Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo aporta 638.000 euros a proyectos de 73 entidades sociales

Las ayudas se centran en seis líneas de subvención para impulsar la diversidad, la inclusión y las iniciativas del voluntariado isleño

Una mujer dependiente en su silla de ruedas en un centro sociosanitario. Andrés Gutiérrez

El Cabildo ha abonado 638.000 euros para impulsar los proyectos de 73 entidades sociales de Tenerife. La cantidad se concreta en seis líneas de subvención para el tejido asociativo de la Isla. El objetivo es empoderar a las asociaciones y servir de revulsivo para que saquen adelante sus propuestas. Las solicitudes aprobadas fomentan el desarrollo comunitario, la diversidad Lgbtiq+, la inclusión del pueblo gitano y las personas migrantes, así como diversos proyectos de voluntariado. Además, la partida destina uno de sus capítulos a la ayuda en los gastos corrientes de los colectivos.

La iniciativa pretende, asimismo, fomentar la participación social y ciudadana, así como atender a la diversidad y apoyar el asociacionismo del tercer sector.

El consejero delegado de Participación Ciudadana y Diversidad, Nauzet Gugliotta, pone el énfasis en la intención de «sentar las bases para mejorar la convivencia y la cohesión social de la Isla, a través de los diferentes proyectos que han presentado las entidades». Resalta el consejero que «al final son ellas las que conocen de primera mano sus necesidades como colectivos y también las de las personas que las forman y de aquellas que son beneficiarias».

Además figuran como objetivos promover proyectos de voluntariado y de participación, así como valores de justicia social, caso de la solidaridad, la tolerancia, el respeto, la igualdad y la no discriminación, entre otros. De la misma forma, recuerda el consejero delegado que «todas las entidades que han optado a este conjunto de subvenciones están adscritas al programa Tenerife Isla Solidaria».

Empoderar.

Un aspecto a destacar de las ayudas es que, en palabras de Gugliotta, «permiten empoderar a los colectivos para que la escasez de recursos no suponga un impedimento a la hora de sacar adelante sus proyectos, siempre beneficiosos para la ciudadanía». Se busca impulsar «la reconstrucción social» desde el desarrollo comunitario y convertir a la institución pública en la vía para que los colectivos puedan sacar adelante sus proyectos.

Participación.

La línea 1 está planteada y diseñada para fomentar la participación ciudadana y el desarrollo comunitario. A ella se destinan 90.000 euros que se reparten entre 23 proyectos de 17 colectivos diferentes de la Isla.

Diversidad.

Con respecto a la línea 2, la que busca fomentar la diversidad Lgbtiq+, se han concedido 125.000 euros a repartir entre los cinco proyectos presentados por tres entidades distintas. Este es un ámbito en el que el Cabildo ha mostrado una especial sensibilidad los últimos años y supone una apuesta decidida en las líneas de apoyo, tanto económico como en campañas institucionales de concienciación.

Pueblo gitano.

Dentro de la línea 3, la que se centra en el fortalecimiento del tejido asociativo y la inclusión social del pueblo gitano, se conceden 50.000 euros para seis proyectos de tres colectivos. Entre los hitos del pasado año respecto a este grupo social hay que destacar la creación de la Mesa del Pueblo Gitano y el encargo de un estudio para establecer el diagnóstico sobre su realidad insular y las posibles líneas de actuación a acometer.

Personas migrantes.

Atendiendo al fomento de la interculturalidad e inclusión social de las personas migrantes, el contenido fundamental de la denominada línea 4, se han concedido 210.000 euros que se reparten en 25 proyectos de 20 asociaciones.

Voluntariado.

A la línea 5, cuyo objetivo es el impulso de proyectos de voluntariado en la Isla, se establecen 100.000 euros para 24 propuestas de 24 entidades. El programa que las aglutina, Tenerife Isla Solidaria, reúne ya a 361

Gastos corrientes.

La línea 6 contempla una inversión de 75.000 euros destinados al apoyo económico en los gastos corrientes de 52 entidades sociales. Centra su objetivo en contribuir al pago de los suministros de agua, electricidad, gas y combustibles, así como de comunicaciones como teléfono, internet, correo o mensajería. También para la compra de material fungible de oficina; el abono de seguros; el pago de arrendamientos, como el alquiler o la comunidad de las sedes. Otra parte se inyecta para que puedan ponerse al día en el pago de impuestos y tasas municipales, los gastos de asesoría e, incluso, las auditorías externas.

Compartir el artículo

stats