Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paso de los vientos alisios por África devuelve el calor sofocante a Canarias

Las cumbres de Gran Canaria alcanzan los 40 grados y se sitúan como el punto más caluroso de las Islas | Las temperaturas bajarán en el Archipiélago a partir del jueves

Un hombre pasea bajo el sol de mediodía en la céntrica calle Castillo, en Santa Cruz de Tenerife. Andrés Gutiérrez Taberne

El anticiclón de las Azores ha experimentado uno de sus habituales giros veraniegos cambiando la trayectoria de los vientos alisios e introduciendo, de nuevo, el calor sofocante a Canarias. Con este cambio de dirección, el alisio se ha introducido en África y en lugar de arrastrar solo el frío del mar, también transporta el calor y el polvo en suspensión del continente en su camino a Canarias. 

De ahí que, desde ayer y hasta mañana, el Archipiélago esté sufriendo un nuevo episodio de altas temperaturas para el que ha sido necesario activar los avisos amarillos en todas las Islas y naranjas en el sur y cumbres de Gran Canaria. La previsión es que los termómetros marquen más de 34 y 38 grados, pero la realidad es que ayer, la cumbre y el sur de Gran Canaria ha rozado los 40 grados. 

El que está padeciendo el Archipiélago es un episodio caluroso, seco y cargado de calima. De hecho, «no habrá humedad suficiente, como para que se forme la capa límite superficial», explica Víctor Quintero, director de la Aemet en Santa Cruz de Tenerife. Por lo tanto, en toda Canarias se abrirán amplios claros y brillará el sol durante estos días. Con respecto al polvo en suspensión, se depositará en las capas altas de la atmósfera, como es habitual en el periodo estival.

Este episodio no tiene visos de convertirse en una nueva ola de calor, pues no cumple los requisitos para ello. Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), para que un episodio de altas temperaturas sea considerado como ola de calor debe provocar temperaturas por encima de lo normal durante 3 días seguidos y al menos en el 10% de las estaciones meteorológicas, lo que supone que suceda en varias islas a la vez. 

La masa de aire cálido es también seca, por lo que predominarán los cielos poco nubosos y soleados

decoration

Según los datos recabados por la Aemet, las temperaturas más altas de la jornada se registraron en las cumbres y el sur de Gran Canaria entre las 13:20 y las 13:50. La estación ubicada en el municipio de Agüimes registró ayer 39,5 grados, mientras que en San Bartolomé de Tirajana se alcanzaron los 39,3 grados. En Tenerife, el punto más caluroso fue la propia capital. Santa Cruz de Tenerife registró a las 15:10 horas 36 grados, la temperatura máxima en la isla. Tres grados más que en el segundo punto más caluroso en la isla, Arico, cuyos termómetros se elevaron hasta los 32,9 grados. 

Hoy el calor mantendrá su apogeo en Canarias. Según las previsiones de la Aemet, en Gran Canaria se superarán los 38 grados en Santa Lucía de Tirajana y los 34 grados en Mogán y Agüimes. El día será menos caluroso en la zona norte, donde se prevé que las temperaturas oscilen entre los 24 y los 26 grados. La isla mantendrá, por ello, los avisos amarillo y naranja por altas temperaturas. 

En Tenerife, hará más calor en el sur. Desde Guía de Isora hasta Güimar los termómetros marcarán entre 29 y 31 grados. Lanzarote y Fuerteventura también superarán los 30 grados, especialmente en su vertiente sur; y las islas verdes se mantendrán por debajo. 

A partir de este jueves el calor remitirá para regresar a los valores normales para el mes agosto. Pero como si de una montaña rusa se tratara, las altas temperaturas volverán a hacer acto de presencia el fin de semana. «Después tendremos una semana tranquila, en la que el calor irá a menos», explica Quintero. Sin embargo, y a tenor de las previsiones climatológicas de agosto - que establecen que el mes será más cálido de lo habitual-, «es posible que se produzcan nuevos episodios de altas temperaturas», o incluso, nuevas olas de calor. 

Compartir el artículo

stats