Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El servicio de limpieza del hospital de La Candelaria se pone en huelga

La plantilla protesta por los recortes de personal y las supuestas «irregularidades» que ha cometido la empresa adjudicataria

Basura acumulada en el interior del Hospital Universitario de Nuestra Señora de la Candelaria

Bolsas de basura amontonadas en uno de los pasillos del Hospital de La Candelaria El Día

Para ver este vídeo suscríbete a eldia.es o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Bolsas de basura amontonadas en uno de los pasillos del Hospital de La Candelaria Verónica Pavés

El servicio de limpieza del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria se irá en peso a la huelga desde que culmine la Semana Santa. A partir del 18 de abril la plantilla estará en huelga indefinida que complementará con la celebración de manifestaciones –a las que calculan que acudirán unas 200 personas– durante 10 días hasta el 29 del mismo mes. La manifestación se desarrollará en la vía interna del recinto hospitalario, desde la entrada hasta finalizar en la salida de Traumatología. 

Los recortes de personal y las supuestas «irregularidades» que ha cometido la empresa adjudicataria, Samyl, son las que han llevado a la plantilla a tomar medidas drásticas para hacerse oír. 

La plantilla del servicio de limpieza ha sufrido, en poco más de cinco meses, una reducción del 21%, lo que corresponde a unos 50 trabajadores. «Hemos pasado de ser más de 230 a tan solo contar con 180 trabajadores», explica Isaac Gutiérrez, el presidente del Comité de Empresa de los trabajadores de la limpieza. Los recortes comenzaron el 1 de noviembre de 2021, «tan pronto como la empresa Samyl logra la concesión del contrato de limpieza de La Candelaria», como señala Gutiérrez. 

La plantilla ha sufrido un recorte del 21% en menos de cinco meses

decoration

Desde el cambio de subcontrata, la limpieza del Hospital de La Candelaria ha ido empeorando progresivamente. «En muchos casos nos dicen que nos centremos en limpiar por encima y recoger la basura», reseña el portavoz de los trabajadores, que insiste que el servicio a los pacientes y sus acompañantes se ha visto muy mermada en los últimos meses. «Dicha falta de personal conlleva a una sobrecarga de trabajo inasumible», insisten los trabajadores. 

Pero los recortes solo son una de las tantas «irregularidades» que, según los trabajadores, está cometiendo esta empresa. «En síntesis se traducen en incumplimientos del Pliego de condiciones técnicas y administrativas que rigen el citado servicio, así como incumplimientos de lo pactado en el Convenio Colectivo vigente», explica el Comité de Empresa un comunicado que cuenta con el respaldo de Comisiones Obreras, Intersindical Canaria y UGT. «Aunque no lo ponga de forma implícita, en el pliego de condiciones se habla de que el servicio de limpieza debe realizar sus labores de manera diaria, y eso se está incumpliendo», destaca Isaac Gutiérrez. 

El centro hospitalario, por su parte, ha mostrado su voluntad de velar «en todo momento por el cumplimiento de las condiciones del pliego de prescripciones técnicas a la empresa adjudicataria», Samyl. 

Compartir el artículo

stats