Suscríbete

Caso Abierto - eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fiscalía pide 15 años de cárcel para un hombre por violar a su sobrina en Icod

La víctima, que sufre una discapacidad física, psíquica y sensorial, quedó embarazada a raíz de la agresión sexual | El juicio se celebra el próximo lunes en la Audiencia

Palacio de Justicia de Santa Cruz de Tenerife. E. D.

La Fiscalía solicita 15 años de prisión para el hombre que presuntamente cometió una agresión sexual sobre su sobrina, que entonces era menor de edad, y la dejó embarazada en el municipio de Icod de los Vinos. El juicio por este asunto está previsto que se celebre el próximo lunes en la Sección V de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife.

Los hechos ocurrieron en dos ocasiones en una vivienda en la que, de forma temporal, ambos residían. En el escrito de calificación del Ministerio Público se explica que el individuo, «llevado por un ánimo libidinoso y sin importarle para satisfacerlo atentar contra la indemnidad sexual ajena, prevaliéndose de su condición de tío materno» cometió la violación.

En ambos casos, la agresión sexual se produjo en horario nocturno, entre las 22:00 y las 23:00 horas. El hoy acusado se dirigió al dormitorio de la adolescente cuando esta se hallaba durmiendo. Tras agarrarla fuerte por las muñecas, el individuo colocó su cuerpo sobre el de la menor, logró inmovilizarla y después la penetró vaginalmente. Como consecuencia de tal violación, la afectada quedó embarazada, según la instrucción.

En base a la documentación incluida en el proceso judicial, la víctima tiene reconocida, a nivel administrativo, una discapacidad física, psíquica y sensorial del 50 por ciento. La adolescente posee un coeficiente intelectual normal, pero una inteligencia límite. Además, a consecuencia de los hechos, presenta afección emocional y pensamientos intrusivos.

Los hechos fueron denunciados en un puesto principal de la Guardia Civil del Sur de Tenerife en enero del año siguiente. Y el día después se confirmó que la afectada estaba embarazada.

La detención del mencionado individuo se produjo el 6 de febrero y, tras pasar a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción que se hallaba en funciones de Guardia en Icod de los Vinos, ingresó en prisión provisional. Dicha situación personal no fue ratificada y, a partir de un determinado momento, el acusado quedó en libertad provisional, pero con la obligación de comparecer en el Juzgado cada 15 días. Tiene prohibido aproximarse a menos de 500 metros de donde se encuentre la víctima, así como comunicarse con la misma por cualquier medio.

Los hechos son constitutivos de un delito de violación previsto en los artículos 178 y 179 del Código Penal. En el implicado no concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

El fiscal solicita para el hombre una condena de 15 años de cárcel, a los que hay que restar el tiempo que ha permanecido privado de libertad por el mencionado delito. Además, el Ministerio Público reclama que no se pueda acercar a menos de medio kilómetro de la víctima ni ponerse en contacto con la joven durante diez años después de la pena de prisión.

La Fiscalía también pide que en la sentencia se le impida desarrollar actividades docentes o recreativas en que participen menores de edad y que se lo obligue a tomar parte en programas formativos de educación sexual.

En cuanto a la responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar a la familia de la víctima con 1.045 euros (por el tratamiento para interrumpir el embarazo) y compensar a la perjudicada con otros 10.000 euros más por los daños morales causados.

Compartir el artículo

stats