Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno y el PSOE ultiman las medidas del artículo 155 leer

La dura lucha del autónomo y las pymes por salir adelante

Si sois autónomos o tenéis una pequeña o mediana empresa, ya sabéis que es mucho el esfuerzo y los riesgos que corremos para conseguir salir adelante, y si os estáis planteando empezar, es esencial que analicéis todos los detalles así como los aspectos a favor y en contra para tomar una decisión que podáis afrontar y que, sobre todo, no os pille desprevenidos.
3/oct/17 19:46 PM
eldia.es

Pocas cosas hay en esta vida tan complicadas como ser autónomo o regentar una pequeña o mediana empresa, y es que a lo largo de todas las semanas tenemos que hacer frente a una gran cantidad de trabajo que no requiere un gran esfuerzo, muchas horas de esfuerzo sin límites que incluyen hasta los fines de semana, y por supuesto también tenemos que sacrificar no sólo nuestro tiempo libre sino también nuestro patrimonio. Por ello vamos a analizar algunos de los problemas principales a los que tiene que hacer frente un empresario para conseguir alcanzar su objetivo que es sacar adelante su negocio.

Los problemas financieros a los que hay que hacer frente

Como decíamos, la lucha de un autónomo o de una pyme es constante y dura, de manera que tenemos que hacer frente a todo tipo de problemas que van surgiendo con el paso del tiempo y con más frecuencia de la que nos gustaría.

En el aspecto financiero y económico de la empresa debemos tener en cuenta que existen tantos problemas como queramos encontrar, y uno de los principales es la dificultad para encontrar una financiación bancaria o privada adecuada, algo que con el paso del tiempo nos puede incluso empujar al aumento en relación con la morosidad.

Recordemos que muchas veces, para poder quedarnos con un determinado trabajo, nos vemos obligados a aceptar plazos de pago muy extensos, con lo cual nosotros tenemos que satisfacer todas las facturas en tiempo real, mientras que nuestros clientes van a tardar todavía incluso meses en hacer los pagos efectivos, de manera que todo ese intervalo deberemos superarlo apoyándonos en nuestros ahorros o el dinero que podamos obtener a través de préstamos o ayudas.

También hay otros problemas como por ejemplo el hecho de que, aunque todavía no hayamos cobrado una determinada factura, sí será necesario que nosotros abonemos el IVA a Hacienda, por lo que, si ya teníamos problemas económicos, esto hace que se agraven aún más puesto que tenemos que sacar el IVA de nuestro propio bolsillo.

Estos son algunos de los principales problemas financieros que, unidos a la cuota de autónomos, hacen que ser empresario sea algo muy complicado y requiere de un buen apoyo económico para garantizar la liquidez y soportar la fuerte carga económica durante el tiempo suficiente para poder empezar a crecer.

Los principales problemas de gestión empresarial

Pero no sólo nos preocupa el dinero, sino que además también debemos hacer frente a múltiples problemas de gestión empresarial, y en este sentido empezamos por la gestión administrativa.

Dada la gran cantidad de normas y obligaciones que tenemos que cumplir, muchas veces se hace bastante complicado poder gestionar nuestro negocio de forma efectiva y sabiendo que en todo momento lo estamos haciendo todo de forma correcta. Recordad que no vale con querer hacerlo bien, sino que hay que cumplir con estas normas o de lo contrario las sanciones pueden llegar a ser muy cuantiosas.

De igual manera también es necesario gestionar adecuadamente todo el papeleo entre el que incluimos la contabilidad, nóminas y facturación, y en este sentido os recordamos que existe una nueva alternativa que es la de hacer facturas online, que nos puede ayudar mucho a aliviar un poco la carga y el estrés a los que estamos sometidos.

Por supuesto también es más complicado disponer de tiempo para mejorar nuestra formación o disponer incluso de dinero suficiente para poder abonar las matrículas y cursos, a la vez que todo esto aumenta las dificultades si queremos contratar personal nuevo.

En definitiva, ser autónomo o tener una pyme en este país es prácticamente un acto heroico del que por desgracia no todo el mundo sale con buenos resultados.