Deportes

Txus Vidorreta: "Ya no somos una sorpresa, sino una realidad"

El Día, Santa Cruz de Tenerife
21/sep/18 6:26 AM
Edición impresa
El entrenador canarista (i) con dos de sus jugadores./D. DONATE

El Iberostar Tenerife sigue descontando los días para su debut en encuentro oficial. Será el domingo 30 del presente mes, en su estreno en la Liga Endesa 2018/2019 y a domicilio frente al todopoderoso Real Madrid.

Antes, los aurinegros afrontarán hoy un entreno conjunto, a puerta cerrada, frente al Baxi Manresa en tierras catalanas; y el domingo retornará a las Islas con el objeto de jugar el último amistoso frente al Herbalife Gran Canaria -Gran Canaria Arena-.

"Estamos con ciertas incógnitas, pendientes de cómo asimilaremos este bajón en el trabajo que hemos tenido que acometer por las ventanas FIBA", señaló Txus Vidorreta, preparador canarista, en la sintonía de Radio EL DÍA.

El vasco desveló la "sensación" de que han "planificado muy bien la pretemporada, en función de las ventanas, metiendo mucha más carga al principio. Creo que vamos a llegar en buena condición".

Aguarda "un partido muy ilusionante. Jugamos contra el campeón de Liga y de Europa. Los favoritos son ellos, pero vamos a competir con mucha ilusión y a tratar de conseguir la primera victoria", comentó.

Cuestionado acerca de la presión que pueda provenir del entorno canarista, el bilbaíno señaló que "los más exigentes somos los entrenadores. Siempre queremos estar lo más arriba posible. No tengo ningún tipo de trauma porque pueda haber exigencia fuera del equipo. Ya nos la ponemos nosotros por la forma en la que hemos ideado la plantilla, por cómo estamos trabajando y por la ilusión que tenemos en estar por encima de lo que las expectativas dicen. Ya no somos una sorpresa, sino una realidad. El club lleva dos años estando en la élite del baloncesto español y europeo".

En cuanto a la tercera participación del CB Canarias en la Basketball Champions League, Vidorreta dijo que se trata de "un desafío importante. La competición está creciendo cada año. Ha conseguido que el Hapoel o el Brose, equipos con un alto nivel deportivo y económico, vayan a disputarla. Detrás de la Euroliga, la Champions y la Eurocopa están prácticamente al mismo nivel. Vamos a intentar reeditar nuestro título del primer año".

El preparador se siente "muy cómodo" tras su regreso, "muy seguro de haber aprovechado la experiencia en Valencia en un año plagado de dificultades", que, según apunta, le ha hecho "mejor entrenador" para comandar un "equipo muy del estilo de la afición, repleto de garra, lucha y sacrificio".