06 de agosto de 2019
06.08.2019
banner buzzeando

El indignante trato de una empresa de reparto con un trabajador tras sufrir un accidente

Una joven de Buenos Aires muestra conversaciones sobre cómo lo único que les interesaba era el estado del pedido

06.08.2019 | 08:08
Fragmento de la conversación entre el repartidor y la empresa

Los pedidos a domicilio ya eran habituales en grandes ciudades de todo el mundo, pero al emerger nuevas aplicaciones que lo facilitan o agilizan, es habitual ver por las calles a los denominados 'riders', bien sea en moto o bicicleta.

De ellos se habla mucho en conceptos de precariedad, con empresas que se aprovechan de su trabajo no reconociendo que son empleados sino trabajadores por cuenta ajena. En España, por ejemplo, hemos visto sentencias recientes al respecto.

Pero lo último que ha indignado a las redes sociales pasa de lo económico a lo personal. En Buenos Aires, una joven denunció a través de Twitter el trato inhumano recibido por un repartidor que acababa de tener un accidente.

El repartidor se dio un buen golpe pero le salvó el casco. Eso sí, para rematar la historia, dice Yanina, apareció la persona que había hecho el pedido para recoger esa pizza. "Nosotros seguíamos ahí esperando a la ambulancia. De terror todo". Pero la conversación con la centralita de la app fue indignante:

- ¿Cómo se encuentra el pedido? ¿Está en buen o mal estado para poder entregarlo?
- No lo sé, no me puedo levantar.
- Me esperas un momento por favor. Ernesto, ¿me podrías mandar una foto de los productos por favor?
- No puedo moverme.
- Es parte del procedimiento, por favor, tendrías que mandar la foto para poder cancelar el pedido.
- Imposible moverme.

Afortunadamente el accidente se quedó en un susto, pero hizo reflexionar sobre el trato a las personas en estos casos.
Como no podía ser de otra manera en redes, Yanina no paró de recibir también insultos y críticas por lo narrado. "Los que ayudamos somos más y a mí la felicidad de saber que Ernesto está bien no me la saca nadie".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook