Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Miguel de Abona altera un inmueble protegido sin contar con autorización

Colocó y retiró una marquesina en la primera sede del Ayuntamiento por el Día de Canarias

Biblioteca Municipal de San Miguel de Abona con la marquesina. E. D.

La Dirección Insular de Planificación del Territorio y Patrimonio Histórico requiere al Ayuntamiento de San Miguel de Abona «la restitución del estado anterior» del inmueble que alberga la Biblioteca Municipal, un Bien de Interés Cultural (BIC). El gobierno municipal ancló una marquesina y el Cabildo ordena al Consistorio que elimine «las huellas» que dejó su retirada posteior, «tanto en los paramentos como en el pavimento, procediendo al pintado de la fachada en el color actualmente existente».

Aunque el gobierno local aseguró al Pleno que la marquesina «era un elemento de decoración» utilizado por el Día de Canarias, en Patrimonio Histórico «no consta solicitud de autorización» para colocarla ni de la intervención. Fue una consulta del PP lo que motivó una inspección ocular por part0e del Cabildo. Se produjo una vez retirada, una acción que «dependía de la disponibilidad de los servicios de mantenimiento», manifestó al Pleno el gobierno local.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona colocó la marquesina en la puerta izquierda, anclada al paramento y al suelo de adoquines de un inmueble con más de 200 años de antigüedad, que fue la primera sede del Ayuntamiento, tras la segregación jurídica del municipio de Vilaflor (1798) y hasta el 31 de diciembre de 1944.

El consejero insular del Partido Popular y exalcalde sanmiguelero, Valentín González, valora como «inaudito que el Ayuntamiento incumpla la Ley de Patrimonio Cultural de Canarias al tiempo que elabora el Plan Especial de Patrimonio Histórico de San Miguel». La concejala, María José Tacoronte, anuncia que «pedirá responsabilidades políticas» .

Compartir el artículo

stats