El incendio desatado este jueves por la noche en el vertedero de Zaldibar (Vizcaya), derrumbado desde el pasado 6 de febrero, ha sido sofocado, aunque un retén de vigilancia permanece en el lugar de forma preventiva, según ha informado el Gobierno vasco.

Tras reavivarse el fuego este jueves, los bomberos han llegado este viernes por la mañana a las llamas. Los equipos de extinción barajaban la posibilidad de nuevos incendios espontáneos y por eso dotaciones vigilaban la zona del derrumbe de la escombrera.

Durante la mañana del viernes y debido al nuevo incendio, el Gobierno vasco ha decidido reactivar las medidas preventivas de no ventilar las casas y de no hacer deporte al aire libre en el barrio de San Lorenzo de Ermua (Vizcaya), el más próximo al derrumbe del vertedero de Zaldibar.

Así se ve el nuevo foco de fuego en el vertedero de Zaldibar

Así se ve el nuevo foco de fuego en el vertedero de Zaldibar. Agencia ATLAS / EFE