Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un nuevo equipamiento

La mayor inversión municipal en San Miguel de Abona

El Ayuntamiento invierte más de 10,2 millones de euros de fondos propios para proyectar y construir un gran complejo deportivo en Llano del Camello

La mayor inversión municipal El Día

El 75% de la población de San Miguel de Abona (unas 22.000 personas) se concentra en la zona costera del municipio. Es una de las áreas de la comarca que mayor crecimiento demográfico y urbanístico experimenta desde hace dos décadas. En ese marco, sobresale Llano del Camello, que se planifica y comienza a construir con la llegada de este siglo. Es el núcleo más poblado del municipio.

Llano del Camello es la localidad más joven de San Miguel de Abona. Su desarrollo urbanístico comenzó a planificarse en los últimos años del siglo XX y hoy es el núcleo sanmiguelero más poblado. El censo refleja que ya son unos 5.000 habitantes, muy por encima del resto. Su emplazamiento geográfico, a unos cientos de metros del enlace de Las Chafiras con la autopista del Sur, colindante con el referido Polígono comercial y próximo a los más importantes centros educativos del municipio, este núcleo requiere de dotaciones básicas y de equipamiento público.

La piscina cubierta.

El grupo de gobierno que lidera Arturo González vuelve a elegir este enclave para crear una de las mayores apuestas del mandato y, porque así lo afirma, «la mayor inversión con fondos propios que ha hecho este Ayuntamiento en su historia». Se trata de «un gran complejo deportivo» cuya construcción requerirá de 10.268.820 euros que aporta el Consistorio del Remanente de Tesorería, donde la Corporación local tiene más de 20 millones de euros. El alcalde aprovecha para volver a pronunciar lo que, no por parecer un soniquete, deja de ser una realidad: «El aparato burocrático-administrativo y la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas no te permiten hacer las inversiones que necesita el municipio y/o que tengas previstas, por mucho que te empeñes en ello».

La cancha cubierta multiusos

Hablar de tiempo para que el proyecto del gran complejo deportivo sea una realidad le devuelve a la misma situación: «Con eso que te he dicho, es fácil comprender que para empezar cualquier obra transcurre un año, como mínimo, desde que comienzan con los trámites». En este caso, la convocatoria de la licitación está próxima, aclara el regidor de San Miguel de Abona.

Arturo González destaca la piscina como el elemento que más demanda la población local

Los datos.

El gran complejo deportivo de Llano del Camello se levantará en un solar de de 14.795 metros cuadrados, que se encuentra en el margen norte del Parque Canino y lindando con las calles Tomás Cruz y Mencey Adeje. La superficie construida atribuible al recinto será 7.452 metros cuadrados y estarán distribuidos en tres plantas.

Las fases.

El edificio que albergará la piscina, vestuarios, administración, servicios e instalaciones de todo el complejo, una sala polivalente, cafetería y el acceso principal, incluyendo la comunicación entre las calles, conformará la primera fase.

La segunda se corresponderá con el edificio del Pabellón cubierto con una multicancha para la práctica de balonmano, baloncesto, voleibol y fútbol sala. También estará dotado de gradas, almacén, aseos y vestuarios.

Espera que la primera fase, con seis millones de euros de inversión, sea una realidad en solo año y medio

La urbanización exterior de las edificaciones, así como la pista de atletismo y la zona de aparcamientos constituirá la tercera fase, siendo la última la del edificio de acrobacias, vestuarios y un almacén asociado.

El inicio.

El alcalde expone que la primera inversión será de seis millones de euros y se empleará en acometer la primera y tercera fase (piscina y urbanización exterior), reservando las dos restantes para ejecutarlas una vez concluidas las primeras.

«San Miguel no tiene playa y siempre ha luchado por una piscina. Hubo un intento de construir una en el municipio a principios de este siglo, pero no había presupuesto y llegó la crisis. Es todo caso, se explica mejor una piscina en la zona costera que en el casco», explica Arturo González. Con un censo de 22.000 habitantes, el alcalde sostiene que el 75% de la población del municipio reside en la zona costera del municipio.

El alcalde espera que tanto la construcción de la piscina como la urbanización externa del complejo sean una realidad al cabo de año y medio. Su optimismo le lleva a pronosticar que «el Presupuesto Municipal del próximo año incluya el resto de las partidas que se necesitan para llevar a cabo el resto de la obra.

La preocupación de Arturo González no es tanto proyectar, licitar y construir como «el coste de mantenimiento de las infraestructuras públicas». En el caso de este complejo, alude a la piscina como un equipamiento que requiere una inversión notable y permanente para sostener su calidad. El propósito del gobierno municipal es propiciar los mecanismos para la autofinanciación del complejo deportivo de Llano del Camello, lo que implica la necesidad de establecer el pago de cuotas para los usuarios.

Compartir el artículo

stats