26 de marzo de 2020
26.03.2020
Estilo

Con tacones en casa: súbete a ellos y practica

En lugar de venirte abajo y pensar que estás todos los días encerrada... usa tus zapatos

26.03.2020 | 17:35
Con tacones en casa.

¿Soñando con la primavera? ¿Con un paseo en barco sobre tus nuevas sandalias de tacón? Muy pronto podrás volver a disfrutar de la vida, así que, aunque son tiempos extraños, no tenemos excusa para no sonreír y ser felices. En lugar de venirte abajo y pensar que estás todos los días encerrada con las zapatillas de estar por casa... Levántate, píntate y vístete.

¿No sabes qué más hacer después de tantos días de encierro? Pues una de las tareas a realizar es subirte a tus zapatos de tacón y practicar en casa con ellos.

Cuida tus zapatos

El calzado es algo que cuidar... Límpiales la suela o sácales brillo, como hacían los antiguos limpiabotas. Durante años, el limpiabotas era una figura imprescindible en cualquier ciudad o en cualquier mercado. Los hombres, sobre todo, paraban unos minutos para que les dejaran sus botas y zapatos relucientes en cualquier momento, mientras charlaban con el limpiabotas o aprovechaban para echarle un vistazo al periódico.

Cuida y mima tus zapatos, dándole un poco de crema especial, o frotando con un paño para que queden inmaculados. También puedes guardarlos con los apliques de plástico para que el zapato se estire. En cuanto a si con papel o sin papel, hay opiniones contrarias sobre si es bueno o no, y si se cuartean o no... Eso sí, nunca los guardes mojados. Y si están húmedos y les pones papel para que se sequen, cámbiales el papel una vez seco, para que no se estropeen.

¿Cómo guardarlos?

Si tienes sitio puedes guardarlos en sus cajas y para evitar perder tiempo porque no te acuerdas de qué tienes en cada caja, puedes ponerles el nombre en cada caja o puedes hacer lo que hace desde años la modelo Elle Macpherson, una foto y pegar la foto del zapato en la caja. Si no tienes sitio puedes guardarlos en bolsas de tela.

Los zapatos y los tacones son como el gimnasio, hay que entrenarlos. Aunque no lo parezca, es aconsejable ponerse los tacones un ratito todos los días o cada dos o tres días, para no perder la costumbre... Eso sí, sin molestar a los vecinos de abajo. Realizar esta actividad también viene bien para la musculatura de los gemelos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cómo se usa...