Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cumbre hispano-germano

Un estudiante de 15 años, el falso reportero que logró colarse en la cumbre hispano-alemana

Santiago Vilas, alumno de Bachillerato en el Eusebio da Guarda, ya entrevistó a Teresa Ribera

Santiago Vilas, frente al colegio Eusebio da Guarda con su acreditación para la cumbre. Víctor Echave

“Cuando vi que se acercaba la cumbre hispano-alemana, dije: voy a intentar conseguir una acreditación”, recuerda el coruñés Santiago Vilas. La frase la podrían firmar muchos periodistas, pues el encuentro internacional que acogió A Coruña este miércoles sumó 69 medios y más de un centenar de profesionales. Pero difícilmente alguno más joven: Vilas cumple en los próximos días 16 años y estudia primero en Bachillerato en el instituto Eusebio da Guarda. Fue a la cumbre como reportero de su cuenta en la red social Instagram, Canal 7 Noticias, donde realiza entrevistas e informativos.

El origen de la carrera proto-periodística de Vilas se remonta a primero de la ESO, cuando, inspirado por el interés que le suscitaban los telediarios, empezó a realizar sus primeros trabajos. “Fui mejorando”, explica, y ahora sube cada mes a su canal dos o tres informativos en los que resume la actualidad de la semana. Aun así, admite que su “público no es muy grande” y que cuando envió un correo a la Moncloa para poder cubrir la cumbre fue “sin esperanza alguna” de que le fueran a contestar.

Quizá lo que le consiguió la entrada fue que en el mensaje mencionó el que ha sido su mayor logro periodístico (hasta el momento): una entrevista con la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. La realizó el mismo día en el que empezaba cuarto de la ESO. “Tiré de dos herramientas básicas en el periodismo, las fuentes y los contactos”, explica, aunque, siguiendo las normas del oficio, las mantiene en secreto. El joven reportero dejó huella: “La saludé en la cumbre y se acordaba”.

Vilas acudió a Palexco, sede del encuentro que reunió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al canciller alemán, Olaf Scholz, y a una quincena de ministros de ambos gobiernos un poco más tarde que el resto de reporteros, después de ir al instituto. Luego se perdió la presentación de honores militares y las protestas en la Marina y ante Palexco: le dijeron que “solo podían acceder determinados medios”. Pero pasó la tarde en el recinto, dedicándose a preparar el vídeo con el que cubrió el evento y a “cotillear el ambiente”.

Vio a los corresponsales más conocidos y su “compañerismo”, lo que le sirvió para ratificar que se quiere “dedicar al periodismo”, explica. Aunque no todo es miel sobre hojuelas, como pudo comprobar en la rueda de prensa tras los discursos de Sánchez y Scholz y la firma de acuerdos internacionales: “Es una pena que las preguntas estuviesen acotadas, fuesen solo cuatro y estuviesen pactadas entre los miembros de la prensa”.

El reportero Santiago Vilas en la cumbre hispano-alemana de esta semana. L. O. C.

“Estuvieron a punto de dispararme”

Cuando Vilas llegó al lugar de la cumbre hispano-alemana le dijeron que había llegado tarde y tuvo que explicarse ante la policía. “Al llegar a la zona de prensa dijeron, medio en broma y medio en serio, que estuvieron a punto de dispararme porque al ir allí pasé por donde no había que pasar”, recuerda entre risas. Queda como su primera peripecia en un encuentro de alcance internacional.

Además de realizar los informativos, Vilas cubre los actos que se realizan en su instituto, y ha entrevistado a autoridades que acuden a ellos como el concejal de Educación o el delegado de la Xunta. Pero lo que más le motiva es la política nacional e internacional. “Me genera curiosidad, en primer lugar, la geopolítica, las relaciones entre países, que intento entender para poder explicarlas a mi público. Pero no sabría elegir si ser corresponsal en el Congreso de los Diputados o en Bruselas”.

Además, con su compañera Beatriz Neira, es embajador de la Escuela Europea y realiza actos y vídeos para promocionar los valores comunitarios. “Este año participamos en un concurso de InGalicia y ganamos un viaje a Madrid por un vídeo que hicimos de los fondos europeos en la costa coruñesa: el dragado de la ría de O Burgo y el puerto exterior de A Coruña”, explica.

Compartir el artículo

stats