuenta de la reforma fiscal y ha pedido a los integrantes del pacto "de las flores" que no intenten "engañar" a los canarios, pues opina que ya han decidido que su intención es subir impuestos "de manera indiscriminada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook