Santa Cruz de Tenerife

Ángel Llorente será el magistrado de enlace entre España y Marruecos

El titular del Juzgado de lo Penal número Cinco de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife se trasladará a Rabat en breve. A sus 49 años lleva diez en la jurisdicción penal y es experto en temas de los países del Magreb.
C. ÁLVAREZ/EFE, Tenerife
30/sep/04 11:01 AM
Edición impresa

Ángel Llorente Fernández de la Reguera, titular del Juzgado de lo Penal número Cinco de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, ha sido designado como el magistrado de enlace entre España y Marruecos.

Los ministros de Justicia de España y Marruecos, Juan Fernando López Aguilar y Mohamed Buzuba, designaron ayer magistrados de enlace para facilitar el intercambio de información judicial entre ambos países, en una reunión en la que se acordó además crear un grupo de cooperación judicial y policial.

Ambos ministros mostraron su satisfacción por la puesta en marcha de este grupo de cooperación que analizará y reforzará los trabajos en la investigación de delitos relacionados con el terrorismo y la delincuencia organizada y destacaron el papel del juez de enlace como un "instrumento crucial" para la mejora de la colaboración entre los dos Estados.

La cooperación, prioritaria

López Aguilar destacó que la cooperación se centrará en aspectos como la formación en la lucha contra el terrorismo y la criminalidad organizada y explicó que se intercambiarán "documentos" antes de que acabe el año para la elaboración de un plan de acción.

El ministro comunicó el nombramiento de Ángel José Llorente Fernández de la Reguera, nacido en Salamanca, como magistrado español de enlace en Marruecos, al que presentó como juez penalista de Tenerife, experto en cooperación y asistencia jurídica internacional y en asuntos de inmigración y que ha estado vinculado a cumbres internacionales y de cooperación con la Unión Europea en distintas materias de relevancia social.

Llorente, de 49 años, es magistrado con más de diez años de experiencia en la jurisdicción penal y buen conocedor de la situación en materia de Justicia e Interior de los países del Magreb, y, sobre todo, de Marruecos, según informa este departamento.

Llorente Fernández de la Reguera comentó a EL DÍA que "sólo se han dado dos casos en España en los que se ha designado a magistrados de enlace". Uno se ha dado en París, que se encarga de temas antiterroristas, y otro el del juez de Lo Penal número Cinco de Santa Cruz de Tenerife, el cual se tendrá que trasladar a Rabat para desempeñar sus nuevas funciones en breve.

La primera vez en España

Se da la peculiaridad de que es la primera vez que el Gobierno español nombra a un magistrado de enlace en un país que no pertenece a la Unión Europea (UE) y esta postura, según Ángel Llorente, "significa que España tiene interés en fortalecer los vínculos en materia judicial y policial para prevenir las acciones terroristas, la inmigración ilegal y la delincuencia organizada, entre otras problemáticas", aunque el cometido a que se enfrenta el juez de Lo Penal número Cinco es mucho más amplio, ya que también deberá intervenir en temas civiles, mercantiles y en materia de familia, así como en extradiciones y en casos de españoles condenados por tribunales marroquíes.

Conocer al vecino

No hay que olvidar que España tiene firmados cinco convenios con el Reino de Marruecos desde 1997 en distintas materias y para Llorente Fernández de la Reguera "lo prioritario es mejorar y poner todos los medios para que la cooperación sea fluida". "Estoy contento y agradecido por esta responsabilidad y trabajaré para no defraudar la confianza que han depositado en mí. No pienso desvincularme de Tenerife, pero reconozco que siempre me ha gustado la cooperación internacional. Este cargo es de mucha relevancia y tengo mucha ilusión por hacer las cosas bien", dice Ángel Llorente.

Para el juez, "en cuanto a la inmigración, no cabe duda que cuanto más conoces a la gente, a los vecinos, es más fácil llevarse bien con ellos. Hay muchas posibilidades para conseguir ayudas de la UE para Marruecos".

El juez de enlace se encargará de asegurar un intercambio efectivo y en tiempo real de la información relativa a los procedimientos penales en curso entre ambos países, como datos sobre la investigación de los atentados del 11 de marzo en Madrid.

Por su parte, el ministro marroquí explicó que la magistrada del Tribunal Supremo de ese país Naziha Harrak será la juez de enlace, quien -dijo- está especializada en derechos humanos, además de ejercer como juez de menores y se trasladará a Madrid, desde donde trabajará.

Buzuba destacó el hecho de que este puesto esté ocupado por una mujer, ya que recordó que recientemente se ha reformado el Código de la Familia, que ha dado a la mujer "el papel que se merece en el desarrollo social y económico del país", acción en la que destacó el apoyo del Rey, "que vela por la igualdad entre el hombre y la mujer".

Sobre la inmigración ilegal, López Aguilar aseguró que es "un desafío que tiene implicaciones penales y que requieren investigaciones transfronterizas" para compartir información "sobre las redes que trafican con personas".

Para el ministro marroquí, este asunto "es una cuestión internacional, que no corresponde sólo a España y Marruecos" y dijo que hay 60 millones de personas que se mueven en el marco de la inmigración clandestina y que las redes manejan 10.000 millones de dólares. Además, Buzuba aseguró que en Marruecos se han realizado este año mil operaciones, se han desarticulado 365 redes y han sido detenidos 3.700 inmigrantes ilegales.