Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

adeje

El alquiler vacacional pide entrar en la estrategia turística canaria

Ante la creciente demanda, el sector apuesta por unirse en todo el mundo durante el I Congreso Internacional celebrado en el Sur

Imagen oficial del acto inaugural del congreso celebrado en Adeje. E. D.

El I Congreso Internacional de la Vivienda Vacacional celebrado en Adeje sentó las bases para una estrecha colaboración internacional y abogó por incluir a un sector cada vez más importante para el turismo isleño en la estrategia de Canarias. El objetivo es «proteger un sector vital para un desarrollo turístico global sostenible», para atender «una demanda cada vez más creciente». En esa línea, la Asociación Canaria de Alquiler Vacacional (Ascav) establece que las legislaciones y regulaciones futuras de la normativa de la Unión Europea de alquileres de corta temporada han de homogeneizar la actividad en todos los países miembros. Las mismas deben alinearse con las normativas de las distintas administraciones, desde las europeas a las locales. Este sistema debe ser vinculante a todos los países miembros.

Son las principales conclusiones del congreso celebrado en Adeje que la Ascav resume en un decálogo. Entre ellas está que el modelo de la vivienda vacacional «juega un papel fundamental en la recuperación de los destinos». Por ello, «debe incorporarse a la planificación, gestión y promoción de los destinos turísticos modernos». En línea con la relevancia que alcanza la actividad, el congreso sirvió para demandar de «los gobiernos e instituciones» que «reconozcan a las asociaciones locales y regionales de viviendas vacacionales como único s interlocutores válidos, con el fin de que todas las normativas y regulaciones sean consensuadas y conciliadas». En el encuentro, el sector se comprometió a «dar una respuesta efectiva a las exigencias de calidad y excelencia e ir en sintonía con las marcas de cada destino».

Las conclusiones del Congreso celebrado en Adeje se difundieron en más de 80 países. Ante ellos, el sector adquirió la responsabilidad de «crear sinergias y colaboraciones con el resto de sectores –primario, de ocio, comercio, restauración, etc.– para promover la máxima permeabilidad económica al resto de actores en los destinos». El alquiler turístico se comprometió a promover la sostenibilidad, accesibilidad y permeabilidad económico-social, así como a «establecer un observatorio de la vivienda vacacional, en colaboración con diferentes universidades a nivel mundial, para una mejor trazabilidad global».

El decálogo surgido del congreso internacional también establece que el sector turístico no debe caer en una excesiva dependencia de los grandes intermediarios tecnológicos, que es preciso impedir que grandes corporaciones y tenedores de viviendas operen con las normativas de pequeños propietarios privados de viviendas vacacionales y que las legislaciones y regulaciones futuras de la normativa de la Unión Europea de alquileres de corta temporada han de homogeneizar la actividad en todos países miembros.

El I Congreso Internacional de la Vivienda Vacacional reunió a la máxima representación institucional canaria, la Organización Mundial del Turismo, la organización Mundial World Tourism Network, Cámaras de Turismo de Costa Rica y Guatemala, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el Instituto de Turismo Responsable, universidades nacionales e internacionales o representantes del sector de Ibiza, Galicia y Valencia. La presidenta de la Ascav, Doris Borrego, agradeció la alta participación y el apoyo de las administraciones públicas.

Compartir el artículo

stats