«A dos minutos del final», por Fernando Villamandos

.

SECCIÓN: DESDE LA PRIMERA FILA

TITULAR: «A DOS MINUTOS DEL FINAL»

AUTOR: FERNANDO VILLAMANDOS (ENTRENADOR SUPERIOR DE BALONCESTO)

«El encuentro de ayer fue un partido jugado de poder a poder. Tanto los locales como los murcianos aprovechaban el menor despiste del contrario para hacer canasta. Y así a lo largo de todo el choque. Fueron los visitantes los que lograban la mayor renta, de ocho puntos, coincidiendo con casi los primeros instantes del último cuarto. Parecía que los “pimentoneros” habían logrado romper el marcador y hacerse con el partido. Pero en este cuarto sucedieron cosas que no se habían hecho en los demás por parte de los canaristas.

El UCAM que vimos anoche es un equipo serio, un equipo sólido y su juego muy efectivo, al menos anoche lo fue. Fuerte en defensa y rápido en sus transiciones con jugadores que pueden anotar en cualquier posición y con un porcentaje en tiros de tres que lo hicieron estar por delante en el marcador durante gran parte de los 40 minutos.

El Canarias solo lograba acercarse a dos puntos, tres, uno… pero nunca pasarlo. Fue en el tercer cuarto cuando logró que se alternara el marcador, pero nunca lograr despegarse. No logró tener un juego fluido, con acciones individuales que le permitían estar ahí. No conseguía jugar como lo había hecho en los partidos amistosos de pretemporada. De eso tuvo la culpa Ibon Navarro, entrenador foráneo, que supo cómo contrarrestar el juego de los aurinegros.

Es al regreso de vestuarios cuando se ve algo diferente en el juego local, pero que no llega a cuajar del todo. El juego prácticamente era exterior y así seguimos sin asistir a los hombres interiores o dándoles unos pases totalmente desacertados o con poca ventaja. Esta situación es la que cambia y los hombres altos tienen continuación después del bloqueo en la parte alta de la zona, quedándose solos o con ventaja en los rebotes y haciendo canastas fáciles que al mismo tiempo permitían que los exteriores fueran más efectivos. Este juego fue el que desarboló a los visitantes, para el desespero de su entrenador, que comprobaba cómo se le escapaba el partido. Bien gestionado el juego local en esos dos minutos finales.

No se pueden destacar jugador alguno, porque si unos marcaban puntos los otros trabajaban para que así fuera. Valorar sí el  trabajo de equipo, que puede mejorar y mucho, tanto en defensa como en ataque. Anoche fue un partido ganado por “oficio” y tenemos que decir que ahí Nenad Markovic tuvo mucho que ver».

QUE DISFRUTEN DEL BALONCESTO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *